Tribunal contencioso administrativo del huila



Descargar 35.29 Kb.
Fecha de conversión21.12.2018
Tamaño35.29 Kb.

REPÚBLICA DE COLOMBIA

Rama Judicial

TRIBUNAL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL HUILA

Sala Cuarta de Decisión

M.P. Ramiro Aponte Pino
Neiva, veintiocho de enero de dos mil once.

ACCIÓN: TUTELA

ACCIONANTE: ELIECER PEREZ

ACCIONADO: DIRECCIÓN SANIDAD DE LA POLICIA SECCIONAL HUILA Y OTRO

PROVIDENCIA: SENTENCIA

RADICACIÓN: 41 001 23 31 000 2011-000018 00

ACTA: 05
Procede la Sala a emitir pronunciamiento de fondo en la acción Constitucional del rubro.
I.- ANTECEDENTES.
1.- La petición de amparo.
ELIECER PEREZ promueve la acción constitucional de tutela contra la DIRECCIÓN SANIDAD DE LA POLICIA DEL HUILA y el COMANDANTE DE LA POLICIA DEL DEPARTAMENTO DEL HUILA, en procura de obtener la protección de los derechos fundamentales a la “seguridad social, a los principios de la ley 100 sobre seguridad social, a la salud por conexidad al derecho a la vida, y a la vida digna de la persona de la tercera edad”; que en su sentir se encuentran amenazados porque le han negado el suministro de los medicamentos “ASA 200 MG, CLOPIDROGEL 75 MG VIA ORAL, ENLAPRIL 20 MG VIA ORAL, CILOSTAZOL 100 MG VIA ORAL y LOVASTATINA 40 MG VIA ORAL; y no le han autorizado la cita por consulta externa con el especialista en cardiología y cirugía vascular periférica.
2.- Fundamentación fáctico - legal.
Refiere que tiene 83 años, es pensionado de la Policía Nacional y padece de insuficiencia cardiaca y de obstrucción de las arterias de los miembros inferiores.
El 8 de enero hogaño acudió a la Policlínica de la institución, y a pesar de que padecía un fuerte dolor en el pecho y en las piernas, fue atendido de mala gana por una médica, quien se negó a hospitalizarlo, argumentando que se trataba de una simple “virosis”.
Como el dolor se intensificó, al día siguiente retornó al centro hospitalario, luego de examinarlo otro profesional lo remitió de urgencia al Hospital Universitario, donde pudieron corroborar que había padecido un infarto. Luego de practicarle un cateterismo coronario y una angiodisplasia con implante de steps, fue dado de alta (casi una semana después) con “recomendaciones y signos de alarma”.
La entidad accionada le ha negado el suministro de los medicamentos requeridos para mitigar su dolencia, y en razón a que no se encuentran incluidos en el POS, debe agotar un largo trámite administrativo, el cual es incompatible con su deteriorado estado de salud.
Finalmente, refiere que deriva su sustento de manera exclusiva de la suma que recibe por concepto de pensión, por lo tanto, no puede sufragar los gastos para atender el tratamiento.
3.- La pretensión.

En concreto, solicita:


PRIMERO.- Que se suministre de manera inmediata en cantidad y calidad formulada mes por mes sin interrupción ni delación alguna, los siguientes medicamentos hasta tanto el medico tratante prescriba lo contrario, así:
“ASA 200MG

CLOPIDROGEL 75 MG VIA ORAL

ENLAPRIL 20 MG VIA ORAL

CILOSTAZOL 100 MG VIA ORAL



LOVASTATINA 40 MG VIA ORAL
SEGUNDO.- Que se me ordene la CITA DE CONTROL POR CONSILTA EXTERNA CON CARDIOLOGIA y la CIRUGIA VASCULAR PERIFERICA.
TERCERO.- Que debido a los diferentes inconvenientes que han existido para el tratamiento de mis enfermedades, los demandados en las calidades dichas de la Entidad POLICIA HUILA me ofrezcan el TRATAMIENTO INTEGRAL que en adelante requiera”
Como medida provisional depreca el suministro inmediato de los referidos medicamentos.
4.- La prueba.
Con la petición de amparo anexó copia de los siguientes documentos:
-Copia del documento de identidad (f. 10 y 11).
-Hoja de remisión calendada del 9 de enero de 2011, suscrita por el medico cirujano Jorge Alberto Polania (f. 12).
-Resultado del examen ecografía doppler arterial de miembros inferiores, practicado el 11 de enero de 2011 (f. 13).
-Hojas de evolución y ordenes medica de la Clínica Medilaser de esta ciudad (f. 14 y ss.).
-Hoja de epicrisis/contrareferencia, del Hospital Universitario de Neiva (f. 17-18).
-Formato de solicitud y justificación del uso de medicamentos del 14 de enero hogaño (f. 19 y ss).
-Resultado de la ecografía renal y vías urinarias practicado el 12 de enero de 2011 (f. 22).
5.- El trámite.
Mediante auto de 17 de enero de 2011 se admitió el recurso extraordinario y como medida provisional se ordenó la entrega inmediata de los medicamentos ASA 200 MG, CLOPIDROGEL 75 MG VIA ORAL, ENLAPRIL 20 MG VIA ORAL, CILOSTAZOL 100 MG VIA ORAL y LOVASTATINA 40 MG VIA ORAL.
La medida se comunicó mediante oficios 94 y 95 de la misma fecha (f. 25 y ss).
6.- El traslado de la petición de amparo.
El Jefe de la Seccional Sanidad del Huila solicita denegar el amparo, argumentando que los medicamentos prescritos se le entregaron al accionante el 18 de enero de 2011, por lo tanto se ha configurado el hecho superado.
Resalta que cuando se formule un medicamento no POS es necesario solicitar la autorización ante el Comité para la Vigilancia Farmacológica en el Subsistema de Salud de la Policía Nacional, trámite que omitió el actor, quien se limitó a interponer la acción de tutela.
Luego de reseñar el marco normativo que regula el funcionamiento del referido comité y de analizar la naturaleza jurídica de la dependencia que regenta, estima que su actuación se circunscribió dentro de las normas que regulan la prestación de los servicios de salud de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional.
En lo tocante con el perjuicio irremediable, considera que dentro del plenario no obra prueba de su existencia.
II.- CONSIDERACIONES.
1.- El problema jurídico.
Se contrae a establecer sí la Dirección Regional de Sanidad de la Policía Nacional ha vulnerado los derechos fundamentales invocados, al negar el suministro de los medicamentos ASA 200 MG, CLOPIDROGEL 75 MG VIA ORAL, ENLAPRIL 20 MG VIA ORAL, CILOSTAZOL 100 MG VIA ORAL y LOVASTATINA 40 MG VIA ORAL”; y al omitir la asignación de la cita con el especialista en cardiología y cirugía vascular periférica.
2.- Lo probado.
De acuerdo con el acopio probatorio, se encuentra acreditado lo siguiente:
a.- Eliecer Pérez tiene 83 años y ostenta la calidad de agente retirado de la Policía Nacional (f. 10 y 11).
b.- El 9 de enero del presente año fue atendido en la clínica La Inmaculada por el médico cirujano Jorge Alberto Polania, quien ordenó su remisión al servicio de medicina interna del Hospital Universitario de esta ciudad, donde le practicaron una ecografía doppler arterial de miembros inferiores (f. 12 y ss.).
c.- En la hoja de epicrisis/contrareferencia se consignó el siguiente diagnóstico:
“1. INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO-SEST

2. ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFERICA

3. HIPERTENSION ARTERIAL

4. DM2


5. ESTABQUISMO PESADO

6. FA CON RESPUESTA LENTA

7. INSUFICIENCIA CARDIACA” (f. 17 y 18).
El 12 de enero fue valorado por un cirujano cardiovascular y se autorizó su egreso con las siguientes órdenes médicas:
“1. SALIDA CON RECOMENDACIONES Y SIGNOS DE ALARMA.

2. SE DA CITA CONTROL POR CONSULTA EXTERNA CON CARDIOLOGIA Y CIRUGIA VASCULAR PERIFERICA EN 1 MES.

3. ASA 200 MG DIA.

4. CLOPIDROGEL 75 MG VIA ORAL DIA.

5. ENLAPRIL 20 MG VIA ORAL CADA 12 HORAS.

6. CILOSTAZOL 100 MG VIA ORAL CADA 12 HORAS.



7. LOVASTATINA 40 MG VIA ORAL EN LA NOCHE” (f. 18).
d.-Los referidos medicamentos fueron suministrados en su totalidad el 18 de enero del año en curso (f. 50 y ss.).
3.- Análisis de fondo.
a.- Por voluntad del Constituyente de 1.991, la acción de tutela fue concebida como un instrumento que garantiza el libre ejercicio de los derechos constitucionales fundamentales, cuando sean objeto de vulneración o amenaza por parte de las conductas activas o pasivas de la autoridad pública o de particulares - en especiales circunstancias -.
Este mecanismo de defensa sólo procede cuando el afectado no disponga de otro medio de defensa judicial; salvo que se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable. Lo cual, le confiere a esta acción una naturaleza “residual y subsidiaria”, evitando a toda costa el paralelismo procesal.
b.- En el asunto sub-examine, se encuentra acreditado que al señor Eliecer Pérez le detectaron un padecimiento coronario y vascular, el cual, requiere tratamiento farmacológico y el control por cardiología. Sin embargo, dentro del plenario no existe prueba de que la entidad accionada le haya negado el suministro de los medicamentos que le prescribieron el 14 de enero del año en curso, siendo del caso resaltar, que el actor instauró el recurso de amparo tres días después y la institución hizo entrega efectiva de los mismos al día siguiente; en tal virtud, es evidente que frente al tema específico de las referidas medicinas se configura el denominado “hecho superado”.
Tampoco está acreditado que hubieran rehusado concederle el control con cardiología y cirugía vascular periférica. Incluso, éste se sugiere que se realice dentro de un mes, es decir, el próximo 14 de febrero.
Sin embargo, se le advertirá a la Policía Nacional que se sirva garantizarle el tratamiento integral al actor, el cual no se agota con la entrega de medicamentos, sino que requiere exámenes diagnósticos, intervenciones quirúrgicas, prácticas de rehabilitación y todo procedimiento que el médico tratante considere necesario para el restablecimiento de la salud. Máxime, si se trata de una persona de la tercera edad que justifica un tratamiento preferencial.
4.- Decisión.
Por lo expuesto, el Tribunal Contencioso Administrativo del Huila, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la Ley,
F A L L A:
PRIMERO.- Denegar el amparo de los derechos fundamentales a “la salud, en conexidad con el derecho a la vida, y a la vida digna de persona de la tercera edad” del señor ELIECER PEREZ, por encontrarse superado el hecho que dio logar a la alegada vulneración.
Advertir a la Dirección Seccional de Sanidad de la Policía del Departamento del Huila, que se sirva garantizarle el tratamiento integral al actor, el cual no se agota con la entrega de medicamentos, sino que requiere exámenes diagnósticos, intervenciones quirúrgicas, prácticas de rehabilitación y todo procedimiento que el médico tratante considere necesario para el restablecimiento de la salud. Máxime, si se trata de una persona de la tercera edad que justifica un tratamiento preferencial.
SEGUNDO.-Si ésta decisión no es impugnada, remítase el expediente a la H. Corte Constitucional para su eventual revisión.
TERCERO.- Notificar a las partes, de conformidad con lo previsto en el artículo 5o del Decreto 306 de 1.992.

Notifíquese.


RAMIRO APONTE PINO JORGE ALIRIO CORTÉS SOTO

Magistrado Magistrado

-Ausente con permiso-



JORGE AUGUSTO CORREDOR RODRIGUEZ

Magistrado


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal