Sección 1 Las críticas a la “Teoría General” de Keynes y al modelo is-lm



Descargar 83.2 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión05.10.2020
Tamaño83.2 Kb.
  1   2   3

Sección 1

Las críticas a la “Teoría General” de Keynes y al modelo IS-LM

Keynes presentó su Teoría General como un texto que proponía una teoría crítica y alternativa a la neoclásica que a la época dominaba la literatura económica. El afirmaba que la Teoría General aclaraba, entre otras cosas, que era posible proponer un análisis de la economía de mercado en el cual existía una posición permanente de equilibrio con desempleo. Ello implicaba que las fuerzas competitivas de mercado podían no llevar la economía al pleno empleo.

La teoría que a la época dominaba la literatura negaba la posibilidad de una posición permanente de equilibrio con desempleo en presencia de flexibilidad de los salarios y atribuya la existencia de desempleo a su rigidez (véase Pigou, 1933).

La publicación de la Teoría General abrió un amplio debate sobre su contribución.

Según los autores que seguían aceptando la teoría neoclásica, la existencia de desempleo en el análisis propuesto por Keynes era debido a su asunción de salarios monetarios rígidos (véase, Pigou, 1937). En la Teoría General el salario monetario era usado como unidad de medida y en este sentido fue tomado como dato. Sin embargo, Keynes había argumentado en su obra que la flexibilidad de esta variable no necesariamente llevaba la economía hacia el pleno empleo del trabajo porqué sus efectos sobre la demanda efectiva podían ser negativos. Por un lado, Keynes afirmaba, una reducción de los salarios monetarios, reduciendo el ingreso disponible de los trabajadores, implicaba una reducción de la demanda de bienes de consumo. Por otro lado, la reducción de los salarios monetarios podía tener efectos negativos sobre las decisiones de inversión porqué normalmente llevaba a un mayor conflicto social que tendía a producir efectos negativos sobre el “estado de las expectativas a largo plazo” de los productores.

Otros autores, entre otros J.R. Hicks (1937), trataron de presentar el contenido de la Teoría General en términos formales. Sin entrar en la discusión sobre la congruencia entre este modelo, que se conoce como IS-LM, y la postura que Keynes estaba tratando de desarrollar en su obra, acordamos que el modelo IS-LM ha sido el punto de fuerza de la escuela de pensamiento keynesiana de la síntesis, es decir de aquella escuela que ha propuesto una síntesis entre las contribuciones de Keynes y aquellas de la tradición neoclásica y que ha dominado el debate de teoría y política económica desde finales de los años 30 hasta mediado de los años 70.

Gracias a la “trampa de la liquidez”, contenida en el modelo IS-LM, los keynesianos de la síntesis podían confirmar la existencia en su análisis de una posición permanente de equilibrio con desempleo aún cuando los salarios resultaban flexibles (véase Modigliani, 1944). Según estos autores una reducción de los salarios monetarios implicaba (por la teoría del costo lleno) una reducción del nivel general de los precios y un consecuente aumento de la oferta de moneda medida en términos reales. El aumento de la oferta de moneda en términos reales tenía un efecto expansivo sobre el ingreso producido y distribuido y sobre el nivel de empleo de la economía. Sin embargo, si el equilibrio entre la IS y la LM se encontraban en el tramo horizontal de la LM (es decir, donde ocurre la “trampa de la liquidez”), el efecto del aumento de la oferta de moneda en términos reales, generado por la reducción de los salarios monetarios, es nulo y la posición de equilibrio de la economía permanece invariada.

Las posiciones de la escuela keynesiana de la síntesis fueron ellas mismas al centro de varios debates.

En primer lugar, entre la publicación de la obra de Pigou (1941) y aquella de Patinkin (1956) hubo un debate entre los economistas neoclásicos y keynesianos de la síntesis que centraba la atención sobre los “efectos riqueza” para discutir la conclusión keynesiana, basada en el modelo IS-LM, sobre la existencia de una posición permanente de equilibrio con desempleo. Todos los participantes en el debate aceptaron que la trampa de la liquidez vuelve nulo el efecto del aumento de la oferta de moneda en términos reales sobre el nivel de ingreso de la economía. Sin embargo, en una economía con deuda del sector publico positiva, las reducciones de los salarios monetarios y del nivel general de los precios llevan también a un aumento de la riqueza financiera neta del sector privado en términos reales. Los efectos de este ultimo aumento sobre el ingreso de la economía no son integrados en el modelo IS-LM, pero operan en el sistema económico produciendo un aumento del consumo y una reducción del ahorro que mueve la economía hacia un más alto nivel de ingreso y empleo.

La conclusión de este debate entre neoclásicos y keynesianos de la síntesis fue que los neoclásicos tenían razón desde el punto de vista de la teoría. La posición de equilibrio entre la IS y la LM en presencia de trampa de la liquidez no se puede considerar como completa o definitiva. Hasta que no se llega al pleno empleo del trabajo, el aumento de la riqueza financiera neta del sector privado generado por los salarios monetarios flexibles empuja la economía hacia un nivel más alto de ingreso. Integrando los efectos riqueza en el análisis, entonces, la única posición definitiva de equilibrio que los modelos de los keynesianos de la síntesis pueden alcanzar en presencia de salarios monetarios flexibles es aquella de pleno empleo.

La otra conclusión de este debate entre neoclásicos y keynesianos de la síntesis fue que los keynesianos tenían razón desde el punto de vista de la política económica. Los efectos riqueza, se acordó, son lentos en su operar y a través de ellos la economía alcanza una situación de pleno empleo sobre un periodo de tiempo largo. Por esta razón es conveniente usar la política económica para acelerar el proceso que conduce la economía hacia una posición de pleno empleo.

Como se argumentará en las notas que siguen, el modelo IS-LM y las posiciones de los keynesianos de la síntesis generaron otros debates en los años siguientes.

De mediado de los años 50 hasta el inicio de los años 70, es decir de la publicación del ensayo de Milton Friedman sobre la rehabilitación de la teoría cuantitativa de la moneda (1956) hasta la publicación de los dos ensayos del mismo Milton Friedman sobre los análisis del ciclo monetario (1970 y 1971) se encuentra en la literatura un intenso debate entre keynesianos y monetaristas. Los artículos de 1970 y 1971 de Friedman concluyeron el debate teórico. Dos años después, con el shock petrolero de 1973-74, empezaron los cambios en la política económica. A lo largo de los años 70 las políticas monetarias keynesianas fueron gradualmente abandonadas hasta llegar al famoso “experimento monetarista” que empezó en EEUU el 4 de octubre del 1979 (en el Reino Unido a principio de 1980) y que por su fracaso se concluyó en los primeros meses del 1982.

En los años 70 y 80, después el debate entre keynesianos y monetaristas, se desarrolló en la literatura una nueva escuela de pensamiento, conocida como “Nueva Macroeconomía Neoclásica” o “Nueva Economía Clásica”, que acomunaba en su crítica las teorías monetaristas y keynesianas. Mas tarde, en los años 80, a la “Nueva Macroeconomía Neoclásica” se contrapuso la “Nueva Macroeconomía Keynesiana”, que adoptaba una postura parecida a la “Nueva Macroeconomía Neoclásica” centrando al mismo tiempo la atención sobre la existencia de varios elementos de rigidez en el operar de la fuerzas de mercado.

En las secciones que siguen se discutirán algunos aspectos analíticos del modelo IS-LM, se examinaran algunas consecuencias de los efectos riqueza sobre el desarrollo de la literatura keynesiana, se discutirá el desarrollo de la posiciones monetaristas en teoría y política económica y se presentaran algunos elementos relevantes de las teorías propuestas por la “Nueva Macroeconomía Neoclásica” y la “Nueva Macroeconomía Keynesiana”.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal