Representación Arquitectónica como fundamento de investigación proyectual Juan Emilio Sánchez Arteabaro (*) Resumen



Descargar 47.08 Kb.
Página3/10
Fecha de conversión12.08.2020
Tamaño47.08 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Contexto

Se parte de considerar que un Taller de Representación Arquitectónica, reclama de acciones centradas en concebir que el proyecto de Arquitectura ha de contener documentos gráficos y modelísticos (en ocasiones fotográficos y fílmicos), cuya información ha de ser la necesaria para su cabal comprensión.

Dicho objetivo central implica ampliar el estudio y la exploración de los diversos sistemas de representación del objeto arquitectónico, con vistas a concebir el espacio tridimensional, y organizarlo según criterios de eficiencia estructural y expresión formal.

Para alcanzar con eficacia el fin enunciado, la representación arquitectónica implica la destreza necesaria para pasar de una idea o concepto mental e individual a un modo objetivo y análogo de consecutiva realización, que además permita –a futuro- la comunicación entre los diversos actores que intervienen en el proceso de producción de arquitectura (por ejemplo el proyectista, el constructor, el usuario, etc.). Pero también supone el camino inverso: partir del pasado proyectado o construido, y redescubrir e interpretar las decisiones proyectuales que le dieron origen.

Porque representar es re-presentar, presentar de nuevo, hacer evidente determinados conceptos arquitectónicos.

Pero adviértase que representar no es meramente dibujar, sino que se trata de un acto necesario dentro de la cadena de acciones: desde la ideación mental a la elaboración de las instrucciones técnicas que permiten realizar el objeto imaginado, convirtiendo el proyecto en constructo.

Es por tanto, una parte sustantiva del conjunto de tareas propias del proyecto, ya que se lo habrá de abordar como una cultura de la proyectualidad, como un conjunto de acciones y actitudes, de saberes y conocimientos necesarios para proyectar.

El Taller de Representación Arquitectónica –inscripto en la Dimensión Ambiental de la Arquitectura-, reclama de un fuerte compromiso de los ejes epistémicos que hacen a la Comunicación y a la Forma, por cuanto existe un campo temático que vincula la labor del arquitecto con dos cuestiones inherentes al proceso de producción de proyectos:

• el otorgamiento de entidad formal –en tanto determinación de un volumen complejo que establece condiciones de espacialidad interior y relaciones variables adentro/afuera-, y

• los mecanismos de registración de los procesos cognitivos del campo de la imaginación, que el estudiante de Arquitectura debe traducir paulatinamente en instrumentos variados (grafos, diagramas, esquemas, modelos icónicos-escalares, etc.), sea tanto para plasmar las ideaciones, como para comunicar resultados parciales o finales a terceros (otros alumnos, docentes, jurados de concursos, etc.).

Estas dimensiones –respectivamente ligadas a las nociones/procesos de forma y comunicación- tienen diferencias y concurrencias, puesto que tributan de manera concluyente a campos que, como los del dibujo –sea analógico o digital- o la realización de maquetas, cumplen simultáneamente con exigencias de formalización y comunicación, definiendo cualidades de la entidad formal y a la vez transmitiendo simbólica o literalmente esas cualidades siempre en la etapa en que el proyecto como tarea, discurre entre la primera idea mental del proyectista y su acabamiento como instrumento mimético-escalar de un objeto.

Se trata así de trabajar en los conocimientos necesarios para comunicar y pensar mediante el dibujo y demás técnicas gráficas y modelísticas, aportando un instrumento básico e imprescindible, tanto para la vida académica como para el ejercicio profesional, comprendiendo saberes referidos a sistemas, métodos y procedimientos para la representación y prefiguración integral de las distintas escalas del espacio arquitectónico.

Por lo expresado es ineludible la relación biunívoca que se establece entre la labor representacional de la Arquitectura y la investigación que de dicha acción se desprende en torno de lo proyectual.

El propio documento de “Políticas de Investigación” de la Universidad Abierta Interamericana señala que “Investigar en torno de lo proyectual – como dimensión particular de la creatividad específica de la Arquitectura – se impone como forma de relacionar teoría y práctica; …y de otorgar a la investigación unos protocolos de experimentación, considerando el adecuado balanceo entre los componentes artísticos y científico-tecnológicos que caracterizan a la Arquitectura”.

En virtud de ello, esta investigación se halla inscripta en dos campos: “La profundización y esclarecimiento de los modos o vías propias de la actividad proyectual de forma de reconstruir y explicitar sus lógicas, acuerdos y métodos”, así como en “El patrimonio, la memoria y la identidad como aspectos inherentes al fortalecimiento de lo específico local y regional frente a la homogeneización de lo global”.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal