Reglamento de las inspeccion del sacrificio e industrializacion de carne, prodductos y subprodictos avicolas



Descargar 442.91 Kb.
Página51/86
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño442.91 Kb.
1   ...   47   48   49   50   51   52   53   54   ...   86
Artículo 68. Régimen de afluentes:


  1. El agua a utilizar en los establecimientos con excepción de la empleada para los servicios mecánicos y retretes deberá ser potable, libre de organismos o elementos químicos que pue­dan producir en los productos alimenticios contaminaciones o alteraciones de cualquier na­turaleza, que afecten su condición de alimento humano sin ninguna restricción.




  1. Los establecimientos instalarán equipos para la clorinación automática de agua potable cuando así lo establezca la inspección veterinaria. La concentración de cloro residual libre será como mínimo el exigido para el agua potable de consumo humano (Acuerdo Ejecutivo No. 084 del 31 de julio de 1995). El Servicio de Inspección Veterinaria controlará que en situaciones especiales se cubran las necesidades es­pecíficas de cada establecimiento. La empresa suministrará al Servicio de Inspección Veteri­naria de un equipo para la determinación de la concentración de cloro.




  1. Cada sesenta ( 60 ) días como mínimo, el establecimiento deberá realizar un análisis químico y bacterio­lógico que permita apreciar al SENASA, las características del agua en uso respecto a su potabilidad.




  1. El agua potable deberá reunir las condiciones microbiológicas y químicas establecidas en el Acuerdo Ejecutivo No. 084 del 31 de julio de 1995 (La Gaceta 4 de octubre de 1995) y aquellas equivalentes requeridas por los países importadores cuando co­rrespondiera.




  1. Los análisis químicos y microbiológicos se realizarán en los laboratorios oficiales o en aque­llos que el SENASA acredite oficialmente para tal efecto.




  1. Cuando se utilicen agua no potable para los fines autorizados por este Reglamento, los depósitos estarán netamente separados y los circuitos de distribución serán distintos y ejecuta­dos en forma tal que ni aun accidentalmente puedan mezclarse con las potables.




  1. No se permitirá el paso de cañerías de aguas no potable o residuales a través de los ambien­tes de industrialización donde se elaboren o manipulen productos comestibles, cualquiera que sean estos o el tipo de industria que los elabore.




  1. La disponibilidad total de agua de un establecimiento se calculará por la suma de la capaci­dad de los depósitos más la capacidad de suministro horario de la fuente de origen, multipli­cada esta última por el número normal de horas de trabajo. Para el cálculo de estimación pa­ra los establecimientos que elaboran productos avícolas como disponibilidad mínima de agua potable para las necesidades del establecimiento 25 litros por Kg. de produc­to terminado. Esta cifra es básica y será adecuada por el SENASA de acuerdo a las condi­ciones de trabajo.




  1. Las tuberías conductoras de agua potable, no potables y servidas serán identificadas con los colores establecidos en el presente Reglamento.





Compartir con tus amigos:
1   ...   47   48   49   50   51   52   53   54   ...   86


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal