Reglamento de la unidad de sacrificio municipal



Descargar 86.82 Kb.
Página8/15
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño86.82 Kb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15
Artículo 21.- Queda estrictamente prohibida la matanza de ganado hembra que se encuentre en gestación.
Artículo 22.- Durante el proceso de Matanza la sangre de los animales deberá ser recolectada para su tratamiento y aprovechamiento, así como los demás residuos generados.
Artículo 23.- Las aguas residuales que se generan durante el proceso de matanza deberán recibir un tratamiento antes de su disposición final que garantice el cumplimiento de la normatividad ambiental.
CAPITULO IV

De la Inspección Sanitaria en el Interior de la Unidad de Sacrificio.

Artículo 24.- Las funciones de la inspección sanitaria corresponden a la dependencia encargada de la regulación sanitaria de la Secretaría de Salud del Estado, a través del personal sanitario, asignado a la Unidad de Sacrificio Municipal.
Artículo 25.- Para los efectos del presente reglamento se entiende por personal sanitario, el médico Veterinario Zootecnista, asignado a la Unidad de Sacrificio, por la dependencia responsable de Regulación Sanitaria, encargados de la inspección sanitaria veterinaria en el establecimiento.
Artículo 26.- El personal sanitario será el único autorizado para determinar dentro de la Unidad de Sacrificio, si las canales o subproductos de un animal, son aptos para el Consumo Humano, por cumplir con las especificaciones señaladas en las normas técnicas correspondientes.
Artículo 27.- La Administración de la Unidad de Sacrificio se coordinara con el personal sanitario asignado al mismo para la realización de las siguientes funciones:


  1. Vigilar y corregir las prácticas sanitarias y de seguridad del personal del área de proceso;

  2. Vigilar que las instalaciones físicas y sanitarias, el área de proceso y los servicios se encuentren en las condiciones óptimas de operatividad y sanidad para el desarrollo del proceso de matanza.

  3. Vigilar que en el proceso de matanza se cumpla con todas las normas de sanidad aplicables.

  4. Determinar el programa anual para el control de fauna nociva y,

  5. Registrar las actividades sanidades complementarias y de control del proceso.


Articulo 28.- La inspección sanitaria deberá efectuarse al ganado en pie destinado al sacrificio dentro de los corrales de la Unidad de Sacrificio; así como a las canales y subproductos dentro de las instalaciones de la Unidad de Sacrificio, una vez que se hayan sacrificado dichos animales; en todo caso deberán sujetarse a la Ley General de Salud y demás disposiciones reglamentarias en vigor.
Las canales y subproductos de animales sacrificados que fueron autorizadas como aptas para el Consumo Humano serán selladas.
Artículo 29.- Una vez obtenidos los resultados de la inspección sanitaria, la carne y subproductos de los animales se clasificaran en la forma siguiente:


  1. Propias para el Consumo Humano;

  2. Las que deban ser retenidas temporalmente para su análisis de laboratorio; y

  3. Las que deban ser decomisadas parcial o totalmente para su destrucción;


Artículo 30.- Las canales y subproductos de los animales que sean declaradas aptas para el Consumo Humano, deberán sellarse como conforme a lo ordenado por el personal sanitario.
Artículo 31.- El personal Sanitario será el custodio de los sellos y la tinta que se utiliza para marcar la carne, mismos que se usaran bajo su responsabilidad, pudiendo delegar esta función en un ayudante u oficial sanitario.
Artículo 32.- Se consideran como enfermedades trasmisibles al hombre y por tal motivo de decomiso parcial o total, todas aquellas enfermedades que señala la Ley General de Salud, la Ley Estatal de Salud y las diferentes normas y reglamentos vigentes en la materia.
Artículo 33.- El personal sanitario estará obligado a dar aviso a la autoridad sanitaria municipal, estatal y federal, de cualquier enfermedad que ponga en riesgo la Salud Pública o el inventario ganadero.
Artículo 34.- Las Ubres y Aparato reproductivo de hembras en producción o las enfermas deberán ser motivo de decomiso y destrucción, con el objeto de evitar que las secreciones contaminen la carne.
Articulo 35.- Los decomisos parciales o totales serán destruidos, ya sea por medio de incineración, desnaturalización o en su defecto enviados a plantas de rendimiento.
Artículo 36.- La inspección del funcionamiento de los comercios que se dediquen a la venta de carnicol se realizara de conformidad con la reglamentación municipal vigente en la materia.




Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal