Indice general


CAPITULO 2 2.- REVISION DE LA LITERATURA



Descargar 0.55 Mb.
Página6/32
Fecha de conversión11.05.2020
Tamaño0.55 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32
CAPITULO 2


2.- REVISION DE LA LITERATURA.
2.1.- El Constructivismo.L CONSTRUCTIVISMO.
Jean Piaget es considerado como uno de los líderes más relevantes del modelo constructivista, el cual se ha utilizado en las reformas educacionales de los últimos tiempos. Contrariamente a lo que suele creerse, él atribuye una importancia muy grande a la educación y declara abiertamente que: solo la educación puede salvar nuestras sociedades de una posible disolución, violenta o gradual. Adicionalmente asegura que la empresa educativa, es algo por lo que vale la pena luchar confiando en el triunfo final.
La educación constituye pues a su juicio, la primera tarea de todos los pueblos, más allá de las diferencias ideológicas y políticas [4]
Uno de los más notorios líderes del modelo constructivista, la corriente popular de la reforma educacional de nuestros últimos tiempos, es J. Piaget.

J.Piaget [4] contrariamente a lo que suele creerse atribuye una importancia muy grande a la educación y declara abiertamente que: solo la educación puede salvar nuestras sociedades de una posible disolución, violenta o gradual.

Para Piaget, la empresa educativa, es algo por lo que vale la pena luchar confiando en el triunfo final. La educación constituye pues a su juicio, la primera tarea de todos los pueblos, mas allá de las diferencias ideológicas y políticas.

Jean Piaget, no teme explicitar sus opiniones, el enuncia una regla fundamental “la coerción es el peor de los métodos pedagógicos”. Por consiguiente en el tema de la educación, el ejemplo debe desempeñar un papel más importante que la coerción.

Otra regla fundamental y que la propone en varias ocasiones es la importancia de la actividad del alumno.

“Una verdad aprendida no es más que una verdad a medias, mientras que una verdad entera debe ser reconquistada, reconstruida o medianamente redescubierta por el propio alumno” (Piaget, 1950, pág. 35).


Este principio educativo, reposa en este líder del modelo constructivista, Piaget en una realidad sicológica indiscutible, de que “toda la sicología contemporánea nos enseña, que la inteligencia procede de la acciacciónón”..

De ahí ahí, el papel fundamental , que la investigación debe desempeñar en toda estrategia educativa; sin embargo esta investigación no debe ser abstracta, “la acción supone investigaciones previas y la investigación solo tiene sentido si apunta a la acción” (Piaget, 1952, pag.28).

.

Por lo tanto, se supone que una escuela sin coerción, es aquella en que el alumno debe experimentar activamente para reconstruir por si mismo lo que ha de aprender. Esto es en líneas generales el proyecto educativo de Jean . Piaget [4].



.

Sin embargo, “no se aprende a experimentar simplemente viendo experimentar al maestro o dedicándose a ejercicios ya totalmente organizados, sóolo se aprende a experimentar probando uno mismo, trabajando activamente, es decir, en libertad y disponiendo de todo su tiempo” (Piaget, 1949, pág. 39).


Según Antonio Ramírez Toledo, [5], las características esenciales de la acción constructivista son básicamente cuatro:

1.- Se apoya en la estructura conceptual de cada estudiante, parte de las ideas y preconceptos de que el estudiante tiene sobre el tema de clase.

A2.- Anticipa el cambio conceptual que se espera de la construcción activa del nuevo concepto y su repercusión en la estructura mental.

3.- Confronta las ideas y preconceptos afines del tema de enseñanza con el nuevo concepto científico que enseña.

4.- Aplica el nuevo concepto a situaciones concretas y lo relaciona con otros conceptos de la estructura cognitiva con el fin de ampliar su transferencia [5].

Igualmente, Ramírez, [5], enuncia que las condiciones necesarias para potencializar la enseñanza constructivista son:r la

enseñanza constructivista son:

Generar insatisfacciones con los prejuicios y preconceptos, facilitando que los estudiantes se den cuenta de sus incorrecciones.

Que el nuevo concepto empiece a ser claro y distinto del anterior.

Que el nuevo concepto muestre su aplicabilidad a situaciones reales

Que el nuevo concepto genere nuevas preguntas y expectativas.

Que el estudiante observe y comprenda las causas que originaron sus prejuicios y nociones erróneas.

Crear un clima para la libre expresión del estudiante, sin coaccionar y sin temor a equivocarse.

Proporcionar las condiciones para que el estudiante sea participe del proceso de enseñanza-aprendizaje, desde la planeación de la misma, desde la selección de la actividad, desde la consulta de fuentes de información, etc.. [5].


Como una de las características básicas del modelo la corriente constructivista, se considera al maestro o docente, a aquella persona profesional en su campo que es reflexiva y que ejecuta una tarea de mediación entre el conocimiento y el aprendizaje de sus alumnos, al compartir experiencias y saber, en un proceso de negociación o construcción conjunta del conocimiento y brinda una ayuda pedagógica ajustada a la diversidad de necesidades, intereses y situaciones en que se involucran sus alumnos o dirigidos, es decir el rol central del docente es esencialmente orientar y guiar la actividad mental constructiva de sus alumnos, a quienes proporciona soporte pedagógico ajustado a su competencia [6]..
Dadao la relevancia de la función del docente, en este modelo, Díaz- Barriga, [6] como conclusión de su investigación definieron que un profesor constructivista debe reunir las siguientes características:

Es un mediador entre el conocimiento y el aprendizaje del alumno.

Es un profesional reflexivo que piensa críticamente en su práctica, toma decisiones y soluciona problemas pertinentes al contexto de sus clases.

Promueve el aprendizaje significativo, que tenga sentido y que sea funcional para los alumnos.

Preste ayuda pedagógica ajustada a la diversidad de necesidades o intereses y situaciones en que se involucran los alumnos.

Respeta a sus alumnos, sus opiniones aunque no las comparta.

Establece una buena relación interpersonal con los alumnos basada en valores que intenta enseñar: el respeto, la tolerancia, la empatía, la convivencia, etc.

Evita apoderarse de las palabras y convertirse en un simple transmisor de influencias, es decir no caer en la enseñanza verbalista o unidireccional [6]..


Por otra parte, es importante señalar que el proceso de aplicación de estos principios constructivistas a la educación, todavía resulta utópica ya que en las escuelas en todos los niveles aun persisten aquellos maestros rezagados en la enseñanza tradicionalistas que no están dispuestos a cambiar de perspectivas acerca de lo que es la educación y el papel que tiene el alumno en la escuela [5].



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal