Esposa de [don Nicola]. Don nicola


(VICTORIA vase de mala gana, volviendo los ojos hacia la puerta y deteniéndose lo suficiente para ver a PRÓSPERO.)



Descargar 450.32 Kb.
Página21/51
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño450.32 Kb.
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   51
(VICTORIA vase de mala gana, volviendo los ojos hacia la puerta y deteniéndose lo suficiente para ver a PRÓSPERO.)

 









Escena V




 

GRINGO, FONDERO, CURA, MÉDICO, PARROQUIANOS 1.º y 2.º, Colonos, NILDA, PAISANO, COMENSALES 1.º y 2.º, PRÓSPERO y VICTORIA.

 





PRÓSPERO.-    (En traje pueblero aparece nervioso y alegre, saludando a todos los Parroquianos «a piacere» y se acerca por último a la mesa del CURA.)  ¡Salud, señores!... ¡Buenos días!... ¿Qué tal esa escoba? ¿Quién pierde?...

EL CURA.-  Hola, Próspero. Conque te vas, ¿eh?

PRÓSPERO.-  Sí, señor. Ahora mismo. En el tren del Rosario. ¡A hacer patria a otro lado!...

EL CURA.-  No vas mal encaminado, muchacho... No vas mal encaminado... ¡La cuestión es tener juicio ahora!... Da usted, doctor... Ese míster Daples es una buena persona, y si te toma cariño vas a ir muy lejos con él...

PRÓSPERO.-  Efectivamente. El hombre me tiene fe... Pero por algo ha de ser... Si yo no sirviera para nada, no me protegería... ¿Tata no ha venido? Quedamos en vernos aquí... ¡Pobre viejo!... No le hace un chiquito de gracia que yo me vaya... Dice que soy un renegao, que me he vendido a los gringos, que le abandono ahora que está pobre...

EL CURA.-  Preocupaciones de criollo viejo no más...

PRÓSPERO.-  ¡Es natural!...  (Viendo que VICTORIA se asoma tímidamente a la puerta.)  ¡Cómo está usted, señorita VICTORIA!...  (La obliga con el gesto a avanzar.)  ¿Su mamá está buena?

VICTORIA.-   (En voz baja.)  ¿Se va, entonces?

PRÓSPERO.-  No hay más remedio... Le juro que he hecho todo lo posible por quedarme...

VICTORIA.-  ¡No lo ha hecho, no!... Si me quisiera de veras...

PRÓSPERO.-  Eso es lo que usted no sabe... Porque la quiero, y mucho, es que me voy... a trabajar... a hacerme gente... a ganar dinero para merecerla...

VICTORIA.-  Si yo no preciso eso...

PRÓSPERO.-  Pero su padre sí. ¿Piensa que me he olvidado de aquellos insultos?...

VICTORIA.-  ¿Por qué no trabaja aquí?  (Mimosa.)  Ahora usted se va y no se vuelve a acordar de mí... Cuando vea otras muchachas en el Rosario, más lindas y más educadas que esta pobre gringa, me deja no más... me deja...

PRÓSPERO.-   (Transportado.) ¡No, prenda, no! ¡Si vos sos mi vida, lo único que he querido en este mundo!...

VICTORIA.-   (Compungida.)  Es que me voy a quedar muy triste, muy triste... solita... Sin verlo...

PRÓSPERO.-   (Afectado también.)  Te queda el consuelo de saber que nunca te olvidaré...





Escena VI




 




Compartir con tus amigos:
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   51


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal