El valor de las piezas



Descargar 87.61 Kb.
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño87.61 Kb.

EL VALOR DE LAS PIEZAS

En el ajedrez cada pieza tiene un cierto valor de acuerdo a su capacidad de movimiento (tanto al número de casillas que logran dominar como a su respectiva velocidad de desplazamiento de un sector a otro del tablero). Por ejemplo, la torre que puede llegar a ocupar las 64 cuadros del tablero va a valer más que el alfil que sólo domina la mitad. El caballo, aunque es lento en su desplazamiento, tiene la cualidad especial de “brincar” las piezas con lo que su valor será semejante al alfil y así sucesivamente con cada una de las piezas. Con base a todo esto, se puede saber cuándo es favorable, en la mayoría de los casos, cambiar una pieza por otra, así como darnos una idea de quién tiene ventaja (o si existe equilibrio) en el factor material del juego. Es importante señalar que estos valores son relativos (se aplican de manera flexible de acuerdo a la situación concreta de cada posición) excepto el del rey, que tiene un valor absoluto (ya que es una pieza que no se puede capturar). A continuación se muestran los valores de las piezas más aceptados por la mayoría de los expertos:


PEON = 1

CABALLO = 3

ALFIL = 3

TORRE = 5

DAMA = 9

Veamos dos sencillos ejemplos sobre el tema del valor de las piezas en el ajedrez.



En este diagrama, la torre negra y la dama blanca se están atacando mutuamente. Si el turno de juego es del

negro, les favorece capturar la dama rival ya que ésta es más valiosa (9 puntos) que la torre (5 puntos). En cambio, si les corresponde jugar a las blancas, no les conviene capturar la

torre ya que está defendida por el rey y peón negros y perderían material. Por lo tanto, deben retirar la dama de la acción de la torre en su próxima jugada. (Observen que las piezas de menos valor suelen ahuyentar a las de mayor valor).



En este, el turno de juego es del blanco, que ataca con el caballo (3 puntos) a dos piezas enemigas. Puede capturar la torre (5 puntos) o el alfil (3 puntos). Si se captura la torre, sería a su vez capturado por el peón rival. La

conclusión es que en este caso es más conveniente capturar el alfil, que no está defendido. Este tipo de análisis sobre el

valor de las piezas y su posible intercambio (el aspecto material del ajedrez) se debe realizar de forma

continua en cada partida.

SITUACIONES DE EMPATE

En el ajedrez no siempre hay un vencedor, y la partida puede acabar en empate. Veamos las diversas posibilidades de que un juego finalice en tablas.


1) AHOGADO. Cuando un bando, con el turno de mover, no tiene ninguna jugada legal para efectuar (tanto el rey como ninguna de las piezas) se dice que se encuentra "ahogado" y la partida se declara empatada. Es importante señalar que el rey no debe recibir jaque ya que, entonces, sería una posición de mate. En los siguientes diagramas se verán algunas típicas posiciones de ahogado:

Este diagrama contiene cuatro posiciones. En las dos posiciones de arriba el turno de juego es de las negras, y en las dos de abajo es de las

blancas. Al no poder realizar ningún

movimiento (se encuentran ahogados)



las cuatro posiciones son declaradas

empate.

En la parte superior del diagrama el

turno de juego es de las negras. Al no

tener movimiento la partida es

declarada empatada. En la parte

inferior, el rey blanco está sin jugada

posible, por lo que es tablas. Hay que

hacer notar que si el turno de juego es

de las negras podrían efectuar el jaque

mate en una jugada. (colocando la

dama enfrente del rey blanco, casilla e2).





2) JAQUE PERPETUO. Es tablas por

jaque perpetuo cuando un bando

demuestra poder dar una serie

continua de jaques, sin llegar al mate.


3) FALTA DE MATERIAL. Cuando no hay material suficiente para dar jaque mate, la partida es tablas; por ejemplo, en los finales de rey contra rey o rey y pieza menor (alfil o caballo) contra rey.
4) NÚMERO DE JUGADAS. Si después de 50 jugadas no ha habido captura de pieza o movimiento de peón cualquier bando puede reclamar el empate.
5) TRIPLE REPETICIÓN. Si una

posición se repite tres veces, el bando que efectúa la "triple repetición" puede reclamar las tablas.


6) MUTUO ACUERDO. En cualquier

momento los rivales pueden declarar

la partida empatada, si lo consideran

pertinente.







Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal