Curso de Ajedrez


La Dama es, desde el Renacimiento, la pieza más poderosa del juego de ajedrez



Descargar 1.81 Mb.
Página8/24
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño1.81 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   24

La Dama es, desde el Renacimiento, la pieza más poderosa del juego de ajedrez.


Nada se recuerda ya de su pesado andar medieval, cuando sólo podía dar un paso en diagonal, y su rol en el juego era el de secundar al monarca. La Dama del Renacimiento adquirió importancia vital, al compás de los grandes avances de la mujer en la sociedad y su preponderante rol en la escena política y militar, transformándose en la más venerada pieza del juego.



La “Dama del Renacimiento”, tomó para sí tanto los movimientos de la Torre como los del Alfil, pudiendo utilizarlos a su libre albedrío.

Así, una dama en su peor ubicación (cualquier rincón del tablero), observa –considerando un tablero vacío- nada menos que 21 casillas: 7 por la vertical, 7 por su horizontal y las 7 de la diagonal mayor. Ubicándose en el centro, su movilidad lógicamente se incrementa, llegando a 27 casillas bajo observancia.En la posición que refleja el diagrama de la izquierda, la dama dispone de dos maneras diferentes de dar Jaque Mate al Rey negro.

En efecto, el juego se gana tanto por medio de 1. Dh8, que logra atrapar al rey a lo largo de la columna h, y también si jugamos 1. Dg4, obteniendo la configuración del “Beso Traicionero”, en la cual la dama rodea al rey adversario y cuenta con la vital protección de una pieza propia, en este caso su propio rey, que oficia de “guardaespaldas”.





Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal