Cuadernos de ajedrez



Descargar 187.45 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño187.45 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7

Año 1 Febrero 2008 Nro. 2


CUADERNOS DE AJEDREZ

PMQVNT Horacio Sistac RSLWKZ


Aperturas
Defensa Siciliana

Variante del Dragón – Ataque Yugoslavo
Historia
Esta defensa cuenta con análisis desde el año 1594 en que apareciera en los manuscritos de Giulio Polerio, aunque éste no la llamase Defensa Siciliana. Se cree que recibió tal bautismo hacia 1813 cuando el teórico inglés Jacob H. Sarrat se refiriese a ella como “il giocco siciliano” que había sido practicado por jugadores italianos como Salvio (c.1604) y Greco (c. 1623).
La particularidad de la Variante del Dragón nace de la idea de extraer el alfil rey a través del fianqueto con el fin de que éste, que también es conocido como el Alfil del Dragón, o más poéticamente como la Espada del Dragón, domine la larga diagonal negra. Por ello, el segundo jugador, en la mayoría de los casos, rehusará cambiarlo por otra pieza, ya que –como veremos en el planteo- intentará un ataque sobre el flanco dama blanco y el apoyo de este alfil resulta crítico.
No se conocen las razones del bautismo de esta variante pero, intuitivamente, podríamos concluir que ello se debe a la forma que adopta la estructura de peones partiendo de la columna d y a lo largo del flanco rey. Al fin de cuentas, quien la bautizara supo aportarle un alegre tinte estético a su nombre, imaginando la figura de un dragón sobre esa conformación de peones, aunque tal vez no advirtiese que tal bautismo le otorgase, también, un gran reconocimiento por comparación entre la fiereza de la imaginaria criatura alada con el tipo de acción que propone hacia el medio juego.
El debut de esta variante de la Defensa Siciliana se atribuye al admirable ajedrecista y teórico francés Louis Paulsen, hacia el año 1880, la cual fue casi inmediatamente adoptada por Harry N. Pillsbury con contudente éxito.
En la actualidad, todo jugador de prestigio cuenta con ella dentro de su repertorio y, a su vez, esta defensa cuenta con notables exponentes en los altos niveles de competencia mundial.
El Ataque Yugoslavo, por su lado, surge de un rápido desarrollo del alfil dama blanco a la posición e3, cuyo objetivo estratégico veremos en el planteo del mismo.
Antiguamente se lo conocía como Ataque Rauzer y había sido practicado intermi-tentemente por algunos jugadores soviéticos, pero no fue sino hasta que la escuela de jugadores yugoslavos perfeccionara y refinara los conceptos de este ataque que adquirió reconocimiento en la alta competencia, siendo usual encontrarlo hoy en día en todo torneo prestigioso.

Planteo
Toda vez que el blanco inicia las acciones mediante 1. e4 …., pretende el control de los escaques d5 y f5 a la vez que abre diagonales para su dama y alfil rey. Imaginemos darle al blanco otro movimiento inmediato. Casi sin dudas jugará 2. d4 …. asegurándose el control del centro.
Sólo dos movimientos del negro, en su primera acción, plantean una disputa inmediata del centro: 1. …. e5, dando origen a numerosas alternativas como las aperturas Ruy Lopez, Giuoco Piano y Escocesa entre muchas otras, o 1. …. c5, dejando el sello único de la Defensa Siciliana.
Sabido es que la disputa del centro a cargo de las negras, una vez que el blanco ha optado por 1. e4 …., tiene otras variadas alternativas. Entre ellas, las más corrientes son 1. …. c6 dando orígen a la Defensa Caro-Kann, 1. …. e6 que inicia la Defensa Francesa y la hipermoderna Defensa Alekhine, entre tantas otras, mediante 1. …. Cf6.
Todas, a no dudarlo, tienen un mismo “leitmotiv”: confrontar al blanco en el dominio de la casilla d5. Todas, en algún propicio momento, intentarán jugar el peón dama a d5, y todas ellas lo intentarán dándole alguna forma de soporte: el peón alfil dama en la Defensa Caro Can, el peón rey en la Defensa Francesa y el propio caballo rey en la Defensa Alekhine.
Por ello, la Defensa Siciliana repre-senta un osado intento que persigue los mismos motivos que sus primas hermanas, pero desde una perspectiva distinta: buscará también la jugada liberadora d7-d5 pero no le brindará a este peón el apoyo que proponen sus familiares cercanas.
Por su lado, esta ausencia de apoyo, que implica no usar un tiempo en procurarlo, tiene un correlato en las bases de su estrategia: a diferencia de sus primas hermanas se trata de una defensa que no se ocupa tanto de la defensa sino de las posibilidad de plantear su propio ataque una vez que haya consolidado su posición, algo que lleva en sus venas, en su propio espíritu, desde el inicio mismo de las acciones.

Variantes abiertas
La Variante del Dragón pertenece a la familia de las variantes abiertas en que las blancas pretenden avanzar rápida, pero seguramente, su peón dama a d4, provocando la ruptura del centro. Nace de la siguiente secuencia:





Blancas

Negras




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal