Capítúlo Octavo el sacrificio



Descargar 98.62 Kb.
Página9/13
Fecha de conversión18.08.2020
Tamaño98.62 Kb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13
Tristeza y petición

¿Cuál es el verdadero sentimiento que el sacrificio afirma como el más fuerte de la vida? El sacrificio afirma como sentimiento más intenso, más serio y noble de la vida, la tristeza, porque la presencia que quiero afirmar no consigo afirmarla. Yo amo a una persona, quisiera afirmarla con todo lo que soy y no lo logro: muere, dos días más tarde, muere. No logras jamás afirmar el objeto del amor —una presencia es el objeto propio del amor— completamente, adecuadamente: por eso las relaciones humanas no pueden dejar de ser tristes.

Por esa tristeza frente a la presencia incompleta irrumpe la última petición de la Biblia: «¡Ven, Señor Jesús!» (Hch 22, 20), ven, Tú, porque Tú que has muerto en la cruz, sólo Tú, puedes hacer que sea feliz —puedes constituir el destino completo—, puedes hacer feliz a la persona que amo; y de ese modo, hacerme feliz a mí, ¡pero como consecuencia!

Les voy a contar un hecho impresionante de mi vida. Un chico y una chica, estupendos, jovencísimos, se habían hecho novios en un pueblo de los Abruzos, y tenían que casarse unos meses después. Fue allí un cierto padre Sémini, comboniano, a predicar una semana sobre las misiones. Una noche, mientras volvían a casa, el chico le dice a su novia: «Oye, si yo no me sacrifico para ir de misionero —porque hay mucha gente que vive sin conocer a Dios, infelices—, si yo no me sacrifico, no me sentiré digno de ti, me avergonzaría ante ti, tendría vergüenza de decirte que te quiero» Y ella: lamentos, llantos y otros ayes resonaron por el aire sin estrellas (cf. dante, Infierno, canto III, vv. 22-24). Pero la conclusión fue impresionante: él se fue de misionero y ella, pocos meses después, entraba en un convento para hacerse monja misionera; ahora los dos son misioneros, él en un lugar y ella en otro. A propósito: las familias todavía están peleando todavia entre ellas ¡porque rompieron su noviazgo!

Este hecho sucede pocas veces en la vida, pero es la realización del ideal: el ideal que uno piensa de una cosa se realiza precisamente porque en semejante sacrificio sucede lo que dije al comentar la canción de las Sevillanas del adiós. El destino humano es que mientras el amigo se aleja, la barca se hace cada vez más pequeña, hasta que desaparece en el horizonte; en cambio aquí sucede lo contrario: hay un puntito en el horizonte que se acrecienta cada vez más, se hace cada vez mayor y más cercano.




Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal