Baterías conceptos generales



Descargar 22.55 Kb.
Página2/5
Fecha de conversión14.08.2020
Tamaño22.55 Kb.
1   2   3   4   5
TIPOS DE ACUMULADORES
Existen varios tipos de baterías siendo las mas extendidas las de tracción, arranque y las estacionarias.
Las de tracción se utilizan para alimentar pequeños motores de vehículos eléctricos como elevadores o carritos para los que hace falta una intensidad moderada en espacios relativamente dilatados, a veces varias horas .Su profundidad de descarga puede llegar a ser igual a la de las estacionarias con la diferencia de que soportan mejor las descargas fuertes a cambio de una vida mas corta.
Un ejemplo sencillo de batería de arranque es la típica de automoción. Están diseñadas para realizar una gran descarga durante un espacio corto de tiempo. Eso las convierte en una mala elección para uso fotovoltaico. Además su capacidad suele ser en general baja y no admiten que se consuma una parte importante de su capacidad total (baja profundidad de descarga). Mayores descargas pueden suponer la muerte prematura de la misma. También acorta su vida útil realizar cargas incompletas.
Las baterías de uso fotovoltaico son de tipo estacionario, diseñadas para ofrecer servicios semicontínuos o intermitentes de energía durante períodos largos de tiempo, varias horas o días. Su profundidad de descarga depende de su composición interna. Existe gran variedad de capacidades y se dividen en varios tipos en función de la composición química de los elementos que las componen. Solemos dividirlas también por el tipo de carcasa que tienen, ya que las de poca capacidad suelen venir en una carcasa tipo monoblock como las de coche (aunque su composición es diferente). Las de media y gran capacidad las componen elementos individuales de gran tamaño que tienen que ser interconectados entre si para conseguir la capacidad y el voltaje adecuados al uso que se le va a exigir. De los tipos existentes en función de su composición señalaremos:



  • De plomo-acido: Son las que dominan el mercado, sobre todo por precio. Son sensibles a los cortocircuítos y requieren de un mantenimiento para que su vida útil no se reduzca. Además generan gases tóxicos, por lo que hay que dedicarles un espacio ventilado, aunque para pequeñas capacidades existen baterías selladas en las que se añade un gelificante que espesa los líquidos del electrolito con lo que no se producen perdidas de este, mejorando la recuperación en descargas profundas y evitando el rellenado y mantenimiento a cambio de una vida mas corta y un precio adicional (baterías de gel). .En grandes capacidades se utiliza para las placas internas una aleación de plomo y antimonio (Pb-Sb) que permite profundidades de descarga de hasta el 80% si esta es lenta. De todas maneras las profundidades de descarga óptimas deben ser inferiores al 50%. Estas baterías se presentan generalmente en vasos individuales de 2 voltios de tensión nominal y es necesario conectarlos hasta conseguir las tensiones comúnmente utilizadas en fotovoltaica, 12V,24V o 48V.




  • De plomo calcio (Pb-Ca): Su precio es moderado. Tienen una baja autodescarga y carecen totalmente de mantenimiento. Son muy utilizadas para pequeñas capacidades por la comodidad que ofrecen. Pero su baja profundidad de descarga, de uso general del 20% y límite en el 40% las sitúan en la mitad de la capacidad de una estacionaria de plomo ácido.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal