Trabajo de investigación realizado por el Instituto Universitario de Plaguicidas y Aguas – iupa (2016)



Descargar 5.95 Kb.
Fecha de conversión18.04.2018
Tamaño5.95 Kb.



Trabajo de investigación realizado por el Instituto Universitario de

Plaguicidas y Aguas – IUPA (2016)
Esta investigación se centró en el estudio de contaminantes orgánicos en las aguas del entorno de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU) del término municipal de Onda. El objetivo final fue evaluar la posible influencia de las actividades de la planta en las aguas subterráneas y superficiales de su entorno.

Hoy en día, se puede encontrar un gran número de contaminantes orgánicos de diferentes familias químicas y distintas propiedades fisicoquímicas en el medio ambiente. Entre ellos, se encuentran los plaguicidas, hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) y bifenilos policlorados (PCBs), así como productos de cuidado personal, fármacos, antibióticos para uso veterinario y drogas de abuso. Además, también hay que considerar sus posibles productos de transformación (TP) y metabolitos, que pueden ser contaminantes de igual e incluso mayor impacto que los productos originales. Todos estos compuestos pueden llegar a contaminar las aguas subterráneas y superficiales desde diferentes fuentes. Las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) y las plantas de reciclado de residuos sólidos urbanos (RSU), se encuentran entre las potenciales vías de contaminación. Por ello, es importante controlar la presencia de dichos compuestos en los alrededores de las plantas de tratamiento de RSU, con el fin de proteger la calidad del agua y evitar, en su caso, el uso o consumo de agua contaminada que pudiera provocar problemas de salud.

Para llevar a cabo el control de estos contaminantes a niveles de ultra-traza, se utilizaron dos técnicas complementarias, como son la cromatografía de gases (GC) y la cromatografía de líquidos (UHPLC), ambas acopladas a espectrometría de masas en tándem (MS/MS) con analizador de triple cuadrupolo (QqQ). Los análisis permitieron determinar los niveles de concentración de 96 contaminantes orgánicos, entre los que cabe destacar un elevado número de plaguicidas, retardantes de llama, fármacos y drogas de abuso (ej. el metabolito mayoritario de la cocaína, la benzoylecgonina).

En el proyecto se analizaron 9 muestras de agua, tanto subterránea como superficial, procedentes de puntos situados en el entorno de la planta de Onda. Se realizaron dos muestreos, en distintas épocas del año. Los resultados obtenidos indican que la contaminación de las aguas del entorno de Reciplasa proviene, casi exclusivamente, de las actividades agrícolas, ya que los contaminantes detectados con mayor frecuencia y a niveles más altos han sido plaguicidas. Por otro lado, no se han encontrado evidencias de un impacto negativo de la planta de tratamiento en las aguas del entorno, pues no se han observado concentraciones elevadas de compuestos relevantes relacionados con las actividades de la planta.



La contaminación del medio acuático es un tema que genera gran preocupación, pues son muchos los contaminantes potenciales del medio ambiente. Por ello, es necesario seguir aplicando rigurosos programas de control en las aguas del entorno de la planta de Reciplasa, en los que no sólo se contemplen los plaguicidas, sino también contaminantes emergentes, como fármacos, productos de cuidado personal, y retardantes de llama, con el objetivo de hacer un seguimiento exhaustivo de los mismos e identificar cualquier cambio importante en las concentraciones y/o tendencias observadas.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal