Promoción de salud, derechos humanos y prevención de its-sida en población travesti: una propuesta metodológica de evaluación, reflexión y acción



Descargar 122.2 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño122.2 Kb.
  1   2   3

Promoción de salud, derechos humanos y prevención de ITS-sida en población travesti: una propuesta metodológica de evaluación, reflexión y acción.

Autores: Romelia Sotelo, romesotelo@gmail.com; Fabio Núñez, sincrético@gmail.com , Graciela Laplacette alondra13@fibertel.com.ar y Dani Maddalena (CIAS)1. Grupos La Sirena, Ave Fénix y Preven-Sur2



INTRODUCCION

El Proyecto Corredor Sur es una propuesta de gestión compartida entre un grupo de personas travestis que viven y trabajan al sur del Área Metropolitana de Buenos Aires y los miembros de la asociación civil CIAS (Centro para la Investigación y Asesoramiento en Salud) que se inició en 1999, para la Promoción de Salud, Derechos Humanos y Prevención de ITS-Sida. (Infecciones de Transmisión Sexual y Sida). A diez años de actividad sostenida, esta presentación reseña un proceso de auto evaluación realizada por sus integrantes. El trabajo de campo fue realizado entre Noviembre de 2007 y Diciembre de 2008, en tanto que el proceso fue monitoreado por el Dr. Néstor Perrone, en todas sus instancias operando en calidad de experto, como director de este estudio y evaluador externo.



Planteo del problema

La defensa de los derechos civiles, ha permitido un florecimiento de situaciones que se hallaban reprimidas como las manifestaciones públicas de grupos antes excluidos por su elección sexual, muchos de las cuales se encuentran en situaciones de vulnerabilidad social. Tal es el caso de la comunidad travesti con la que trabajo este proyecto, cuya visibilidad ha sido cuestionada frecuentemente por el entorno aludiendo al contenido sexual de sus prácticas en un contexto de pobreza. Los grupos con diversidad sexual, poseen una cultura, manejan códigos y prácticas sociales particulares. Se los penaliza por ligárselo a la prostitución y a la marginalidad. La epidemia del SIDA continúa en aumento no obstante las intervenciones realizadas por los Estados, las organizaciones de la sociedad civil, y la comunidad en su conjunto. Simultáneamente el tema de la sexualidad se halla más presente que nunca en la sociedad actual, fogueado por el proceso social actual, los medios de comunicación y la propia gravedad de la epidemia. La salud pública ha incorporado al SIDA como una epidemia donde el Estado y la sociedad civil son fundamentales para el desarrollo de acciones para mitigar este proceso, las acciones de promoción y prevención ligadas a la atención primaria resultan centrales.

Por otro lado, la evaluación de proyectos en poblaciones con diversidad sexual y cultural comparte con otras actividades de promoción y prevención en áreas comunitarias, las dificultades para apreciar los cambios cualitativos de conductas, de prácticas y de empoderamiento en el ejercicio de sus derechos que promueven los programas, en este caso de promoción de salud y derechos humanos y de prevención de ITS-SIDA, así como para reconocer las transformaciones de las situaciones que dieron origen a la intervención.

Elaborar un diseño evaluativo, aplicarlo, analizar los problemas planteados por las beneficiarias, buscando comprenderlos en el contexto de la singularidad travesti, es un desafío e intenta ser un aporte a la comprensión del mundo de la vida travesti. Se consideró conveniente este trabajo dado: 1.- la dificultad histórica existente para la evaluación de acciones de promoción en salud y Derechos Humanos, sobre todo en temas vinculados a sexualidad. 2.- que el reconocimiento de los problemas propios y su análisis, supone un aporte a la comprensión del mundo de vida de la población travesti beneficiaria, 3.- que es necesario evaluar la pertinencia de las intervenciones y reconocer los cambios producidos.



OBJETIVOS Y METODOLOGIA

El presente trabajo tuvo como objetivo general el diseño y aplicación de una propuesta evaluativa para: a) Indagar los cambios cualitativos de empoderamiento y prácticas preventivas en Salud y Derechos Humanos, b) El relevamiento de los problemas expresados por las travestis participantes desde su propia perspectiva y c) Comparar la pertinencia de las intervenciones del Proyecto Corredor Sur con las estrategias elaboradas por las mismas



El Diseño de la Evaluación

Si bien coincidimos con el modelo evaluativo con el enfoque de Calidad para planes y programas, de estructuras procesos y resultados planteado por Avedis Donabedian y en que la perspectiva del usuario es fundamental, creemos que la dificultad para evaluar los programas desde la perspectiva de los beneficiarios de programas sociales con población vulnerable, es un problema que aún se encuentra sin resolver, aun más cuando se trata de poblaciones cuya particularidad es haber sido excluida de la trama social o que cuya diversidad como en este caso, supone un desconocimiento de su especificidad. Por eso en esta instancia nos centraremos especialmente en la construcción de un diseño que permita:



  1. Recuperar los procesos transitados en el tiempo y reconocer si se han producido transformaciones vinculadas a la intervención, de qué tipo y cuales fueron. A tal efecto se propuso rescatar la memoria histórica, a través de lo que se espera reconocer algún proceso particular para lograr su continuidad.

  2. Posibilitar que los beneficiarios del Proyecto a evaluar sean quienes definan sus problemas.

  3. Reconocer si la intervención pudo dar respuesta a los problemas identificados, según la perspectiva de los beneficiarios y otros actores involucrados en el proyecto.

  4. Reconocer los procesos que favorecen la transformación de las visiones que las propias travestis tienen del ser travesti en su mundo de la vida y cuáles son los cambios cualitativos que se produjeron en el grupo participante.

  5. Reconocer cuáles son las transformaciones percibidas por las usuarias.

La evaluación, en este caso es interpretada como una interacción entre actores en el que evaluadores y evaluados comparten la búsqueda de compromiso y perfeccionamiento de las personas, programas e instituciones.

En la esencia de la evaluación lo que resulta constante es, por un lado, “la pretensión de comparar un patrón de deseabilidad (imagen-objetivo hacia la cual se orienta la acción) con la realidad (la medida potencial en la cual ésta va a ser modificada, o lo que realmente sucedió como consecuencia de la actividad desplegada) y, por otro lado, la preocupación por alcanzar eficazmente los objetivos planteados” (Cohen y Franco, 2000)

La propia acción de evaluar implica transformación, ya que “los efectos producidos a través de este proceso crean un cambio de posición tanto en los evaluadores que deben valorar los hallazgos, como en la población y en los actores que ejecutan el programa, estimulando el sentido crítico, la reflexión sobre su devenir y la posibilidad de participar activamente sobre su realidad” (Niremberg, O., Brawerman, J. y Ruiz, V. 2000). Se plantea que la auto evaluación como parte del proceso evaluativo, se integra en un conjunto de elementos que conjuga: a) la presencia de un evaluador externo, en este caso representado por el Dr. Néstor Perrone, en calidad de experto, b) la presencia de enfoques cualitativos y cuantitativos si fueren requeridos, y c) el análisis del contexto, de la historia, de las relaciones, de las representaciones y de la participación.

La metodología utilizada.

Teniendo en cuenta la naturaleza compleja y cambiante de la entidad a evaluar, el estudio requiere un diseño de investigación con una estructura plástica, como “para sostener los movimientos que la misma interacción entre el investigador y la situación estudiada generen y más aún para aceptar la posibilidad de la revisión de su estrategia”. Asimismo es menester reconocer la “reflexividad” como expresión del vínculo inextricable del investigador como parte del fenómeno estudiado”. (Maxwell, 1996).

En este marco se considera a la critica ínter subjetiva, como una estrategia para el reconocimiento de los sesgos del investigador y su problematización en el mismo proceso de investigación, ya que permite someter a discusión los diversos mapas conceptuales que se ponen en juego en la dinámica conjunta entre el investigador y los sujetos de su investigación. Mediante la estrategia de juicios ínter subjetivos se busca también acordar con los mismos integrantes de la comunidad sobre la aceptación de la cientificidad de los procesos mediante los que se produce la investigación evaluativa, en busca de una racionalidad reflexiva y credibilidad de los resultados.

Se consideraron algunos aspectos particulares de las metodologías cualitativas, a saber: el paradigma interpretativo, que busca dar relevancia a lo simbólico. Con la premisa que el conocimiento se configura de modo ínter subjetivo entre el investigador/evaluador/evaluado y la situación y los sujetos a conocer, se busca captar el sentido de la acción social en el mundo de la vida, no se busca explicarlo sino comprender sus motivos. Hay significados, valores y normas que no pueden ser captados en el orden de las cosas, de la naturaleza; se busca captar el plexo simbólico, reconocer la realidad simbólicamente pre estructurada para comprender su significado3,(Vasilachis de Gialdino I., 2008)

Por esta razón, el investigador debe poder posicionarse en la realidad del mundo de la vida4 del otro que está conociendo, poner en paréntesis su propia lógica, y apoyarse en el contexto de ese mundo para comprender los significados del lenguaje verbal, gestual, sus producciones sociales. Desde este paradigma, la estrategia de investigación, admite más de una técnica. Se menciona también como el mundo de la vida a los modelos, conceptos, representaciones y formas de conocer que están en el horizonte de interpretación de sus significados a través de la acción comunicativa. (Shutz A. y Luckman T. 2003). Los movimientos corporales se insertan en el mundo de la vida y transforman sus objetos y relaciones reciprocas.

Se trata del esfuerzo por no objetivar, por mantener mutuamente la condición de sujeto que aunque posicionado uno como sujeto cognoscente y el otro como sujeto conocido, con una realidad ontológica particular, plantea una episteme singular, solo accesible por una doble hermenéutica. Se busca una síntesis entre la dialéctica y la hermenéutica, entre la vertiente comprensiva, reconocer más allá del dato, y aquello que lo determina y produce, no desde una perspectiva causal, sino desde el pensamiento crítico.

Por otro lado, se tuvieron en consideración los aportes del enfoque etnográfico, ya que la etnografía presenta a la mirada y las categorías que el propio investigador construye acerca de aquello que va a conocer, como uno de los ejes a revisar, y cuestiona el lugar pasivo asignado históricamente a las comunidades, pueblos o culturas a conocer. Este juego interpretativo, permite una construcción orientada y dinámica, que si bien tiene un encuadre ordenador en el corpus teórico que sugiere prioridades, lecturas y límites posibles, se subordina a la lógica de los otros, que asigna sentidos que son mediados por el contexto, determinado por su historia, “el antropólogo social se ocupa de producir la diversidad gracias al descentramiento de sus propios parámetros (Guber R; 2001, 2008)



Se tuvieron en cuenta asimismo, las consideraciones éticas necesarias que regulan toda investigación con personas, y que requieren un control exhaustivo respecto del principio de dignidad de las/os participantes y su anonimato, de la confidencialidad de la información suministrad y de la autorización para su uso.

Dada la precisa delimitación del Proyecto Corredor Sur y el interés en sí mismo que despiertan su población y los objetivos propuestos, se propone el estudio de caso como método de investigación de este estudio. Según Ruth Sautu “el estudio de caso se caracteriza por tres rasgos. Primero, es particularísimo, es decir está focalizado sobre una situación, hecho, programa, fenómeno en particular, aún cuando en su elección se tenga en cuenta que es un caso entre otros con los que comparte ciertos rasgos. Segundo, el estudio de caso tiene un alto contenido descriptivo que permite mostrar las complejidades del mismo y señalar que más de un factor o circunstancia contribuye a dicha complejidad. La descripción de los casos muestra la influencia del tiempo y las secuencias en que los hechos vinculados al caso tienen lugar. En el análisis para sostener las descripciones se incluyen citas y transcripciones, que lo muestran en total detalle. Tercero, la cualidad heurística el estudio de caso permite abordar explicaciones en términos de cómo suceden los hechos y por qué y cuáles son las razones inmediatas y el contexto en que tienen lugar. Para cumplir con estas tres condiciones el estudio de caso utiliza una variedad grande de estrategias para producir su evidencia empírica: entrevistas, observación, datos estadísticos, documentos, etc.” (Sautu, 2003)

Considerando que la evaluación comparte con la investigación académica el mismo paradigma y la rigurosidad metodológica aplicada a los enfoques cuantitativos y cualitativos, se adopta para el plan de análisis la estrategia de triangulación, una combinación de métodos, técnicas y fuentes, que la investigación social plantea para la producción de conocimientos científicos sociales,

Las Técnicas Utilizadas

Entre las técnicas que se han incluido en el estudio evaluativo, cabe consignar las siguientes: Talleres de trabajo. Los participantes fueron seleccionados cuidadosamente según la naturaleza de la actividad planteada, dispusieron de una coordinación. Entrevistas semiestructuradas a beneficiario/as: fin de conocer aspectos como empoderamiento, conductas y prácticas en salud, participación en actividades, percepciones valorativas, utilización de servicios, gastos, opiniones y satisfacción respecto de la oferta de servicios, entre otros. Entrevistas en profundidad. Se utilizaron consignas y preguntas abiertas, destinadas a habilitar el dialogo abierto y espontáneo en el que los entrevistados/as expresaron sus asociaciones temáticas y valorativas. Observación sistemática: Se aplicó el método etnográfico en reuniones de los equipos. Análisis documental. Se trabajó con los informes técnicos producidos, evaluaciones escritas realizadas por las promotoras y otros beneficiarios de los proyectos, y otros documentos. Entrevistas a informantes clave. Se seleccionaron personas por su conocimiento de la realidad, o su condición de decisores, o por su responsabilidad política o técnica, o por su liderazgo, entre otras..



ALGUNAS CONSIDERACIONES TEORICAS.

GÉNERO Y SEXO

Según algunos autores (Burín M., Dío Bleichmar E , 1996) el concepto de género tal como hoy se lo conoce, comenzó a circular desde 1955 cuando John Money, médico que trabajaba en el Departamento de Psiquiatría y Pediatría del hospital de la Universidad John Hopkins, importa el concepto desde el lenguaje para la investigación del hermafroditismo, buscando un eje que le permitiera abordar la cuestión de la identidad sexual, dando cuenta que ésta no solo se hallaba determinada por la biología y la anatomía, sino también por la creencia que los padres tenían acerca del sexo de sus hijos, basados en la atribución originalmente dada. Según Burín, es Money quien acuña el concepto gender role, para describir al conjunto de conductas sociales atribuidas a varones y mujeres, abordando la cuestión de la construcción de la identidad de género y posteriormente Robert Stoller en 1968 publica su investigación sobre niños y niñas con contrariedades anatómicas que habían sido educados según atribuciones de sexo que no era fisiológicamente el propio. Allí distingue más claramente las diferencias conceptuales que remiten al sexo y al género definiendo al sexo como el hecho biológico con que nace la persona, necesario para la reproducción de la especie humana, en tanto que género remite al conjunto de significados que cada sociedad atribuye a esa diferenciación en tanto masculino o femenina.

Según estos enfoques (Dio Bleichmar 1991, Burín 1996, Inda 1996) se definiría como género a la red de creencias, rasgos de personalidad, actitudes, sentimientos valores, conductas y actividades que diferencian a varones y mujeres, producto de un proceso social que en nuestra sociedad implica además desigualdades y jerarquías propiciadas por un modelo social históricamente patriarcal, y esto es una característica intrínseca del concepto, ya que por definición, el concepto de género remite a una categoría relacional entre lo masculino y lo femenino y contiene en su esencia a las relaciones de poder entre ambos.

Sexualidades

Abordar la sexualidad como tema, abre un espacio de amplio debate acerca de las lógicas y supuestos que se ponen en juego y los paradigmas hegemónicos en su enunciación. Desde la Antropología Social, (Barreda V. 1993, 2003), (Fernández J. 2004), (Berkins J. y Fernández J. 2005) se ocupan de analizar la cuestión del travestismo y la identidad de género.

Barreda plantea que las categorías reconocidas socialmente que rigen y controlan la sexualidad, se sostienen en cuatro componentes básicos: el sexo fisiológico, referido a los atributos físicos, fundamentalmente en la apariencia de los genitales, el papel de género, que se expresa en el comportamiento y las expectativas sociales, asociadas al lo femenino y lo masculino, el comportamiento sexual, ligado al acto concreto de penetración, de acuerdo a la identidad asumida, y la orientación sexual, que relaciona el sexo fisiológico al objeto de deseo sexual, puede ser: hetero, homo o bisexual.

La autora discute el concepto de tercer género que algunos autores trabajan, ya que pone el acento en esta construcción como una “interpretación” y “representación” de lo femenino. Esta emulación del cuerpo de la mujer según los estereotipos femeninos construidos en nuestra sociedad, la representación femenina tendrá como contenidos la figura de la madre – como mujer procreadora – y de la prostituta como mujer fatal, seductora y provocativa, guiada por una “madre travesti” que inicia y acompaña el proceso de asunción y transformación femenina. Propone que la construcción del rol de género femenino que la travesti realiza, consiste en un complejo proceso en el plano simbólico y físico, de adquisición de rasgos interpretados como femeninos. Como en un ritual de pasaje, primero se adoptan signos exteriores como el vestido y el maquillaje y la asunción de un nombre femenino que la identifique en el entorno.

Es interesante el aporte que realiza la autora, cuando enuncia que la travesti, si bien modifica su cuerpo según los atributos femeninos, no aspira al cuerpo de una mujer, antes bien, asumen un aspecto femenino, pero en muchos casos, no renuncian a su virilidad, en todo caso, se sienten femeninas, pero un tipo femenino diferente, un femenino que contiene a su masculinidad. Ahora bien, esta femineidad, este imaginario que refuerza el género femenino puede ser suplantado al momento de la actividad, donde el género masculino puede ser recuperado. La travesti desarrolla diversas intervenciones y técnicas para la producción de lo femenino en su cuerpo, pero este femenino, no es antagónico al masculino. La experiencia de ser femenina en un cuerpo de hombre es cualitativamente diferente a la experiencia de ser femenina en un cuerpo de mujer.

La interpretación que realiza la travesti en torno a la diferencia sexual muestra que género y sexo están disociados, que el cuerpo más que una objetividad material es una experiencia para cada sujeto, considerando también al cuerpo como eje de análisis se entiende que, en el caso del travestismo, éste se convierte en el locus donde se debate la separación y la inclusión entre aquello considerado del orden de lo anatómico- fisiológico y aquello considerado del orden de la cultura.



Diversidad Sexual y Entorno

En los años cercanos a 1970 se comenzó a describir el odio y el rechazo a gays y lesbianas, la homosexualidad y el lesbianismo, como homofobia y lesbofobia que daría cuenta del miedo o la negativa de personas, organizaciones, e instituciones para asumir los comportamientos diversos respectos de la heterosexualidad. Según un estudio realizado por Daria Suárez (Suarez, 2007)5 , este comportamiento, histórico en una sociedad patriarcal como la occidental y cristiana, promueve actitudes de intolerancia y maltrato, que se manifiestan en actitudes explicitas y/o encubiertas, pensamientos altruistas o agresivos, y formas verbales varias (chiste, negación del nombre elegido o apropiado, diversos estereotipos que fomentan prejuicios). Según esta autora reconocen 4 niveles interrelacionales de rechazo frente a la diversidad sexual:1.-Personal: Se expresa en forma de creencias y sentimientos tales como odio o repulsión por considerarlo una perturbación inmoral o perversa.2.-Interpersonal: Cuando estos prejuicios afectan las relaciones y transforman la creencia en práctica discriminativa: violencia explicita e implícita, abuso físico o verbal, exclusión, burla y/o abandono.3.- Institucional: Se expresa como política explícita o encubierta, que tiende a regular y controlar las diversas formas de expresión que aludan a la sexualidad y al género, por ej. Políticas institucionales sexistas, modos machistas de discriminación, tolerancia a formas encubiertas y explícitas de maltrato (no reconocimiento de la identidad elegida, no respeto por las características personales y la privacidad) entre otras. 4.-Cultural: En este modo de expresión del rechazo, algunos autores reconocen en este nivel los modos de infiltración ideológica y de prejuicios justificados y promocionados por el conjunto social. 6



DERECHOS HUMANOS 7

Nuestra sociedad se organiza y orienta su funcionamiento en base a un sistema de normas que rige la convivencia social, en orden a la realización del bien común. El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos. A través de estas declaraciones de principios; los Estados se comprometen a defender los valores allí enunciados; pero esto no exige obligación jurídica por parte de los mismos. Por esta razón, a través de los Tratados y Convenciones, una vez ratificados por los gobiernos de las naciones se convierten en el instrumento que los obliga a su cumplimiento. En nuestro país, ejemplo de ello, es la firma y adhesión al Tratado de San José de Costa Rica y a la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, los que por tanto se incluyen entre las obligaciones que adquieren como norma constitucional, instalando el compromiso y la obligación de su cumplimiento.

Los derechos humanos son universales y en consecuencia todas las personas gozan de los mismos. Son indivisibles e interdependientes es decir que si se desconoce uno de estos derechos, se afecta el cumplimiento de todos los otros derechos de esa persona. Son derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Según el momento político en que fueron reconocidos hay derechos de primera, segunda, tercera, y se encuentra en debate los derechos de cuarta generación8Están ligados a la vida, la integridad física y psíquica, a la propiedad, el honor, la libertad de transito, de conciencia, de religión y de expresión, y el derecho de enseñar y aprender entre otros.

Es necesario que cada uno de los ciudadanos y en particular cada persona que trabaja con personas en contextos de fragilidad social, de emergencias o en actividades programadas, sepa cómo se comporta en relación a sus derechos y a los de los otros, ya que lo que cada uno hace, o que debe hacer, se ajusta a las normas jurídicas que rigen las relaciones de derechos de las personas en las instituciones y a la relación de las personas entre si, mas allá de las diferencias instaladas socialmente. Todo cuanto tiene que ver con las personas, es susceptible de ser pensado desde el enfoque de derechos humanos.



: saludypoblacion -> viiijornadas -> ponencias
ponencias -> El sector público provincial tiene en Argentina una cobertura total de 21 millones de personas, sumando indigentes y beneficiarios de las obras sociales provinciales
ponencias -> Surgimiento de la Enfermería Moderna
ponencias -> La imagen profesional de enfermería en su contexto de trabajo y en comunidad
ponencias -> La mirada de la medicina sobre prostitución
ponencias -> Estudio descriptivo sobre la salud de los adultos mayores
ponencias -> Planteamiento del problema
ponencias -> Evaluación del sistema público de salud de neuquéN
ponencias -> Titulo: Consumo de sustancias psicoactivas y embarazo adolescente
ponencias -> Prevalencia del consumo de sustancias psicoactivas en la Ciudad de Buenos Aires ¿Quiénes son y qué consumen
ponencias -> Máximo de 20 páginas


Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal