Pliego de condiciones para vitrinas de gases



Descargar 36.62 Kb.
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño36.62 Kb.




INSTRUCCIONES PARA EL RESPONSABLE DEL MANTENIMIENTO DE LA DUCHA DE SEGURIDAD Y LAVAOJOS





1.- OBJETO.

La presencia en los laboratorios de diferentes elementos de actuación y protección no implica que los aspectos de seguridad por ellos cubiertos se den por resueltos. Su eficacia radica, no sólo en que estén en perfecto estado de utilización, sino que el personal de laboratorio conozca su ubicación y sus condiciones de utilización. El personal debe conocer la utilidad, situación y condiciones de utilización de las duchas de seguridad y fuentes lavaojos; lo cual debe estar contemplado en el plan de seguridad y emergencia del laboratorio y deberá existir constancia de su conocimiento por parte de los posibles afectados.

En el laboratorio se pueden dar fácilmente situaciones de emergencia ocasionadas por derrames, salpicaduras o conatos de incendio. Los incidentes o accidentes pueden ser controlados si se dispone de elementos de actuación adecuados y suficientes, entre los que podemos citar las duchas de seguridad y fuentes lavaojos.

Estos elementos requieren un programa permanente de control y mantenimiento; y la designación de un responsable/s del mismo.



2.- RECOMENDACIONES GENERALES

  1. Deben estar correctamente señalizados






  1. La ducha deberá proporcionar un caudal de agua suficiente para empapar el sujeto completa e inmediatamente.




  1. El agua suministrada debe ser potable, procurando que no esté fría (preferiblemente entre 20 y 35° C) para evitar el riesgo que supone enfriar a una persona quemada en estado de shock y también que la poca aceptación del agua fría cause una eliminación insuficiente del contaminante, al acortar el periodo de ducha.




  1. Asimismo es conveniente que disponga de desagüe (facilita enormemente su mantenimiento).




  1. El cabezal de la ducha de emergencia debe tener un diámetro suficiente para impregnar totalmente al sujeto (20 cm), con orificios grandes que impidan su obstrucción por la formación de depósitos calcáreos. La distancia desde el suelo a la base del cabezal de la ducha debe permitir el acomodo de la persona erguida, (por ejemplo, de 2 a 2,3 m). La separación desde la pared al cabezal debería ser suficiente para acomodar, en caso necesario, a dos personas (por ejemplo, no inferior a 60 cm). También es recomendable que la distancia desde el suelo al pulsador no supere los 2 m.




  1. La válvula de apertura de la ducha de emergencia debe ser de accionamiento rápido, por lo que no deben utilizarse los grifos convencionales. El pulsador/accionador debe ser fácilmente atrapable.




  1. Las llaves de paso de agua de la instalación de las duchas de emergencia deben estar situadas en un lugar no accesible para el personal, al objeto de evitar que se corte el suministro de manera permanente por existencia de fugas u otras anomalías, que, por otra parte, deben ser inmediatamente comunicadas y reparadas. De este modo, las llaves se cerrarán exclusivamente en el momento de efectuar la reparación.




  1. La fuente lavaojos debe permitir la descontaminación rápida y eficaz de los ojos y está constituido básicamente por dos rociadores o boquillas separadas entre 10 y 20 cm capaces de proporcionar un chorro de agua potable para lavar los ojos o la cara, una pileta, de 25 a 35 cm, provista del correspondiente desagüe, de un sistema de fijación al suelo o a la pared y de un accionador de pie (pedal) o de codo.




  1. El chorro proporcionado por las boquillas de la fuente lavaojos debe ser de baja presión para no provocar daño o dolor innecesario. Igual que se ha indicado para la ducha, el agua debe ser potable y es recomendable que sea templada. Con las llaves de paso del agua de la instalación se tendrán las mismas precauciones que para las duchas de seguridad.

2.- TAREAS A DESARROLLAR.

Diariamente

    1. Comprobar que hay agua en el área.

    2. Comprobar que la zona de ubicación está libre de materiales, aparatos y productos.



Semanalmente

    1. Inspección de funcionamiento que permita comprobar:

  1. Flujo de agua y purgar las conducciones para prevenir depósitos de cal, óxido y suciedad.

  2. El funcionamiento mecánico del equipo: palancas, válvulas y sistemas de drenaje.

  3. La temperatura, que debe estar entre 20 y 35 ºC

Para el registro de las revisiones se empleará la hoja que se adjunta al final de estas instrucciones, la cual permanecerá en lugar visible junto al equipo y será entregada al responsable del laboratorio o centro una vez completada


Eventualmente:

    1. En caso de anomalía o fallo detectado en el funcionamiento de los elementos, los usuarios lo comunicarán formalmente al servicio de mantenimiento/taller del ITQ.

Bibliografía


INSHT. ERGA- Notas prácticas. Número 62/ Enero-Febrero 2000

INSHT. NTP 500: Prevención del riesgo en el laboratorio: elementos de actuación y protección en casos de emergencia.

Universidad de Castilla-La Mancha. Equipos de emergencia en laboratorios. Duchas de seguridad y fuentes lavaojos.

Universidad de Antioquia. Normas de higiene y seguridad para el uso e instalación de sistemas de descontaminación (Duchas y lavaojos). Versión 01-noviembre 2004



HOJA DE REVISIÓN DE DUCHAS Y LAVAOJOS DE EMERGENCIA
Identificación del equipo (ducha/lavaojos/ubicación):

Encargado de las revisiones:




Fecha

Observaciones

(inspección correcta, deficiencias detectadas,etc.)



Firma





































































































































































Versión 1.0

Servicio de Prevención del CSIC en Valencia Página de




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal