Pilar mazzetti soler ministra de salud



Descargar 493.68 Kb.
Página2/6
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño493.68 Kb.
1   2   3   4   5   6
Participación comunitaria y empoderamiento social. La participación social en salud se construye sobre la base de una auténtica participación que propicie el desarrollo de iniciativas autónomas, con criterios de descentralización y relaciones equitativas en cada localidad; promoviendo la corresponsabilidad en favor del mantenimiento de la salud y del bienestar individual y colectivo. Este proceso de atribución y reconocimiento mutuo de derechos y responsabilidades, así como la generación de mecanismos que permitan ejercerlo, contribuye enormemente al empoderamiento de la población. Una población empoderada actuará proactivamente a favor de su salud y bienestar, no solo demandando derechos, sino principalmente, porque será motor principal y corresponsable de las acciones orientadas a actuar sobre los determinantes de su salud. Este es un gran desafío que los trabajadores de salud debemos asumir con la convicción que sólo la democratización de la información y la toma de decisiones conjuntas garantizará un ejercicio pleno de la participación ciudadana. El desarrollo de acciones intersectoriales y el promover las alianzas bajo el compromiso de la corresponsabilidad social, la confianza, la asistencia mutua, la reciprocidad, la solidaridad, se constituyen en recursos disponibles orientados a la construcción del capital social33; que evita la actuación fragmentada, reunifica las relaciones dentro de una óptica de conjunto y le da sinergia al quehacer en promoción de higiene y ambiente saludable.

El sentido de trabajar por un medio ambiente sano se construye en el quehacer diario, en una relación personal y grupal y, por ello, la toma de conciencia ambiental ciudadana sólo puede traducirse en acción efectiva cuando va acompañada de una población organizada y preparada para conocer, entender, reclamar y asumir sus derechos y ejercer sus responsabilidades (CEPAL, 2000). El ciudadano crítico y consciente es aquel que comprende, se interesa, reclama y exige sus derechos ambientales al sector social correspondiente, y a su vez está dispuesto a ejercer su propia responsabilidad ambiental34. Por la magnitud y complejidad de las acciones que permitan la modificación favorable de los factores de las determinantes relacionadas a higiene y ambiente y, la promoción del desarrollo humano se requiere la corresponsabilidad y la asociación de diferentes agentes y sectores para elaborar, analizar y poner en práctica planes concertados a nivel local, provincial, regional o nacional; a corto, mediano y largo plazo. Las alianzas que se promuevan deberá propiciar la participación junto con la acción, lo que libera y otorga poder de decisión al individuo, a la comunidad y a la sociedad. Se crea así liderazgo de los actores locales para el desarrollo sostenible de la promoción de la salud en higiene y ambiente saludable. La estrategia considera la evaluación del contexto macro y micro social, económico, político, cultural y ecológico; para optimizar el asocio de la sociedad civil y los diversos sectores, generando la interacción en redes y alianzas que permita la transparencia y el uso adecuado de los recursos; disminuyendo la duplicidad, el beneficio cruzado y desprotección de zonas que requieran urgente intervención; contribuyendo así, a las mejoras en la salud integral de la población, asociado al desarrollo sostenible.


 

3.3 Población sujeto de intervención en la promoción de higiene y ambiente saludable. Los determinantes que favorecen o dañan el estado de salud de la población en las etapas de vida y en sus entornos cotidianos son numerosos. Sin embargo, existen seis grupos de factores determinantes ambientales para la salud que deben ser abordados como cuestiones prioritarias : la seguridad del abastecimiento de agua para la vivienda, las deficientes prácticas de higiene y el saneamiento insuficiente, la contaminación del aire, la eliminación de residuos sólidos y vectores, los riesgos de origen químico y los traumatismos no intencionados (accidentes)35. Ante los numerosos problemas de higiene y ambiente, considerar los siguientes criterios para asignar prioridad: La población afectada, tanto en su magnitud como en sus características sociodemográficas, las condiciones de salud detectadas en dichas poblaciones, el grado de sensibilidad de los grupos poblacionales a los problemas ambientales y las posibilidades reales de emprender acciones interinstitucionales integradas y coordinadas.
a) La población por etapas de vida, toda persona inicia la etapa de vida cuando se da la concepción, nace, pasa por la niñez, adolescencia, adultez y adulto mayor y; en cada una de las etapas de vida existen determinantes de higiene y ambiente que favorecen la salud. Recordemos que las intervenciones en salud tienen un impacto acumulativo, es decir, la buena salud dependen mucho de las modificaciones y mejoras anteriores en las determinantes de la salud, especialmente en higiene y ambiente, en una generación conllevan los beneficios a las generaciones posteriores; que las etapas de vida permite identificar los determinantes decisivos para las familias y el registro de factores protectores para mantener y continuar con buena salud. Por ende, es necesario trabajar sobre las determinantes de la salud, promoviendo políticas locales, trabajo multisectorial e intersectorial, afianzar las buenas prácticas de higiene, acceder a las instalaciones físicas y contar con apoyo y acompañamiento comunitario (Comités de salud, promotores o agentes de salud) y externa. En el proceso de promoción de comportamientos y estilos de vida saludables en higiene y ambiente, todas las etapas de vida son prioritarias, más compartimos algunas razones porque la infancia es la etapa más vulnerable a los factores determinantes asociadas a las prácticas inadecuadas de higiene y cuidado ambiental que afectan el estado de salud infantil36:


  • Conducta: Las conductas de los(as) niños(as), ya que la mano-boca es como conoce y explora su entorno, los vuelve más vulnerables a los agentes contaminantes que pueden estar en sus manos, piso, juguetes u otros objetos que ponen en su boca.

  • Exposición: Los(as) niños(as) pasan más tiempo en la vivienda o al aire libre que la mayoría de los adultos y, muchas veces, sus juegos demandan bastante energía, por lo que necesitan inhalar más aire por peso corporal que los adultos.

  • Fisiología: Los niños tienen mayores dificultades que los adultos para metabolizar, desintoxicar y excretar sustancias tóxicas.

  • Situación social: La pobreza, la malnutrición, la injusticia ambiental y el trabajo infantil predominante, aumenta la exposición de los(as) niños(as) a las sustancias contaminantes y la susceptibilidad a sus efectos.

En concordancia con la DGSP-Dirección ejecutiva de Atención Integral de Salud, en el marco del modelo de atención integral de salud (MAIS), identificar las necesidades específicas de cada etapa de vida, especialmente las ligadas al desarrollo y mantenimiento de la salud. Para la promoción de higiene y ambiente saludable es necesario movilizar el compromiso y voluntad de las personas, evidenciar que beneficios sociales obtendrá con los comportamientos saludables, saber que otros como él lo están practicando y contar con continuo apoyo y retroalimentación en la práctica de los comportamientos.



3.4 Programas y Escenarios de implementación. Los Lineamientos esbozados en el presente documento son de referencia para el ámbito nacional para la implementación de intervenciones dirigidas a la promoción de higiene y ambiente saludable. Con el fin garantizar su implementación, se plantea que las Direcciones encargadas de Promoción de la Salud de cada una de las DISAs y DIRESAs, se constituyan como promotoras y facilitadoras del proceso de promoción del eje temático, higiene y ambiente saludable; a través de los cuatro Programas de la DGPS que se aplica actualmente: el Programa de Familias y Viviendas Saludables, el Programa de Escuelas Saludables, el Programa de Municipios y Comunidades Saludables y, el Programa de Centros Laborales Saludables. La población desarrolla sus actividades en los escenarios de la vivienda, comunidad, municipios, escuela y centros laborales por lo que amerita desplegar intervenciones que promuevan comportamientos saludables en higiene y ambiente mediante la implementación de las estrategias y metodología de los Programas de Promoción de la Salud.
La promoción de la salud, especialmente en higiene y ambiente saludable, requiere implementarse en el marco de estrategias e intervenciones holísticas o sistémicas, donde cada ente promueva y desarrolle sus propuestas en forma concertada y complementaria; aportando al logro de los indicadores que evidencien mejoras en el estado de salud de la población. Es prioritario que los actores locales y la comunidad se involucren desde la identificación de las necesidades y las posibles alternativas de solución, asegurando la continuidad de las mejoras alcanzadas después de la implementación del programa o proyecto. Es necesario una visión integradora, que articule las acciones en la población y escenarios de intervención con los Programas de promoción; adoptando un enfoque holístico, impulsar y/o fortalecer el trabajo multisectorial e intrasectorial e identificando los aportes y logros de cada ente, para que la población evidencie comportamientos en higiene y ambiente saludable como estrategias de desarrollo para la vida.
a. Programa de familias y viviendas saludables, es el conjunto de acciones integradas orientadas a incentivar comportamientos y hábitos que generen estilos de vida saludables entre los miembros de una familia, así como mecanismos de prevención, buscando que el grupo familiar genere capacidades en la mejora de sus condiciones y que la vivienda se ajuste a estándares locales y regionales. El programa fomenta la construcción de una cultura de vida y salud, basada en la solidaridad, respeto, desarrollo de valores y principios El Programa apuesta por tres líneas de intervención para logras sus objetivos: i) Promoción de comportamientos saludables en la familia, con énfasis en los ejes temáticos definidos por la DGPS, ii) Fortalecimiento de entornos favorables para la salud en la familia y, iii) Fomento de condiciones que propicien una vivienda saludable37. Estas Acciones se desarrollarán en las familias y en sus espacios de interacción cotidiana: la vivienda.
Una Familia Saludable, es aquella en la que sus integrantes se encuentran en la búsqueda continua de su bienestar físico, psíquico, social y mantienen condiciones favorables para preservar y fomentar el desarrollo adecuado inherente a cada etapa de la vida de cada uno de sus miembros, respetando su dignidad, expectativas y necesidades, viven en armonía, paz, resolviendo adecuadamente los conflictos entre sus miembros y en un entorno que apoye a la salud, son responsables de sus decisiones individuales y familiares, promoviendo principios, valores así como actitudes positivas para la vida38. Una vivienda saludable, es aquella que dispone de una infraestructura adecuada para proteger a sus habitantes de las inclemencias del clima y darles seguridad, dispone de un espacio mínimo habitable por miembro, dispone de agua segura y saneamiento básico, está ordenada y limpia, tiene buena ventilación e iluminación, no presencia de animales domésticos en su interior, tiene disposición segura de residuos sólidos y; si hubiera actividad productiva, la zona de trabajo está separada de las habitaciones familiares (OMS-OPS 2002).
La familia, es la unidad básica de la sociedad, que desempeña una función fundamental en el desarrollo social y que, como tal, tiene derecho a recibir protección y apoyo amplios para mantener e incrementar los factores protectores para su salud. Es importante, promover y fortalecer el conocimiento, la alfabetización, las interrelaciones sociales y la educación de quienes forman el grupo familiar para aprovechar las oportunidades que tienen a su disposición para mantener su salud y mejorar su calidad de vida. En este sentido, el conocimiento y habilidades acerca de los temas de la salud, higiene y ambiente saludable es muy relevante. La vivienda, es un lugar indispensable para nuestra vida, necesaria para el desarrollo de los individuos y de la familia. Debe brindar seguridad, protección, intimidad y contribuir al bienestar de cada una de las personas que la habitamos39. Sin embargo, la salud puede verse perjudicada por una serie de determinantes presentes en la vivienda, tales como la carencia de agua suficiente, la contaminación del aire en interiores, una higiene deficiente, saneamiento inadecuado, la contaminación de los alimentos y el agua, presencia de residuos sólidos y vectores, entre muchos otros. Por tal motivo, en cada familia debe identificarse las determinantes que afecta a los integrantes de la familia y a la vivienda, así como los factores protectores que practica la familia en higiene y ambiente para mantener una familia y vivienda saludable.
b. El Programa de Escuelas Saludables, contribuye a mejorar las condiciones de vida y de salud de los niños, padres de familia, docentes y comunidad, con la participación activa y responsable de los diferentes sectores e instituciones. Su objetivo principal, es contribuir al desarrollo humano integral a través del fortalecimiento de las potencialidades físicas, cognitivas, sociales y espirituales de los escolares mediante acciones pedagógicas de promoción de la salud40. Para la implementación de las acciones de promoción de higiene y ambiente saludable se involucrará a los centros educativos públicos y privados del ámbito nacional y de acuerdo a la organización local del sector educación se formularan las estrategias de intervención en forma concertada.
Una Escuela saludable, es la institución educativa que ha alcanzado estándares de mejoramiento en sus ambientes, y cuya comunidad educativa realiza prácticas saludables en su vida cotidiana; para lograr este fin es necesario incorporar el enfoque de promoción de la salud en el Proyecto Educativo Institucional, es decir en la currícula Educativa41. Asimismo, la escuela debe promover el aprendizaje de los comportamientos de higiene y ambiente saludables con el enfoque de habilidades para la vida y generar un proceso educativo ameno, dinámico y basado en la participación activa de los educandos. También, implica la participación de todos los actores del sector y comunidad educativa. La Escuela, es un espacio ideal para formar la mentalidad orientada hacia la salud que requiere nuestro país. Es un microcosmo donde se dan los mismos problemas de salud y ambiente que en la vivienda, la comunidad y la ciudad, además de otros que le son específicos. La asistencia de los niños y las niñas a la escuela constituyen una excelente oportunidad de interacción y el aprendizaje sobre higiene y ambiente saludable y en el marco de los planteamientos del Programa Escuelas Saludables; formar y afianzar un enlace efectivo entre los ambientes de aprendizaje de la escuela, la vivienda y la comunidad. La estrategia de educación de pares o Niño-a-Niño reconoce el potencial de los niños y las niñas de poder cuidar y de aprender el uno del otro, de una forma divertida y responsable42. Se les estimula a aprender mediante la experiencia y aplicar lo que aprenden de una manera práctica para mejorar las condiciones de higiene y ambiente dentro de su propia aula, escuela, familia y comunidad.

 
c. El Programa de Municipios y Comunidades Saludables, es un conjunto de líneas de acción para la promoción de la salud en los escenarios del municipio y comunidad, que involucra a diversos actores y redes sociales liderados por el gobierno local a fin de contribuir al proceso de mejora de la calidad de vida de la población; desarrollando acciones, creando entornos y estilos de vida saludables a favor de la comunidad; para lo cual es esencial, la generación de políticas públicas, la inserción de la promoción de la salud en la agenda pública, la participación ciudadana, la corresponsabilidad intersectorial y el desarrollo de alianzas estratégicas que propicien el bienestar de las comunidades en concordancia con las políticas nacionales, regionales y locales43. El Programa tiene como objetivo, promover el desarrollo de municipios y comunidades saludables desde el sector salud, para contribuir con la generación de entornos y prácticas saludables en los escenarios del municipio y la comunidad; propiciando la participación, el compromiso y la decisión de las autoridades municipales, la comunidad organizada y otros actores.


Municipio Saludable es un espacio territorial en el cual las políticas públicas han consolidado entornos y propiciado estilos de vida saludables en las personas, familias y comunidades; con la participación activa de sus autoridades políticas y civiles, instituciones, organizaciones públicas, privadas y comunidad organizada para contribuir al desarrollo integral. Comunidad saludable es aquella comunidad, con capacidades para tomar decisiones, negociar e intervenir y resolver sus problemas de salud y proyectarse hacia el desarrollo integral de la comunidad44.
El municipio, es el ente de gobierno más próximo a la población, donde las relaciones y propuestas de trabajo se basan en la realidad local, complementándose con los aportes de instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales; sobre todo, fortaleciendo, descubriendo y aplicando las potencialidades internas y locales. La implementación de políticas y normas locales coherentes y de apoyo constituye la base para planificar y ejecutar programas que favorecen la higiene y ambiente saludable, incidiendo positivamente en los factores determinantes de la salud. Mediante la organización, la participación democrática, el fortalecimiento de la relación y capacidades locales, movilizar a los actores locales en su conjunto para la gestión participativa del mejoramiento de la salud, entre ellos, la higiene y ambiente comunitario, generando mejores condiciones de vida para sus residentes. La comunidad, comparten valores y normas que influyen de manera importante en la conformación de la conducta en materia de higiene y ambiente saludable. A nivel nacional, tenemos comunidades indígenas y amazónicas con sus propias tradiciones, de manera que los valores, las normas y las diferencias culturales son determinantes decisivos que inciden en el estado de salud. En algunas comunidades, las normas sociales y económicas limitan con frecuencia el acceso de la mujer y niños(as) a la educación, atenciones de salud, posesión de bienes, entre otros; por lo que se debe detectar dicha situación e involucrarlas en todo el proceso de promoción de higiene y ambiente saludable. Las influencias de la comunidad sobre la conducta familiar y sus integrantes suelen actuar a través de organizaciones locales, como: Club de madres, asociaciones cívicas, clubes juveniles, comedores populares, vaso de leche, Comités de Salud, Juntas de administración de agua y saneamiento (JAAS), asociaciones religiosas, Junta vecinal, Comités de Barrios, Comités de Productores, Asociaciones de Agricultores, Juntas de Usuarios, Juntas o Comités de regantes y otras agrupaciones sociales que pueden movilizar la acción comunitaria para mejorar la higiene y el ambiente.

d. El Programa de Centros Laborales Saludables, tiene como objetivo desarrollar habilidades y responsabilidades personales y colectivas relacionadas con la gestión y protección de la salud, la seguridad, el autocuidado y el desarrollo personal de los trabajadores, sus organizaciones y las comunidades de su entorno. Los escenarios prioritarios de intervención serán los centros laborales públicos y privados, involucrando a los empresarios, empleadores, entes reguladores y los trabajadores en general.


El centro laboral, son entes de producción de un producto o servicio, interviniendo el hombre-mujer, máquinas y materiales, ubicados en un entorno físico. Los cambios en la organización del trabajo, especialmente las formas más flexibles de organización de la jornada laboral y una gestión de los recursos humanos más individualizada y orientada hacia la productividad, tienen una profunda incidencia sobre la salud en el trabajo o, en términos más generales, sobre la calidad de vida en el trabajo45. Centros laborales saludables, son aquellos donde se consideran todos y cada uno de los factores que forman parte del ambiente que rodea al sistema hombre - maquina, para mejorarlo, cuanto sea posible y como consecuencia lógica incrementar la productividad, a la vez que se promueve lugares de trabajo con ambientes laborales saludables y con programas favorecedores de una cultura de protección al medio ambiente. 
El estado, las empresas y las organizaciones de trabajadores, especialmente en la agricultura, la industria, la energía y los servicios, son responsables de reducir al mínimo el agotamiento de los recursos y la contaminación ambiental, de tomar las medidas correctivas necesarias y de garantizar la seguridad y la salud en el lugar del trabajo. Este esfuerzo se hará efectivo en la medida que el personal de salud en alianzas con los sectores involucrados, realice un plan de intervención a partir de las determinantes y las necesidades y, las posibles soluciones identificadas con la participación activa de los trabajadores y empleadores.
A nivel de las Redes, Microrredes y Establecimientos de Salud, entes más descentralizados del MINSA, serán los equipos constituidos para la gestión de los cuatro programas de la DGPS, los encargados de su implementación; quienes con creatividad, decisión y constancia adecuarán los lineamientos a su realidad y cultura local. Por su naturaleza, las actividades de promoción de higiene y ambiente saludable centrará sus acciones de trabajo con, en y para la comunidad, requiriendo la conformación y/o fortalecimiento e intervención de equipos multidisciplinarios del sector salud y entre los agentes locales que trabajan por la salud de la población. Esto no excluye que a nivel de los establecimientos de salud, de acuerdo al modelo de atención integral de salud (MAIS) se realicen acciones de promoción en higiene y ambiente saludable a los usuarios y se despliegue una gama de acciones educativas participativas en el servicio de admisión integral, consulta externa y otros servicios del establecimiento. Asimismo, es importante favorecer la creación o fortalecer las redes locales de trabajo intersectorial por la higiene y ambiente saludable, afianzando la participación social, el reconocimiento y apoyo a las organizaciones sociales presentes en los escenarios de intervención. 


      1. ASPECTOS TÉCNICOS PARA LA PROMOCIÓN DE HIGIENE Y AMBIENTE SALUDABLE

4.1 Modelo de abordaje para la promoción de higiene y ambiente saludable, se basa en los planteamientos realizados en Lineamientos de Políticas de Promoción de la Salud que apuesta a la construcción colectiva de una cultura de la salud orientada al desarrollo de prácticas de autocuidado que se organicen en estilos de vida saludables y al logro de una población empoderada capaz de ejercer control sobre los determinantes de la salud. Las políticas de Promoción de la Salud se basa en los enfoques transversales de: Equidad y derechos en salud, equidad de género e interculturalidad; considera las estrategias de: abogacía y políticas públicas, comunicación y educación para la salud y participación comunitaria y empoderamiento social, que delinean el camino para la planificación de las intervenciones de promoción de la salud en la población por etapas de vida (niño, adolescente, adulto y adulto mayor) en el contexto de su familia y comunidad.


Los escenarios para la ejecución de las actividades son la vivienda, la escuela el municipio y el centro laboral, donde se implementaran las acciones de los ejes temáticos de: alimentación y nutrición, higiene y ambiente, actividad física, salud sexual y reproductiva, habilidades para la vida, seguridad vial y cultura de transito y promoción de la salud mental, buen trato y cultura de paz. Asimismo, implica modificar paradigmas vigentes; generar y fortalecer mecanismos de coordinación intersectorial; fortalecer la ciudadanía; contribuir a la descentralización y al fortalecimiento de los gobiernos locales y a la reorientación de los servicios promoviendo la participación de la población en procesos de toma de decisiones y vigilancia ciudadana. Observemos la gráfica 1:


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal