Organizaciones indigenas amazonicas del peru de nivel nacional


Recuadro Nº 20 Problemas de focalización de hogares en Ayacucho



Descargar 0.92 Mb.
Página31/38
Fecha de conversión06.02.2020
Tamaño0.92 Mb.
1   ...   27   28   29   30   31   32   33   34   ...   38
Recuadro Nº 20 Problemas de focalización de hogares en Ayacucho
Durante el trabajo de campo en Chuschi las mujeres y autoridades entrevistadas nos expresaron su queja unánime sobre el proceso de focalización de hogares o selección de familias beneficiarias. Todos ellos consideraron que es muy injusto que se deje fuera del Programa a familias que son muy pobres, especialmente madres solteras. Las propias beneficiarias expresaron no estar satisfechas con la explicación que se les ha brindado sobre el porqué se deja fuera a estas familias (son errores cometidos por el INEI). Esta opinión coincide con la vertida por el personal de Juntos84, quien afirma que existe una sub cobertura a nivel nacional, especialmente por los problemas que se presentan con la estrategia de focalización de hogares (aplicación de la ficha), la misma que excluye a muchas familias en extrema pobreza. Una de las principales razones por las que ocurre esta exclusión es que el encuestador del INEI comete errores en el momento de registrar la información familiar en la ficha; en consecuencia el sistema inmediatamente excluye la ficha, y por lo tanto excluye también a la familia, aunque los datos demuestren que se trata de una familia en extrema pobreza que cumple con los requisitos establecidos para ser elegible. Otro de los problemas que genera exclusión es que en el Censo del INEI hay muchas familias omisas, es decir, no todas las familias están incluidas en el Censo; al tomarse el Censo como base de la información poblacional, las familias omisas quedan excluidas.
La existencia de familias “elegidas” y “no elegidas” dentro de una misma comunidad provoca que se formen dos sectores, y esto a su vez genera divisiones internas y conflictos, además de las evidentes diferencias en las condiciones de vida entre las familias. Así por ejemplo, se notan grandes diferencias entre los niños/as cuando van a la escuela: los/as “elegidos” llevan útiles escolares, uniforme, mochila, etc., mientras que los “no elegidos” no cuentan con nada de esto. “Se reporta también que algunos niños no quieren asumir responsabilidades en la escuela, y que algunas mujeres se niegan a participar en actividades comunales o reuniones convocadas por el sector salud o educación, pues consideran que esta tarea les corresponde a quienes “les pagan por ello”85. Estas diferencias causan mucho malestar en las familias que no fueron seleccionadas; las mujeres excluidas “tienen un gran resentimiento contra las beneficiarias, mucho más el día de pago. A veces las mujeres de estas familias van al Banco el día de pago pensando que ese mes les darán a ellas también. Incluso algunas lloran porque no les dan el pago”86. Esta situación empeora cuando no se les da una explicación clara y razonable sobre el porqué de la exclusión, lo que a su vez genera una percepción de arbitrariedad en la selección. A ello se agrega que no existen procedimientos institucionales claramente establecidos que permitan reevaluar a las estas familias y enmendar los errores cometidos en plazos determinados, lo que frustra aún más las expectativas de las mismas.
La percepción del personal de Juntos es que el proceso de focalización de hogares está generando inequidades al interior de las comunidades, se está generando exclusión en un Programa que se supone es de inclusión social. Ellos se han quejado ante las distintas instancias del propio Juntos, pero aún no se resuelve el problema87.
Los entrevistados88 también expresaron la presencia de una serie de problemas durante la Asamblea de Validación, entre ellos las deficiencias u omisiones en la convocatoria, lo que excluye a las familias que no resultaron elegidas luego de la focalización de hogares. Asimismo los presentes en la Asamblea se resisten a opinar sobre qué familias debían permanecer en el Programa y cuáles no, debido al temor a posibles represalias. Por su parte las autoridades expresan su rechazo a los resultados obtenidos con la aplicación de la ficha, pero no tienen la facultad de agregar a la lista familias no elegidas que sí cumplen con los requisitos. Las mujeres beneficiarias de Juntos expresaron desconocer el contenido del Convenio de Compromiso firmado con el Estado. En este Convenio no se explican las condicionalidades, sino sólo una serie de referencias generales sobre el Programa de difícil interpretación. Ello se hace más difícil en el caso de mujeres monolingües y más aún en el caso de mujeres analfabetas.




Compartir con tus amigos:
1   ...   27   28   29   30   31   32   33   34   ...   38


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal