Organizaciones indigenas amazonicas del peru de nivel nacional


Barreras de acceso institucional



Descargar 0.92 Mb.
Página27/38
Fecha de conversión06.02.2020
Tamaño0.92 Mb.
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   38
1.3. Barreras de acceso institucional
Recuadro Nº 14 Barreras institucionales de acceso en Ayacucho y Junín.
Otra de las características de los establecimientos del ámbito rural y/o indígena es el déficit de personal. En el Centro de Salud de Chuschi, que es un I-3, trabajan 15 personas: 3 médicos (1 serum), 3 obstetras, 3 enfermeras, 4 técnicos, 2 odontólogos y 1 biólogo. Del total, 11 son profesionales y 4 son técnicos; asimismo 6 son quechua-hablantes y de la zona. El Jefe del Establecimiento considera que si bien la cantidad de personal ha aumentado, se debería contratar a un nutricionista para que se responsabilice de este tema. Al parecer ni el médico ni las enfermeras consideran que ésta sea su labor, que no se dan abasto para hacerla y que, si la hacen “la hacen a medias”. Actualmente sólo una enfermera se dedica al CRED y ella tiene que realizar tanto el diagnóstico de los niños/as, como las charlas en las comunidades; a ello se ha agregado el registro de los papelotes que ha dejado Juntos para evaluar a los niños/as en cada comunidad. Al ser 16 las comunidades las que están a su cargo no se da abasto para atenderlas. Según opinión de la enfermera encargada “un control de calidad es de 20’ a media hora por cada niño; imagínese que se amontonen 10 niños, a veces se quejan entonces uno tiene que hacer lo posible y ya no aplicamos el test AEDP sino la pauta breve, tratas de ganar tiempo, uno no se bandea y encima nos piden llenar esa ficha comunal… no se puede”67.
A los anteriores problemas el personal del Centro de Salud de Chuschi agrega el relativo al bajo sueldo y el maltrato que reciben de sus superiores: “¿qué haces tú teniendo un personal si están mal pagados? Una profesional en enfermería gana 800 soles, o sea, creo que no es pues ¿no?, debe pagarse bien o más o menos, y entonces se dedica bien a sus actividades… además el mismo personal de la misma institución, en la microrred, te están con amenazas de “te boto, te boto”; entonces mal pagados, con esos problemas también y aparte los problemas familiares, los problemas de la misma población que es reacia, todo se junta y uno no puede hacer un buen trabajo” 68. El personal del Puesto de Salud de Auquilla agrega: “un SERUM gana 940 soles más las guardias (400 soles). Los descuentos suman 75 soles, entonces uno recibe más o menos 1,200 soles. Pero los pagos no son homogéneos, otros trabajadores reciben menos, son contratados por 700 soles. Yo estuve trabajando por CAS en Sarhua por 690 soles; a eso se le hacen los descuentos, más los gastos de pensión, me quedaban 400 soles. Incluso por el SIS han contratado por 400 soles”.
Además del bajo sueldo, el personal de salud se ve perjudicado económicamente porque ante determinadas circunstancias se ve obligado a asumir una serie de gastos que no les corresponde. Esta situación los obliga a buscar otras fuentes de ingreso. El personal de Auquilla lo explica: “las fotocopias de los formatos, los pasajes para las reuniones, la permanencia en Pomabamba, todo sale del bolsillo del personal de salud. Sólo para los cursos nos financian los pasajes y viáticos. Entonces he tenido que diversificarme, yo también soy programador”.
La inestabilidad laboral también representa una gran preocupación para los trabajadores de la salud: “mi contrato está hasta abril. Luego no sé a dónde iré porque soy contratado”69. “Y ahora la contratación es por servicios no personales, están contratando por servicio de terceros, una modalidad que no te da beneficio a nada, en el momento que quieran te botan. Aquí no hay ningún nombrado y es un centro de salud. Es un maltrato. Llegamos al 20 y ya estás pensando ¿me pagarán este mes?, ¿me contratarán este mes? Estás con este miedo y tu ímpetu para seguir adelante te baja” 70.
“Otro problema es que las autoridades de salud cambian constantemente al personal, lo rotan. Incluso hay personas que no quieren irse porque están contentos y la comunidad quiere que se queden, pero igual los cambian”71
Otro de los problemas que aqueja al personal de salud es la falta de oportunidades de capacitación y de desarrollo profesional. De acuerdo a los resultados del estudio realizado por la Defensoría del Pueblo en comunidades amazónica, el 65% del personal entrevistado (de los establecimientos de salud de las zonas estudiadas) no recibe (o recibe esporádicamente) capacitación72. Y respecto al desarrollo profesional el personal de Chuschi manifiesta su malestar: “A nivel profesional yo acá pierdo, las capacitaciones son en la ciudad, Internet no hay, no aprendo nada nuevo, todo es IRAS y EDAS…estamos esperando la facilidad para irnos”.
También se quejan de que no se les reconozca económicamente el trabajo extramural, a pesar del esfuerzo que ello significa, especialmente por las largas caminatas que deben hacer. Las visitas a las comunidades les representan un trabajo adicional pero se quejan de que ello no representa una mejora en su sueldo. “Yo no gano más por haber salido. Nos dan más tarea, ¿y la parte económica?...nada. Trabajo más pero el sueldo sigue igual. Me exigen cobertura, me exigen vacunar, me exigen pero no me dan nada…” 73.
A su vez el personal de salud también se queja del maltrato que reciben de sus superiores. En una de las entrevistas al personal de salud se menciona lo siguiente: “no hay trato horizontal entre las partes. Hay maltrato de los superiores contra los inferiores. Los tratan como peones, les llaman la atención, no los escuchan, los amenazan con mandarles memorando. Estas cosas desalientan al trabajador. Exigen mucho”74. Asimismo nos explicó que las reuniones de la Microrred, antes que ser un espacio para discutir problemas y plantear alternativas de solución, sólo se realizan para evaluar metas y para recibir amenazas de sus superiores.
“En la microrred Puerto Ocopa tienen reuniones mensuales para entregar información. Ha pedido que le entreguen materiales pero no llegan. El Jefe de la microrred es una persona accesible, le cuentan sus problemas y los atiende. El problema es el Jefe de la Red Satipo; han tenido reuniones con él y se han quejado, pero no los atienden. Sobre las Coordinadoras de los Programas, algunas son buena gente y otras no. Por ejemplo, existe una nueva estrategia para el CRED, entonces les exigen información pero no les dan los materiales necesarios para levantar la información75.
Curiosamente, al igual que la población no se queja ante el personal de salud por los maltratos que recibe, éste tampoco se queja ante sus superiores por miedo a las represalias. Ante la pregunta “¿De qué manera pueden hacer sentir su malestar?”, las respuestas fueron: “Nooo, eso es buscarse problemas”. “Sí, es buscarse el despido”. “Hay que aguantar no más”. “No puedes hablar a menos que tengas padrino, si no tienes padrino calladito no más” 76.
Los Jefes de las Microrredes también reciben maltratos de sus superiores, también son presionados por las autoridades, especialmente las que llegan de Lima a dar órdenes. “Por ejemplo, las autoridades que deciden las políticas llegaron a una reunión con Redes y Microrredes y les exigieron a rajatabla que se ejecuten ciertas acciones y los Jefes de Redes y Microrredes se opusieron porque lo que les pedían estaba totalmente fuera de la realidad” 77. “Los que están allá en el gobierno central no saben la realidad ¿no? y los de salud que trabajan en la ciudad no saben lo de periferia es muy diferente, hay una diferencia abismal, uno que aparte de la falta de personal, también a qué nos exponemos, le digo que es muy accidentado los lugares donde vamos, aparte de eso el terrorismo que está presente, nosotros teníamos que ir a una comunidad Tomanga y justito pasaron los terroristas que esto que otro, el otro día ella se fracturó el tobillo, pero ¿quién te reconoce? Y periferia es el peor pagado”78.




Compartir con tus amigos:
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   38


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal