Más sociales en la escuela motivación



Descargar 70.88 Kb.
Fecha de conversión28.01.2019
Tamaño70.88 Kb.

image001.jpg


CURSO 2015-2016 POSTOBLIGATORIA


Lunes, 22 de febrero

MÁS SOCIALES EN LA ESCUELA

Motivación: Vamos a hablar de la campaña de Manos Unidas esta semana. Su lema es “Plántale cara al hambre. Siembra”. Pero, nos hemos planteado alguna vez dónde va nuestro dinero. Podemos dar el dinero sin más a Manos Unidas, o podemos pedir participar de un proyecto determinado en los que trabajen.

EVANGELIO
Lc 9,12-13



«Como caía la tarde, los Doce se acercaron a decirle: Despide a la gente para que vayan a los pueblos y campos de los alrededores y busquen hospedaje y comida; pues aquí estamos en despoblado. Les contestó: Dadles vosotros de comer.»

TEXTO

Uno de los proyectos de Manos Unidas se lleva a cabo en 75 aldeas en el Norte de la India, en el Estado de Uttar Pradesh. Casi un 82% de las familias son agricultores marginales, hay niveles muy bajos de alfabetización, el estatus de la mujer es bajo y todo ello configura un escenario económico y social muy pobre.
El promedio de edad en el matrimonio de las niñas es de 15 años y deben observar purdah (ir tapadas) hasta haber dado a luz a 2 o 3 niños. El proyecto se dirige a las mujeres y las personas con discapacidad de las familias de los pequeños agricultores, a algunos pequeños emprendedores agrícolas y a grupos de agricultores y de mujeres. Los beneficiarios indirectos serán los 38.000 miembros de las familias y otros 27.000 habitantes de las aldeas.


IMAGEN

finalista premio manos unidas de carteles. autor: juan daniel sanz


VIDEO

NO SONRÍAS-MANOS UNIDAS: https://www.youtube.com/watch?v=c-MxcctMx_w

ORACIÓN

Padre, en el mundo hay mucha gente que no tiene lo necesario para vivir.

Jóvenes y mayores, niños y ancianos.

Hay gente que vive en la pobreza y pasa hambre muy cerca de nosotros.

Hay países enteros hundidos en el dolor y la miseria.

Padre, en este mundo nuestro, todos podríamos vivir bien,

si la riqueza estuviese bien repartida.

Pero en cambio cada vez hay gente más rica

y cada vez los pobres son más pobres.

Nosotros mismos queremos vivir cada vez mejor

y no queremos renunciar a lo que tenemos

para ayudar a los que no tienen nada.

Padre, te pedimos por los que pasan hambre.

Te pedimos que los bienes de este mundo,

que tú quieres que sean para todos,

se distribuyan con justicia

y nadie tenga que pasar necesidad.

Y te pedimos que a nosotros

nos enseñes a ser más generosos.




REFLEXIÓN

-¿Por qué será mejor formar granjeros que darles ya el ganado y los productos para que los disfruten? Una de las ventajas de esta campaña es que se dota a las personas del conocimiento y habilidades para el futuro, para tener algo de lo que vivir. De poco serviría darles un vaso de leche y no volver a dárselo nunca más…
- En estos últimos momentos de reflexión, piensa qué haces tú por los demás, cómo haces feliz a la gente que te rodea y qué más podrías hacer.

Martes, 23 de febrero

PLÁNTALE CARA AL HAMBRE. SIEMBRA

Motivación: ¿Cómo garantizar el derecho al alimento en un mundo amenazado por el calentamiento global? Con la cumbia Siembra, compuesta por el grupo Rialengo y animada por Edgar Álvarez, rindamos homenaje a las miles de mujeres y hombres que se dedican a la pequeña agricultura y que cada día, anónimos y en el olvido, siembran hasta el 70% de los alimentos que se consumen en América Latina. Es también una llamada a quienes viven en las ciudades y tienen el poder de sembrar justicia, de apoyar a la pequeña agricultura y junto a ella, exigir que se tomen medidas para detener el hambre y el cambio del clima.

EVANGELIO
Mc 4, 1-9



«Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga».


TEXTO

En septiembre del 2000, los líderes mundiales se comprometieron por primera vez a trabajar juntos, durante un plazo de 15 años, para lograr un mundo libre de hambre y de pobreza. Este compromiso se adoptó tras la Cumbre del Milenio y se plasmó en la Declaración del Milenio, suscrita por los 189 estados miembro de las Naciones Unidas. Los compromisos adquiridos se concretaron en un listado de 8 objetivos y son los Objetivos del Milenio:

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

2. Lograr la enseñanza primaria universal.

3. Promover la igualdad de géneros y la autonomía de la mujer.

4. Reducir la mortalidad infantil.

5. Mejorar la salud materna.

6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades

7. Garantizar la sostenibilidad ambiental.

8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Haciendo eco de las palabras del Papa Francisco, se luchará por un modelo de sociedad que no excluya a los débiles, los más empobrecidos, los menos dotados, acompañando a los pobres entre los pobres, podemos, además, denunciar las causas de la pobreza, colaborando con la puesta en marcha de acciones concretas para acabar con ella. Algunos de los logros del trabajo de estos ocho años son: Reducción a la mitad el número de personas que viven en condiciones de pobreza extrema; pero 1 de cada 9 sigue padeciendo hambre; Más de 2.000 millones de personas han logrado acceder al agua potable. Pero aún más de 1.000 millones de personas no tienen letrinas; Prácticamente se ha conseguido la igualdad en educación primaria. Sin embargo, aún más de 50 millones de niños y niñas siguen sin tener acceso a la escuela.



IMAGEN

premio manos unidas de carteles para centros educativos. autora: ana doblas


VIDEO

SIEMBRA: https://www.youtube.com/watch?v=EVNn4wnvgr4

ORACIÓN

"Dios Bueno y Todopoderoso, que atiendes con amor las necesidades de tus criaturas, concédenos amar eficazmente a quienes carecen de alimento, para que, en la comunicación cristiana de los bienes, y desterrada el hambre de la tierra, podamos todos servirte con diligencia y alegría. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén."

REFLEXIÓN

-¿Qué otros problemas y desafíos crees que deberían solucionarse? La Declaración del Milenio y el resultado de ella nos hace conscientes de la cantidad de problemas globales que van surgiendo: el cambio climático, la escasez de recursos naturales y la sostenibilidad ambiental, la inseguridad alimentaria, las situaciones de conflicto, el aumento de la desigualdad, la necesidad de reforma de las instituciones de gobernanza mundial, etc. La comunidad internacional, con nuestra contribución, debe pensar desde una perspectiva más amplia e incluir estas cuestiones en futuros proyectos.

- ¿Qué tienen que ver los Objetivos del Milenio, y la Campaña de 2016 con nosotros? Gracias a ese compromiso mundial, y desde el que nosotros, los ciudadanos podemos presionar, las pequeñas acciones de todos se convierten en una, una que lleva granitos de amor, felicidad y oportunidad a los que más los necesitan. ¿Qué quieres hacer tú?



Miércoles, 24 de febrero

EL HAMBRE

Motivación: El artículo de Lola Hierro, “El hambre escondida” recibió el premio de redacción de Manos Unidas el año pasado y se ofrece como texto para la campaña de este año. De igual modo, os ofrecemos ver el cortometraje “El hambre”. Cuántas veces nos quejamos nosotros de tener hambre. En cambio, ¿de verdad sabemos lo que es tener hambre?

ISAÍAS 58, 6-8


«¿No es éste el ayuno que yo escogí: desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo, dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo? ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar; para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante? Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del SEÑOR será tu retaguardia.…»

TEXTO

EL HAMBRE ESCONDIDA

Lola Hierro
Sus médicos creyeron que no pasaría de esa noche. Obse llegó al hospital en brazos de su abuela a última hora de la tarde de un 21 de noviembre. Seis meses de edad y tres kilos de peso fueron su carta de admisión en el área de pediatría del hospital rural de Gambo, una aldea a tres horas al sur de Addis Abeba (Etiopía). La minúscula niña apenas se movía; tan solo alcanzaba a emitir leves quejidos, como un gato recién nacido. Su pelo ralo, mirada triste y piel arrugada se asemejaban demasiado a los de otros miles de niños a los que se llevó por delante el peor mal que afecta a los más pequeños en Etiopía: el hambre, razón directa o indirecta del 28% de la mortalidad infantil en el país.

En el imaginario común están las campañas de sensibilización que organizaciones humanitarias y religiosas realizaron en los años ochenta, noventa e incluso bien entrado el siglo XXI, cuando el cuerno de África se moría de inanición. Las fotografías de bebés famélicos con los ojos comidos por las moscas fueron publicadas aquí y allá en un intento de despertar la caridad del mundo desarrollado. Aún se recuerda que entre 1984 y 1985 la escasez de alimentos costó la vida a un millón de personas.

Hoy, el Gobierno etíope intenta por todos los medios librarse de esa imagen negativa, pero los niños se siguen muriendo de hambre. El país ha hecho grandes avances: aunque es el 15º más pobre del mundo en el Índice de Desarrollo Humano, su economía ha crecido a ritmos superiores al 10% durante la última década. En los últimos años, ha reducido la desnutrición del 57% al 44% y la mortalidad de menores de cinco años pasó de 139 muertes por cada 1.000 nacidos vivos a 77 por 1.000, lo que le acerca al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Pero hay datos que no pueden obviarse: que aún más de 300.000 niños son tratados por desnutrición cada año, y que otro 44% sufre un retraso en el crecimiento, por ejemplo.

Lo habitual es asociar la desnutrición a la escasez de alimentos, a la pobreza, pero a juicio de Iñaki Alegría, pediatra en el hospital de Gambo, la razón es multifactorial. Se debe, sin duda, a una carencia, pero no tiene por qué ser total. Cuando faltan productos básicos, el daño es igual de grave. Y en Etiopía ocurre, ya que solo el 4% de los niños tiene acceso a una dieta variada. “Hay muchos alimentos necesarios para el correcto crecimiento de un niño que no están al alcance de las familias más humildes, como la carne, que es prohibitiva” asevera también Olga Arija, hematóloga española y voluntaria en el mismo centro sanitario.

Por eso se habla de dos tipos de desnutrición que pueden llevar a un niño a la tumba: una es el marasmo, que se da en los críos que mueren por inanición pura y dura. La otra es igual de grave pero más invisible, pues no provoca un adelgazamiento tan atroz. Se llama kwashiorkor, una palabra que viene del ghanés y significa el que se desplaza, en alusión a la situación en la que quedan los niños que abandonan la lactancia cuando nace un nuevo hermano. Se da cuando se sufre una carencia de proteínas y otros micronutrientes. Esto provoca despigmentación de la piel, edemas e hinchazón abdominal debido a la retención de líquidos.

En cualquier hospital del país hay niños ingresados con los mismos síntomas que Obse, que ha conseguido sobrevivir a su primera noche de hospital pero ni fuerzas tiene para succionar el biberón. Ella lucha y lucha mientras la leche cae por las comisuras de sus labios. Su abuela, sin perder la paciencia, se esfuerza en conseguir que trague unas gotas. Dos cunas más allá, Mitiku reposa en brazos de su madre, que intenta que el niño no se arranque la sonda nasogástrica que le han colocado para alimentarle porque no podía tragar a causa de unos persistentes vómitos.

Una de las medidas que más promueven Gobierno y ONG es la lactancia materna durante, al menos, los seis primeros meses de vida, algo que ya hacen la mitad de las madres, según Unicef, y combinar esta práctica con la introducción de otros alimentos hasta los dos años. Pero no siempre es posible. Hay casos como el de la pequeña Obse, que quedó privada de esta importantísima fuente de alimentación porque su madre falleció. Una buena solución en el mundo desarrollado es utilizar leche en polvo especial para niños, pero en la práctica este es un producto inalcanzable para muchas familias: un bote para unas cuatro semanas cuesta 200 birr, es decir, ocho euros. Teniendo en cuenta que un tercio de la población vive con menos de 1,25 euros al día y que el sueldo medio de un profesor de primaria o un enfermero es de unos 1.400 birr (unos 56 euros), no salen las cuentas.

El hambre es la razón directa o indirecta del 28% de la mortalidad infantil en Etiopía

Tener muchos hijos es otra de las causas de la desnutrición de muchos niños. Y Etiopía se lleva la palma en índices de natalidad con una media de 5,6 criaturas por madre. “¿Ves a esa niña con mirada triste?” pregunta Francisco Reyes, director del hospital de Gambo. Y señala a Sutuma, una jovencita de dos años y cuatro meses de la que solo se distingue su cabeza calva y una camiseta rosa que le queda inmensa. Descansa en la cama hecha un ovillo, y sus ojos parecen a punto de arrancar a llorar. “Probablemente, este es el culpable de que ella se haya quedado desnutrida”, señala Reyes. Y sí: junto a la cama está su madre sin perder ojo de su hija enferma al tiempo que acuna a otro niñito mucho más joven, pero regordete y saludable. “Cuando llega un bebé nuevo, se amamanta a éste y el que estaba antes que él pierde ese derecho”, explica el director del centro. “Las mujeres tienen niños muy seguidos y, al final, el de cinco años es el que cuida del que tiene meses”, opina Reyes. “Se pasan el día jugando en la calle y no se preocupa nadie de que coman bien”, prosigue. “Ellos entran en casa cuando tienen hambre y cogen lo que ven: una mazorca de maíz, un plátano… Pero hay que enseñar que los niños tienen que comer una serie de alimentos con determinados nutrientes”.

¿Por qué no van al hospital hasta que ya presentan un estado de salud tan pésimo? “No vienen por la delgadez, llegan a esta situación de manera gradual y como ven a los niños a diario, los familiares no se dan cuenta del deterioro”, explica Alegría. Vienen porque el niño no se mueve, no quiere comer, está apático, desganado… Le notan un comportamiento raro”. Otra razón es la económica: en Etiopía no existe la seguridad social y pagar un hospital es algo que no todo el mundo puede permitirse. “He conocido mujeres con un hijo enfermo y otros cuatro sanos que han decidido dejar morir al desnutrido porque, con el dinero que tenían, debían elegir entre curar a uno en mal estado o alimentar a los que aún estaban bien. Para una madre es una decisión durísima, no podemos juzgarlas”, asevera el pediatra.

¿Y qué pasa cuando se producen estas carencias en los primeros años de vida de un niño? “La desnutrición afecta al sistema nervioso y provoca sentimientos de desgana, miedo, apatía… Hasta son ariscos”, relata Reyes. Depende de lo grave que haya sido esa desnutrición y del tiempo que hayan pasado así, los daños a posteriori serán peores. Sufrirán un lento desarrollo intelectual, no serán los mejores de la clase… Ese cerebro ya está tocado”, lamenta. Ese retraso en el desarrollo intelectual supone un alto coste a la economía de un país. Unicef estima que, debido a la desnutrición infantil, África pierde 25.000 millones de dólares (23.000 millones de euros) al año por la pérdida de productividad y los gastos en atención médica.

La prioridad del Gobierno etíope es impulsar los programas de agricultura para combatir la desnutrición y dar independencia económica a las familias en el ámbito rural. Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud cuenta desde 2008 con el llamado Plan Nacional contra la desnutrición que implementa en colaboración con Unicef, y que ha llegado a 228 de los 670 distritos del país, y sigue ampliándose. Cubre a más de siete millones de personas en las zonas más pobres, hasta donde lleva programas con los que reforzar la capacidad de las comunidades para evaluar la desnutrición, comprender las causas y las acciones necesarias y mejorar las prácticas de alimentación infantil, sobre todo durante el embarazo y los primeros 1.000 días de vida del niño.

Una de sus claves es reforzar la ingesta de yodo, hierro o vitamina A, micronutrientes de los que en el año 2005 carecían el 54, 40 y 61% de los menores de entre seis y 59 meses, según el Gobierno. Con este plan, en 2011 el 71% de estos niños recibieron suplementos de vitamina A, y los que sufrían anemia se habían reducido al 44%. Para 2015, los objetivos son reducir la prevalencia de niños con retraso en el crecimiento del 44% al 30% y la mortalidad del 9,7% al 3%.

Una de las medidas más promovidas es la lactancia materna durante, al menos, los seis primeros meses, algo que ya hacen la mitad de las madres

Las medidas gubernamentales son ambiciosas, pero la implementación falla, admite una monja católica que no quiere identificarse. Teme que si critica el sistema, le cierren su proyecto, situado en una aldea a en el sur de la capital y por el que no reciben ayuda económica estatal. Allí, igual que en el hospital de Gambo, la terapia de un niño desnutrido pasa por dos fases: la de recuperación y la de engordamiento. Durante la primera se administra al niño una leche hipocalórica que sirve para recuperar las funciones renales, hepáticas y la capacidad de absorción de nutrientes del intestino. “Todo te deja de funcionar y si comes, sin más, no arreglas nada”, puntualiza Reyes. Unos días después, el niño ya está preparado para comer a todo tren: es entonces cuando recibe otro tipo de leche, esta vez hipercalórica, que hace que engorde hasta 10 gramos diarios. “Tienes que ir a contrarreloj con ellos porque se mueren, no puedes esperar un año a que alcance su peso normal pues son niños en crecimiento y al cabo de ese año igual han tenido que triplicarlo”, completa. Cuando el paciente ha recuperado el 80% del peso adecuado a su edad, se le puede dar el alta en caso de estar ingresado.

Hasta el local donde se desarrolla el programa de alimentación de las monjas, unas 30 madres caminan durante horas cada día desde diversas aldeas de las montañas de la región con sus hijos, habitualmente desnutridos o muy débiles. Una vez allí, ellas son responsables de que se tomen la leche preparada y, en el caso de los que ya mastican, unas galletas de alto contenido calórico o la famosa pasta de cacahuete Plumpy Nut. Otro remedio más casero es una ración de fafa, un puré de cereales enriquecido con vitaminas de olor nauseabundo. “Les explicamos qué alimentos pueden dar a sus hijos y cuáles no, hablamos con ellas para que no se queden embarazadas cuando los que ya tienen son aún muy pequeños o están enfermos, y enseñamos medidas de higiene porque, si el bebé está sucio o lo están los utensilios que usa con él, podría enfermar”, asevera una enfermera de este centro.

Gracias a lugares como este han salido adelante niñas como Natasha, de tres años, que juega con aparente normalidad con el resto de compañeros, atiende a las actividades que organizan los voluntarios y baila con el resto cuando suena la música. “Llegó con los ojos hinchados como balones y llena de llagas”, asegura Marian, una voluntaria del programa. “Ahora la noto un poco lenta a la hora de relacionarse, pero ha mejorado mucho”.

Para Iñaki Alegría, recuperar a un niño es una gran satisfacción, pero nunca es completa porque recaerá si se repiten las mismas prácticas que le llevaron a esa situación. Por eso, en todo el país se desarrollan también proyectos privados que velan por la correcta alimentación de los niños. Encontramos otro ejemplo en Adigrat, una localidad de 65.000 habitantes situada en la frontera entre Eritrea y Etiopía. Allí, las monjas de la orden Filipini dan cada día a sus 234 alumnos de entre seis y 10 años una hogaza de pan y un vaso de leche fresca para desayunar. El primero viene de la aportación económica de la ONG soriana Amigos del padre Olarán. La segunda, de las vacas que pertenecen a la misión salesiana Don Bosco, en la misma ciudad. “No estoy segura, pero imagino que no comen más que una vez al día, o quizá solo aquí”, indica la hermana Berhan Melles. “Pero sí que lo estoy de que toman menos de lo que necesitan, y leche seguro que no”, completa. A su juicio, la diferencia entre un niño mal alimentado y uno satisfecho es totalmente palpable: “Cuando tienen hambre no rinden en clase, están sin energías, sin ganas de jugar y no se concentran en los deberes”, asegura.

En este contexto, no se puede olvidar que los niños siguen muriendo de hambre en Etiopía, da igual la razón. Pero la lucha continúa, los porcentajes de mortalidad poco a poco se reducen y muchos también se salvan. Niños como Natascha, que solo un pañuelo en la cabeza para ocultar su calvicie recuerda lo enferma que estuvo. Niños como Mitiku, que no sin dificultad consiguió librarse de la sonda y comer por sí mismo. O como Obse, a quien no le dieron ni una noche de vida y sorprendió a los médicos con sus ganas de vivir. El 7 de diciembre de 2014, Obse recibió el alta y se fue a su casa riendo y gesticulando, como cualquier otra niña de su edad. Como siempre debería haber sido.


IMAGEN

http://ep00.epimg.net/elpais/imagenes/2015/01/14/album/1421237146_709710_1421318539_album_normal.jpg


VIDEO

Clipmetraje concurso ONG Manos Unidas 2014 "El hambre": https://www.youtube.com/watch?v=cYZPn24eECU


ORACIÓN


"Señor Jesucristo, venimos aquí para rogarte por los que sufren alguna necesidad en el mundo, por los que pasan hambre, por los que duermen al raso, por los que pasan frío, por los que sufren enfermedad y soledad. Que encuentren en nosotros alivio y consuelo. AMÉN 

REFLEXIÓN

¿Crees que tenemos derecho nosotros a hablar de hambre? Nosotros podemos saciar el hambre siempre. Más bien pecamos de lo contrario: de comer en exceso o de comer caprichosamente. Muchas cosas no nos gustan, o nos dejamos lo que no nos gusta.

Piensa que a tus padres les cuesta dinero lo que comes. Les cuesta conseguirlo con su trabajo. Y valora más lo que tienes en el plato.

Da gracias a Dios por poder alimentarte cada día.


Jueves, 25 de febrero

MANOS UNIDAS, MÁS QUE UNA ONG

Motivación: La organización Manos Unidas tiene un importantísimo papel en la erradicación de la pobreza en el mundo. Veremos cómo se puede unir el sentido del amor al trabajo de la ONG y cómo podemos contribuir nosotros con nuestro granito de arena para hacer un poquito más feliz a los demás.

EVANGELIO
Mt 25, 34-36



«Entonces el Rey dirá a los de su derecha: ``Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. ``Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí…»

TEXTO

"Plántale cara al hambre: Siembra"

Manos Unidas, en el trienio 2016-2018, quiere incidir en el derecho a la alimentación (seguridad y soberanía alimentaria) para todos, especialmente para las poblaciones más pobres y vulnerables. Para garantizar este derecho, en cada uno de los años nos centraremos en diferentes aspectos del problema.


Para ello, en el año 2016, Manos Unidas trabajará en dos vertientes, que incidirán no solo en los cambios necesarios para garantizar este derecho en los países empobrecidos, sino en un cambio de comportamientos y actitudes, también en nuestra sociedad.

  • Impulsar la producción y distribución de alimentos más sostenible, apoyando a los pequeños agricultores y los mercados locales.

  • Promover un consumo responsable, proponiendo cambios de conducta para evitar la pérdida y el desperdicio de alimentos. 


IMAGEN

premio manos unidas de carteles 2015.autora teresa calbó


VIDEO

ONG MANOS UNIDAS: PROYECTOS DE LUCHA CONTRA LA POBREZA
https://www.youtube.com/watch?v=IsBOgT0YFbo

ORACIÓN


Padre todo bondadoso, que has modelado el corazón de tu Hijo, buen Pastor, amando hasta el extremo de dar su vida, concédenos vivir su ejemplo de humildad y alegría, de caridad y ardor para que el mundo entero viva según tu Espíritu de Justicia, Paz y Amor. Amén

REFLEXIÓN

-¿Qué es la pobreza? Es la carencia mundial de derechos y bienes imprescindibles para la vida: la comida, el agua, las condiciones higiénicas y de salud, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y crecimiento cultural. El Papa Francisco señala además otras miserias: la miseria moral, la miseria espiritual y la miseria en las relaciones, debida a la carencia de sólidos vínculos familiares.

- ¿Qué aspectos has podido observar en el vídeo? La pobreza tiene efectos físicos. Pero, ¿qué otros efectos crees que tiene? ¿Qué has visto en el primer vídeo que tú no tienes? ¿Hay alguna similitud con tu vida?



Viernes, 26 de febrero

EL BOCADILLO, MÁS QUE UN GESTO

Motivación: Estamos muy acostumbrados a la operación bocata todos los años. Pero el bocadillo, es más que un gesto. Es tu solidaridad con los que no tienen bocadillo. Pagas mucho por este bocata, pero porque sabes que tu dinero se destina a las personas que no tienen la oportunidad de comer cada día, como tú lo haces. Piensa hoy un poco en esas personas y pide a Dios por ellas.

EVANGELIO
Lc 3, 10-11


«Y las multitudes le preguntaban, diciendo: ¿Qué, pues, haremos? Respondiendo él, les decía: El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo»

TEXTO

Frases de hambre


El hambre hace ladrón a cualquier hombre.

Pearl Buck


Casi todos los crímenes que castiga la ley se deben al hambre.

François René De Chateaubriand


Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si no se está muriendo de hambre.

León Tolstói


Todo lo vence el hombre, menos el hambre.

Séneca
El dinero envenena cuando se tiene y mata de hambre cuando se carece de él.

Máximo Gorki
El hambre pasa por delante de la casa del hombre laborioso, pero no se atreve a entrar en ella.

Benjamin Franklin


Un hombre hambriento es un hombre enojado.

James Howell


El hombre de los países industriales ha llegado a la luna dominando la naturaleza. ¿Es justo que el hombre ponga un pie sobre la luna? ¿O no sería más justo que los grandes países pongan los pies sobre la tierra y se den cuenta que hay millones de personas que no tienen trabajo y que sufren de hambre?

Salvador Allende


Un millón de niñitos se nos muere de hambre y un silencio se duerme contemplándolos.

Jorge Debravo


El arma de los imperialismos es el hambre. Nosotros, los pueblos sabemos lo que es morir de hambre.

Evita
Hambre y amor mantienen cohesionada la fábrica del mundo.

Friedrich Schiller
Para quien se está muriendo de hambre la realidad no es huidiza es algo que está allí. Se puede filosofar mucho acerca de la realidad, de si lo que vemos es lo que es y todo eso, pero hay que reflexionar sobre los hechos que tienen que ver con la situación del mundo.

José Saramago



IMAGEN

finalista premio de carteles de manos unidas. autor: abel rocha


VIDEO

1 Premio -Categoría Escuelas -VI Festival Clipmetrajes Manos Unidas. Menú del día


https://www.youtube.com/watch?v=aMb5FDN_apY

ORACIÓN

Señor, que has querido que todos los hombres

seamos y vivamos como hermanos;

ayúdanos a comprender que,

mientras nosotros vivimos una vida feliz,

existen millones de seres humanos,

hijos tuyos y hermanos nuestros,

muertos de hambre y de abandono,

víctimas de la injusticia y de la explotación.

Haznos sentir la angustia

de la miseria universal

y líbranos de nuestro egoísmo y tacañería.

Te lo pedimos

por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


REFLEXIÓN

Originalmente, la operación bocata es el DÍA DEL AYUNO VOLUNTARIO. El sentido de este día es no comer durante un día, para sentir mínimamente lo que pueden sentir las personas que no tienen acceso a la comida a diario. Además, se trata de un día solidario. El ayuno siempre debe estar orientado a la limosna. Con el dinero que ahorras al no comer durante un día, colaboras económicamente con las personas que pasan hambre a través de la Campaña contra el Hambre anual de Manos Unidas. Nosotros hemos transformado este día en la OPERACIÓN BOCATA, porque entendemos que adolescentes y jóvenes deben comer. Pero no pierdas de vista el sentido solidario del bocadillo. Se trata de pagar más por un bocadillo para colaborar con esta campaña a favor de los que pasan hambre.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal