Lista de películas en dvd y cd del P



Descargar 13.1 Mb.
Página418/561
Fecha de conversión10.01.2020
Tamaño13.1 Mb.
1   ...   414   415   416   417   418   419   420   421   ...   561
TÍTULO ORIG.

Precious: Based on the Novel Push by Sapphire 6.6/10 MB

AÑO

2009







DURACIÓN

105 min.

 




PAÍS



 




DIRECTOR

Lee Daniels

GUIÓN

Geoffrey Fletcher (Novela: Sapphire)

REPARTO

Gabourey Sidibe, Paula Patton, Mo'Nique, Mariah Carey, Sherri Shepherd

PREMIOS

2009: 2 Oscars: Mejor guión adaptado, actriz de reparto (Mo'nique). 6 nominaciones
2009: Globo de Oro: Mejor actriz secundaria (Mo'nique). 3 nominaciones
2009: Festival de Sundance: Gran Premio del Jurado, Premio del Público
2009: Premios Independent Spirit: Película, director, guión, actriz, actriz secundaria
2009: Festival de Toronto: Premio del Público

GÉNERO

Drama | Basado en hechos reales. Cine independiente USA. Adolescencia. Drama social

SINOPSIS

En Harlem, la adolescente Clareece 'Precious' Jones (Gabourey Sidibe), una chica negra, que no sabe leer ni escribir, agobiada e insultada constantemente por su madre (Mo’Nique), con un gran sobrepeso y embarazada de su segundo hijo, es expulsada del colegio por las normas referentes a los embarazos de los estudiantes. A pesar de todo la directora del centro la apunta a una escuela alternativa para intentar encauzar el rumbo de su vida. Su nueva profesora, Blu Rain (Paula Patton), por primera vez tratará a Precious de una manera diferente, confiando en sus posibilidades.


CRÍTICAS

Una gran película americana, un final inspirador.

Una auténtica obra de arte. Tan hábil y segura de sí misma como la propia dirección de Mr. Daniels, éste no podía hacer que creyeras en la película 'Precious' a menos que fueras capaz de creer en la propia Precious. Lo harás.

Precious se mete en tu cabeza, te conmueve como ningún film ha hecho en años y entonces te eleva de una manera que no ves venir. Se merece un lugar entre las mejores películas del año.

Tiene el talento suficiente como para que la congoja se mezcle con la sorpresa, la sonrisa, el flipe y hasta el buen rollo negro de Harlem.

¿Una gran película? No. Es un canto a la superación con un personaje demoledor y unas interpretaciones excelentes, pero nunca un coherente retrato de grupo."





Retratar la miseria sin miserabilismo, empatizar con la gorda inmensa.

Esta segunda película, tras Shadowboxer, del director afroamericano Lee Daniels (Philadelphia, 1959) presenta varias características del mejor cine independiente norteamericano: obra pequeña pero comprometida, ausencia de estrellas, renuncia a la explotación de los esquemas de género, personajes marginales con quienes empatiza el espectador o rodaje y ambientación en barrios urbanos en las antípodas sociales y culturales de Hollywood. Un cine decididamente anti-espectacular que trata de tú al público y espera de éste una respuesta emocional e ideológica en correspondencia con los valores humanistas y progresistas que suele encarnar.

La protagonista Clareece Precious Jones es una adolescente de 16 años y más de cien kilos de peso que espera su segundo hijo. Vive con su madre, Mary, en un apestoso apartamento de Harlem; violada por su padre, tuvo una niña con síndrome de Down, cuidada por su abuela a quien llama Pequeña Mongo. Sólo cuando llega la asistenta social para comprobar que el subsidio que reciben y del que viven Precious y Mary, está bien empleado en el bienestar de Pequeña Mongo, la adolescente ve a su hija. Mary nunca sale a la calle y maltrata continuamente a su hija, despreciándola y cultivando su obesidad mórbida. Por momentos, Precious sueña con una vida mejor, un chico que la quiera, triunfar como cantante… y cualquier otra fantasía habitual en chicas de su edad, aunque el contraste con la realidad es abismal en su caso. La directora de la escuela le recomienda que vaya a un programa alternativo para su educación y así lo hace, aunque con el parecer en contra de su madre. Poco a poco aprende a leer y, sobre todo, se siente querida por la maestra Blue Rain y las compañeras, cuyo apoyo es decisivo para ella cuando da a luz a su segundo hijo y no quiere volver con su madre.

Mostrar la realidad más miserable, tanto por la pobreza como por el racismo, la incultura y, sobre todo, el déficit afectivo y los desprecios de una familia desestructurada y hacerlo sin situarse en esa perspectiva tan repugnante moralmente en los medios de comunicación que podemos llamar miserabililismo ya tiene su mérito. El de Precious, una película que parecía destinada al voyeurismo de mostrar las mayores miserias de un barrio pobre, las peores pesadillas de una chica que ha sufrido durante años los abusos sexuales de su propio padre, los sentimientos heridos con crueldad de quien nunca se ha sentido querida por su madre, las frustraciones de perder el tiempo en la escuela sin aprender nada, la marginación de carecer de amigos, la impotencia de no gustar a los chicos… en fin, todo un cúmulo de fracasos que, más allá de la pura supervivencia económica, afectan a la autoestima y, por tanto, al equilibrio psicológico y hasta a la salud mental.

En esa primera y acertada perspectiva, la película pone en relación la marginalidad económica con la afectiva y familiar y la cultural-educativa; es decir, subraya muy bien que aún hay una pobreza más hiriente que la de depender del subsidio municipal en el barrio tomado por los drogatas del crack y es la que siente una adolescente por los desprecios constantes de su madre, responsable también de la obesidad que conlleva la exclusión social, y el nulo aprecio de sí de quien no aprende nada en la escuela. Pero el director evita en todo momento que el espectador se escandalice por esa realidad social o adopte actitudes paternalistas de conmiseración; afortunadamente consigue mostrar esa realidad sin miserabilismo, para lo cual se toma una distancia irónica pero no frívola que le viene muy bien al relato. Subraya la dimensión humana de la protagonista haciéndonos partícipes de sus frustraciones y desprecios, sintiéndonos solidarios de la inmensa gorda que nos cae simpática porque, con toda su ingenuidad, va tanteando el presente, sobreponiéndose con palos de ciego a sus dificultades, y construyendo con suma dificultad un futuro. En el devenir de esta chica vemos un progreso dramático que se corresponde estrictamente con cierto progreso personal: el que va de tener que soportar una madre maltratadora, estar ausente en la escuela y no ver a su hija a recibir la solidaridad de las compañeras, aprender a leer y recibir el apoyo de los servicios sociales que le ponen las pilas a la madre.

El título original subraya la dependencia estricta del relato cinematográfico del texto literario; una novela que lleva por título Push (así llamada también en la edición española de Anagrama) y viene firmada por Sapphire, pseudónimo de Ramona Lofton, una californiana afincada en Nueva York que tiene experiencia en educación de adolescentes y adultos en Harlem y Bronx. Esa dependencia no es gratuita, pues la novela narra en primera persona la vida de Precious y hace de su adquisición de lenguaje (el aprendizaje de la lectura y la escritura y la relación epistolar con la maestra) un correlato exacto de la progresiva liberación que experimenta la adolescente: liberación del sentimiento de culpa por las violaciones sufridas, de los desprecios de la madre y de las muchas frustraciones acumuladas en su corta vida. Por tanto, la novela hace del medio verbal la forma privilegiada para expresar el camino existencial de Precious, tanto por el relato en primera persona como por el dominio del lenguaje como poder de conocimiento de uno mismo: lo que tiene un nombre y es verbalizado es conocido y, por tanto, dominado, de ahí que el lenguaje se convierta en una herramienta de liberación de todos los temores. Esta relación entre lengua, conocimiento y poder, sobre la que existe una abundante literatura ensayística y teórica, está en el fondo de una película mucho más consistente de lo que un primer visionado sugiere y que hay que aplaudir en cuanto soslaya con elegancia los muchos riesgos que corría el tema para abundar en una dimensión humana sin demagogias. (Cine para leer)






Compartir con tus amigos:
1   ...   414   415   416   417   418   419   420   421   ...   561


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal