La trigésima primera asamblea de delegadas de la cim


Cuadro 11 Sanciones penales por actos de tráfico



Descargar 1.3 Mb.
Página25/61
Fecha de conversión25.11.2019
Tamaño1.3 Mb.
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   ...   61

Cuadro 11

Sanciones penales por actos de tráfico







País



Pena básica


Pena si existen factores agravantes



Factores agravantes

Pena por intento de cometer un acto

Belice

5 años

N/A

N/A

Si

Costa Rica

3 a 6 años

4-10 años

►La víctima es menor

►Uso de coerción / fraude /violencia / abuso de autoridad / abuso de la situación de necesidad de la víctima / toda otra forma de intimidación

►El perpetrador es familiar o custodio


No

República Dominicana

2 a10 años más multa de 100.000-1.000.000 de pesos

N/A

El tráfico de por sí es un factor agravante del delito de proxenetismo. Otros factores agravantes:

►La víctima es menor

►Uso de amenazas / violencia / abuso de autoridad / fraude.


Si

Guatemala

1 a 3 años multa de 2.500-15.000 quetzales

La pena aumenta en 2/3

►La víctima tiene menos de 12 años

►El acto es cometido con intención de obtener ganancias o satisfacer los deseos de un tercero.

►Uso de engaño / violencia / abuso de autoridad.


No

Honduras

5 a 8 años más multa de 100.000-

200.000 lempiras



N/A

N/A

No

Nicaragua

4 a 10 años

Pena máxima impuesta

►La víctima tiene menos de 14 años.

►La víctima es casada o vive en concubinato con el perpetrador.



No

Panamá

2 a 4 años

6 años

►La víctima tiene menos de 12 años.

►El acto es cometido con fines de ganancias.

►Uso de engaño /violencia / abuso de autoridad / toda otra forma de intimidación o coerción.

►El perpetrador es familiar o custodio de la víctima.



No

Como se señaló brevemente en párrafos anteriores, una encuesta de las leyes de tráfico de la subregión indica que en todos los países se otorga protección a los menores contra el tráfico y en la mayoría de ellos la pena por el tráfico, por lo menos en algún subgrupo de menores, es superior a la del tráfico de adultos. La principal diferencia en las leyes de los distintos países es que, en tanto algunos consideran el tráfico de cualquier menor como agravante otro solo define el agravante del delito de tráfico si el menor tiene menos de determinada edad. Por ejemplo, Nicaragua no considera que le tráfico de un menor es agravante a menos que la víctima tenga menos de 14 años. Honduras, Panamá y Nicaragua han optado por una edad mínima aún menor: según sus leyes sobre tráfico, la víctima que es menor debe tener menos de 12 años para constituir un agravante. En contraste con ello, en Costa Rica, el tráfico de menores de 18 años constituye un agravante.


La inclusión de estas leyes en los distintos códigos penales de la subregión representa una mejora –en muchos casos, una mejora reciente– en relación con la atención que se otorgaba antes al problema del tráfico humano en estos países. Sin embargo, es importante mencionar que en casi todos los casos estas leyes rara vez se aplican y en muchos menos contados casos dan lugar a la condena de los traficantes.
Legislación penal contra la instigación y el proxenetismo
Las personas que trafican mujeres y niños con fines de explotación sexual comercial también pueden ser procesadas por los actos que cometen en virtud de las leyes nacionales sobre proxenetismo. Al igual que con las leyes sobre tráfico que se acaban de analizar, estas leyes se centran casi exclusivamente en los actos vinculados con la prostitución; a diferencia de las leyes sobre tráfico, están básicamente orientados a los actos que no conllevan el cruce de fronteras internacionales.
Instigación
Las leyes sobre instigación en la subregión son bastante similares entre los países que la integran. Si bien el texto exacto varía algo de una ley a otra, cada una de ellas cuenta en su núcleo con la penalización de los actos de fomento o facilitación de la prostitución de otra persona. En todos los países, con excepción de Belice, que limita la aplicación de su ley de instigación a situaciones en que la persona prostituida es mujer, la ley se aplica idependientemente de que la víctima (o la potencial víctima) sea varón o mujer. En todos los países, con excepción de Guatemala, la condena por instigación conlleva una posible pena de prisión (véase el cuadro que figura más adelante, donde se indican las penas exactas). Así como la pena que prevé Guatemala por el tráfico es la más leve de la subregión, su pena de multa sin prisión es la más leve que existe en la subregión por los actos de instigación.
Como se ilustra en el cuadro que figura más adelante, todos los países de la subregión, con excepción de Belice, prevén un aumento de la pena para el delito de instigación cuando existen factores agravantes. Si bien algunos países incluyen estos factores agravantes en la disposición básica sobre proxenetismo o instigación, otros países han establecido un delito por separado, titulado “instigación agravada.” Los factores agravantes más comunes del proxenetismo incluyen lo siguiente: cuando la víctima es menor (en países donde la prostitución de adultos es legal); cuando ha habido engaño, violencia, abuso de autoridad o coerción; cuando el perpetrador es compañero, familiar o tutor y cuando el perpetrador es reincidente o representa la autoridad del Estado.
Algunas otras diferencias en el alcance de estas leyes que proscriben la instigación vale la pena mencionar por ser suficientemente significativa. Por ejemplo, Panamá y Guatemala limitan la definición de instigación aplicándola sólo a las personas que promueven o facilitan la prostitución por una ganancia o para satisfacer el deseo de otros. La República Dominicana, por su parte, amplía la definición básica de proxenetismo a efectos de incluir a las personas que “mediante amenazas, presión u otros medios perturban las actividades de prevención, asistencia o reeducación de las organizaciones calificadas que trabajan con varones y mujeres que participan en la prostitución o corren riesgo de participar en la prostitución.” Finalmente, Honduras incluye en el ámbito de su legislación sobre instigación a las personas que “evitan o impiden que otra persona abandone la prostitución.”
Proxenetismo
Vivir de los ingresos de una persona dedicada a la prostitución es otro delito por el que se puede procesar a los traficantes. El delito de proxenetismo es casi idéntico en todos los países que tipifican este delito, que incluye a todos los países de la subregión con excepción de El Salvador y Honduras. Para ser culpable de proxenetismo, no es necesario que una persona viva totalmente de los ingresos de otra que ejerce la prostitución. Más bien, las disposiciones en esta región explícitamente establece que quien vive, aunque sea solo parcialmente, de lo que recibe una persona por prostituirse es suficiente para constituir delito. La República Dominicana pese a no contar con una disposición específica sobre proxenetismo, incluye sí en su definición de instigación la frase genérica de que “quien recibe beneficios por el ejercicio de la prostitución ....” Podría argumentarse que esta frase incluye también las actividades de proxenetismo.




Compartir con tus amigos:
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   ...   61


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal