La trigésima primera asamblea de delegadas de la cim



Descargar 1.3 Mb.
Página22/61
Fecha de conversión25.11.2019
Tamaño1.3 Mb.
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   61
C. Legislación penal
Si bien ningún país de la región cuenta con legislación contra todas las formas del tráfico de personas o específicamente contra el tráfico con fines de explotación sexual comercial, prácticamente todos los países de la región (con excepción de El Salvador) cuentan sí con leyes en sus códigos penales que sancionan las actividades del tráfico con fines de prostitución. Si bien estas leyes en general se parecen entre sí, varían de un país a otro. Las diferencias notables en estas leyes incluyen las diversas definiciones de los países sobre qué acto constituye tráfico. Las características que la víctima del tráfico debe poseer para recibir la protección de estas leyes, el ámbito de cobertura geográfica previsto en cada ley; los propósitos del tráfico que se prohíben y el rigor de la pena impuesta cuando se producen actos de tráfico. El delito de tráfico no está explícitamente definido en todos los países. En Belice, Panamá y República Dominicana, por ejemplo, en el mejor de los casos, el tráfico se caracteriza como una modalidad del delito de instigación al proxenetismo. Otros países han penalizado el tráfico para la prostitución en la denominación: trata de personas o trata de blancas.
Víctimas del tráfico
Los distintos instrumentos legislativos sobre tráfico prevén tres categorías básicas que debe poseer una persona para ser considerada víctima de tráfico. Estas categorías incluyen el género, la edad y la nacionalidad. En cuanto al género, todas las leyes, con excepción de las de Belice, son neutrales en este sentido; es decir, tanto pueden ser víctimas del tráfico los varones como las mujeres. Algunas leyes establecen esta neutralidad de género mediante disposiciones expresas en la legislación sobre tráfico; por ejemplo, las leyes de Honduras y Costa Rica explícitamente incluyen la expresión “personas de cualquier sexo” y la ley de República Dominicana incluye la expresión “personas, hombres o mujeres...” Las leyes que no contienen estas disposiciones expresas sobre género, como las de Nicaragua y Panamá, incluyen términos generales tales como “víctima”, “extranjeros” y “nacionales” que pueden interpretarse como neutrales desde el punto de vista del género. En contraste con el resto de la legislación de la subregión, las leyes sobre tráfico de Belice se aplican sólo a “mujeres”.
Sin excepción, las disposiciones sobre tráfico en estos códigos penales prevén el tráfico de adultos y menores. Al igual que respecto de la disposición sobre género, los distintos países utilizan un lenguaje legal diferente para incluir/reconocer a los menores como posibles víctimas del tráfico. Por ejemplo, en la República Dominicana se hace referencia explícita a los “menores” en el texto de la ley, en tanto que en la de Honduras se ofrece explícitamente protección a “personas de ... cualquier edad.” Guatemala, Nicaragua y Panamá no hacen referencia expresa a los menores en sus códigos; sin embargo, como ya se indicó, el lenguaje general utilizado en las disposiciones de esos países sobre tráfico puede interpretarse en el sentido de que incluye tanto a adultos como a menores. En muchos casos, la edad y/o la condición de menor se considera un factor agravante del delito, como se indica más adelante.
Puede entenderse que la mayor parte de estas disposiciones sobre tráfico se aplican cuando se cometen ciertos actos que afectan a nacionales de un país y también cuando se aplican a extranjeros. En la legislación de Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá, ello está implícito en el hecho de que las disposiciones prevén que el tráfico puede incluir el ingreso y la salida de una persona del territorio nacional. En los casos de Nicaragua y la República Dominicana resulta menos claro si las disposiciones de estos países sobre tráfico se aplican cuando las víctimas son tanto nacionales como extranjeros. La legislación nicaragüense incluye quienes son traficados para la prostitución “dentro o fuera del país” y la ley dominicana abarca las situaciones en que las víctimas de proxenetismo han sido sometidas o instigadas a dedicarse a la prostitución “fuera del territorio nacional”, “a su arribo al destino en el exterior” o “en el lugar que se encontraba antes de su arribo al destino en el exterior.”



Compartir con tus amigos:
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   61


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal