La pedículosis (piojos) Cualquier persona puede ser infestada por piojos



Descargar 16.73 Kb.
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño16.73 Kb.



LA PEDÍCULOSIS (PIOJOS)


Cualquier persona puede ser infestada por piojos y, aunque no supone ningún riesgo para la salud, constituye un problema sanitario que debe prevenirse y tratarse.
Son unos insectos parásitos muy pequeños de color marrón grisáceo, que no tienen alas y viven entre el pelo de las personas, alimentándose de la sangre que chupan.
Las liendres (sus crías) son brillantes, duras y de color blanco amarillento. Se adhieren fuertemente al pelo, confundiéndose en ocasiones con la caspa, aunque a diferencia de ésta no se desprenden al peinar el cabello.
El primer síntoma suele ser un persistente picor de cabeza, aunque la mejor manera de saber si alguien tiene piojos es buscándolos. Los parásitos adultos no se suelen detectar, pero es fácil ver las liendres, sobre todo en la zona de la nuca y detrás de las orejas.
¿Qué son los piojos?
Los piojos se contagian con mucha facilidad, viven en la cabeza del hombre, no en los animales. Se transmiten por proximidad entre las cabezas, basta que dos cabezas se junten para que los piojos pasen caminando.
Debe evitarse el uso común de objetos como peines, cintas, horquillas, pañuelos ... que hayan estado en contacto con los piojos o liendres.
Ningún parásito abandona jamás la cabeza voluntariamente a no ser para mudarse a otra que esté en contacto directo. Por esta razón hay que comprobar cuántos miembros de la familia tienen piojos, y aplicar el tratamiento a todos ellos al mismo tiempo, siempre y cuando se detecten liendres o piojos.
Un niño con piojos puede asistir al colegio cuando haya iniciado el tratamiento correcto.

¿Cómo se contagian?


Sólo está justificado el tratamiento en niños que tengan piojos. Cuando el niño no tenga piojos, aunque haya casos cercanos, hay que seguir las medidas de prevención, pero no se debe hacer el tratamiento:
La eliminación de los piojos es fácil con un correcto tratamiento:
– La forma más apropiada de iniciar el tratamiento no es con un champú insecticida sino con una loción, preferiblemente a base de piretrinas.
– Las lociones permanecen durante más tiempo en contacto con el cabello y el grado de penetración en los huevos (liendres) es mayor. Sin embargo los champús se van con el aclarado.
¿Cómo se previenen?
Con una esmerada higiene personal.
No existe ninguna loción o champú que evite la aparición de piojos.
Los piojos pasan fácilmente de una persona a otra, por lo que es muy importante mantener las medidas higiénicas adecuadas que a continuación se indican:
– Lavar con frecuencia el pelo, con jabón o champú normal.

– Peinar y cepillar diariamente el pelo.

– Revisar frecuentemente la cabeza de los niños, especialmente detrás de las orejas y en la nuca.

– Limpiar los peines y cepillos con frecuencia.

– No intercambiar peines y otros accesorios para el pelo.

– No usar de forma preventiva lociones ni champús contra piojos.



Cuando se detecten piojos en algún miembro de la familia o en el colegio, se deberán intensificar todas las medidas descritas.
¿Cómo se tratan?
– Mojar todo el cabello y cuero cabelludo con una loción antiparasitaria.

No tapar la cabeza con toallas o similares (absorben el producto y no hace efecto).



No lavar el cabello antes de aplicar la loción.
– Pasadas 2 a 4 horas lavar el cabello con champú antiparasitario.
Aclarar con agua y vinagre (una parte de vinagre y dos de agua): El vinagre ayuda a deshacer el cemento que adhiere la liendre al cabello. No secar el pelo con secador, el aire caliente destruye el insecticida.
– Una vez aclarado el pelo, quitar las liendres con la mano (es lo más eficaz) o con una liendrera (peine especial de púas muy juntas).
– El tratamiento debe repetirse a los 10 y 20 días. La repetición del tratamiento en estos días destruirá el nuevo piojo antes de llegar a la madurez y por tanto antes de poner nuevos huevos.
– Los peines, adornos para el pelo, etc., se deben sumergir durante una hora en loción antiparasitaria. La ropa, toallas, etc., se deben lavar con agua caliente.

Los tratamientos no justificados pueden ser peligrosos por la toxicidad de los productos empleados, y a largo plazo ineficaces por la aparición de resistencias.


En caso de duda consultar con un especialista.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal