La intimidad sanitaria en la jurisprudencia del tribunal europeo de derechos humanos



Descargar 62.12 Kb.
Fecha de conversión22.10.2018
Tamaño62.12 Kb.

XXI CONGRESO NACIONAL DE DERECHO SANITARIO

CUANDO LOS MEDICAMENTOS SE CONVIERTEN EN

INSTRUMENTO DEL DELITO

Comentario sobre a la sentencia 5/14 de 3 de marzo

de la Audiencia Provincial de Las Palmas
Autores:

J. Corbella i Duch, Doctor en Derecho, Abogado del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

Mª Estela Moreno Martínez, Especialista en Farmacia Clínica, adjunta Servicio de Farmacia del Hospital de la Sta. Creu i Sant Pau

Milagros Alonso Martínez, Medico especialista en Farmacología clínica, Servicio de Farmacología Clínica, Hospital de la Sta. Creu i Sant Pau.


ÍNDICE

1. Justificación del trabajo a modo de Introducción.

2. Resumen de los hechos declarados probados.

3. Relación de los medicamentos mencionados en la sentencia.

4. Razonamientos jurídicos en relación a los medicamentos administrados.

5. Breve comentario personal.





  1. Justificación del trabajo a modo de Introducción.

a) Noticia de la sentencia.

A principios de verano tuve conocimiento de la sentencia dictada por el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Las Palmas el 3 de mayo de este mismo año de 2014, que condena al único acusado por un delito de asesinato cometido mediante la administración a su esposa de diversas sustancias y medicamentos no pautados por los médicos que la atendían, talio, opiáceos, benzodiacepinas e insulina.

A pesar de que con el paso de los años resulta que cada vez hay menos cosas que le sorprenden a uno, la simple lectura de la breve reseña del repertorio de jurisprudencia (Aranzadi, ARP/2014/488), nos da cuenta de lo insólito del caso, en lo que se toca a los medios y forma de ejecución del delito, por lo que inmediatamente captó mi atención, iniciando seguidamente la lectura del texto de la resolución, a pesar de su considerable extensión, y de que presenta un estructuración poco atractiva, puesto que en el apartado de hechos probados se reproducen (suponemos que literalmente), los hechos que el Jurado, en su veredicto, declara como desfavorables, y como favorables, para el acusado.

La publicación de la sentencia en un repertorio de jurisprudencia fue toda una novedad para mi, pues no tenia ningún conocimiento previo de los hechos, y tampoco supe de la celebración del juicio por los medios de comunicación. Si bien cabe decir al respecto, después de leída, y de consultar en Internet, pude comprobar que el juicio tuvo amplia repercusión en Canarias, donde se le conocía como “el Caso talio”, tal como aparece en las ediciones digitales del diario “Las Provincias”, y de “Canarias Ahora”, habiéndose desarrollado durante 20 largas y tensas sesiones, durante los meses de enero y febrero de este año de 2014

Finalmente, un comentario sobre la identidad de las personas que intervinieron en los hechos, víctima y acusado, principalmente, que en el repertorio de jurisprudencia aparecen con nombres totalmente ficticios, mientras que en las ediciones digitales de los periódicos aparecen con sus nombre reales, que se corresponden con los de Laura e Iván, y, en algunos casos, incluso con la mención de los respectivos apellidos.

Viendo estas discordancias surgen diversas preguntas. Si las sentencias son públicas y se “leen en audiencia pública” por qué se emplean después nombres ficticios ¿?. Que sentido tiene mantener los nombres supuestos en el repertorio de jurisprudencia cuando la prensa diaria ha publicado, reiteradamente, los nombres reales ¿??. Porque no identificamos los procesos judiciales de la misma forma en que lo hacen el Tribunal de Justicia de la UE, y el Tribunal de Derechos Humanos del Consejo de Europa, con la mención del nombre de cada parte, salvo que por motivos graves e importantes que afecten a la dignidad personal, alguna de ellas solicite al tribunal que no se la mencione por el nombre ¿??, homogeneizando así las formas en los procedimiento judiciales a todos los niveles ¿??

No dudo que alguna vez tendré respuesta a tales preguntas.


b) Elementos que singularizan la resolución.

La singularidad del caso no deriva de la condena por un delito de asesinato, sino por la forma de su comisión, ya que el autor utiliza para ello unos medios que no son los mas habituales, dicho sea con todas las prevenciones, y teniendo en cuenta que, históricamente, entre los procesos judiciales que han acaparado mayor atención mediática y social se hallan los referidos a crímenes por envenenamiento.

En el caso estudiado resulta que las discusiones judiciales se centraron entorno a si hubo o no administración de fármacos, a su composición y efectos, la cual cosa obligó a los abogados de las partes, Ministerio Fiscal, Magistrado y miembros del Jurado a tomar conocimiento sobre una materia muy especializada, entrando de lleno en el ámbito de las drogas y medicamentos, hasta el punto de que podríamos decir que, en algunos momentos, las sesiones del juicio llegaron a convertirse en un curso acelerado de farmacología.

En el ámbito de las relaciones, o situaciones, personales, cabe tener en cuanta que acusado y víctima constituían un matrimonio, que tenían un hijo menor, que ambos trabajaban como enfermeros, o auxiliares de clínica, el acusado en Hospital Insular de Gran Canaria, donde tuvieron lugar la mayor parte de los hechos enjuiciados, y la víctima en el Hospital Doctor Negrin, y que Laura, la víctima, cursaba estudios de medicina.

A pesar de que no estamos ante una cuestión de Derecho Sanitario, resulta que, se mire el caso por donde se mire, nos damos de frente con el ámbito sanitario, desde la profesión de los protagonistas, pasando por el lugar donde se desarrolla la acción criminal, hasta terminar con los modos e instrumentos del delito.

Y, dicho esto, podemos iniciar el comentario de la sentencia, partiendo de los hechos que la misma declara probados, según el veredicto del Jurado.




  1. Resumen de los hechos declarados probados.

- El acusado decidió, meses antes de mayo del año 2010, acabar con la vida de su mujer.

- Para conseguir su propósito, comenzó a administrarle talio, diluido en la comida, metal pesado cuya ingesta resulta altamente dañina para el ser humano.

- En los días anteriores al 15 de mayo de 2010, con idéntica finalidad de acabar con la vida de su mujer, comenzó a suministrarle, sin que aquella se diera cuenta, benzodiacepinas, opiáceos e insulina.

- Como consecuencia del suministro de insulina no prescrito por facultativo alguno, el día 15 de mayo de 2010, Laura hizo una hipoglucemia severa con pérdida de consciencia.

- La Unidad de emergencias decidió su traslado al Servicio de Urgencias del Hospital Insular, en el que fue tratada a las 15.25 horas, siendo derivada a la UMI a las 20.34 horas con sospecha de cuadro séptico, siendo estabilizada en dicho Servicio, hasta el punto que se acordó su traslado a la planta 8ª del Servicio de Medicina Interna del mismo Hospital a las 11.25 horas del 19 de mayo de 2010.

- Durante el traslado en la ambulancia sanitarizada, la enfermera que asistía a Laura ante la sospecha de intoxicación medicamentosa inyectó a la paciente, por prescripción de los facultativos del 112, Anexante y Naxolona.

- El acusado, al estar presente en el traslado en ambulancia, en la asistencia en el Servicio de Urgencias y en la UMI, y prevaliéndose de la confianza que en él tenían sus compañeros de trabajo en la UMI del Hospital Insular, tuvo en todo momento conocimiento del tratamiento pautado, así como de los síntomas que presentaba la paciente.

- Laura, al ingresar en el Servicio de Medicina Interna manifestó, en el momento de elaborar la historia clínica, que no estaba sometida a tratamiento médico alguno.

- Una vez trasladada Laura a la planta de Medicina Interna, sobre las 21 horas del día 19 de mayo, el acusado permaneció en todo momento con su mujer, manifestando al personal de la planta que se encargaría de atenderla y de administrarle la medicación pautada, y de esta manera aprovechó para suministrarle insulina, de modo que sobre las 6.18 horas del 20 de mayo, Laura sufrió un coma hipoglucémico, con respiración agónica superficial lo que motivó su nuevo ingreso en la UMI.

- Pautado tratamiento por el Servicio de Endocrinologia, tras el que Laura remontó, realizándose controles cada 15 minutos para controlar las hipoglucemias.

- Estando presente en todo momento el acusado, tanto durante la crisis en planta como en las maniobras de reanimación en la UMI, donde se detecto Hepatomegalia y niveles de glucemia muy bajos. Servicio en el que prevaliéndose de su condición de enfermero y de la intimidad del biombo colocado en el box, continuó suministrando insulina, impidiendo de esta manera que los niveles de azúcar en sangre subieran pese a la medicación al efecto que le estaba siendo administrada.

- Durante la madrugada del 21 de mayo el acusado permaneció junto a su mujer, hasta que sobre las 6 horas esta sufrió una parada cardio respiratoria al poco de la realización de un control de hipoglucemia con valores normales, remontando tras 10 minutos de parada, requiriendo intubación para la protección de la vía aérea, habiendo administrado ese día de nuevo insulina Iván a su mujer, suministro que provocó esta nueva crisis.

- Los días 23 y 29 de mayo Laura sufrió nueva parada y crisis de hipoglucemia, respectivamente, estando en compañía de Iván y como consecuencia de la insulina no pautada que el acusado le estaba suministrando.

- El día 27 de mayo Laura fue valorada por el Servicio de Psiquiatría a fin de descartar cualquier tentativa de autolisis, no observándose psicopatología.

- A las 8 horas del día 3 de junio, el acusado Iván, tras permanecer a solas con ella, suministró a su mujer medicamentos no pautados, dando lugar a una intoxicación medicamentosa que le provocó parada respiratoria y coma. Acordándose un nuevo ingreso en la UMI.

- Los análisis realizados ese mismo día 3 de junio objetivaron un resultado positivo de medicamentos no pautados y en concreto nordiazepam en sangre y orina, midazolam en sangre, morfina en orina y contenido gástrico, y codeína en orina.

- Una vez recuperada Laura en la UMI, los médicos concluyeron que la insulina era de origen exógeno, por lo que se decidió que nadie al margen del personal médico, permaneciera con la paciente fuera del horario de visitas, haciéndose constar el día 11 de junio por escrito en las notas de enfermería la prohibición de visitas durante la noche.

- El acusado ignoró las instrucciones médicas de restricción de visitas, y abusando de la confianza de sus compañeros, consiguió deambular libremente tanto por la UMI como en el cuarto donde se almacenaban los medicamentos, en el que entró en varias ocasiones.

- Gracias al aumento del control con las restricción de visitas en horas nocturnas, se produjo una notable mejoría de Laura, siendo traslada a planta el 10 de junio de 2010 y dándole el alta a las 14.22 horas del día 28 de junio con el diagnóstico de posible trastorno hereditario de betaoxidación mitocondrial con debut tardío.

- En la planta de Medicina Interna no se pautaron benzodiacepinas ni opiáceos.

- Una vez en el domicilio común, y pese a que Iván contaba con la ayuda de su suegra, este controló en todo momento la alimentación, bebida y medicación de su mujer.

- El día 29 de junio Iván suministró a su mujer un suero de ignorado contenido excusándose en los vómitos que sufría como consecuencia de una pretendida intoxicación.

- Trasladada al Servicio de Urgencias del Hospital Insular en el que ingresó a las 19.43 horas con disfunción multiorgánica y grave afectación respiratoria, hepática y renal, y una vez estabilizada a las 23.46 horas se acordó su ingreso en la UMI, objetivándose en los análisis tiopental en sangre, orina y lavado gástrico, midazolam en sangre, orina y lavado gástrico, y morfina en sangre, orina y lavado gástrico.

- El 5 de julio le administró en el domicilio familiar, tiopental, midazolam y morfina, por lo que sobre las 2 horas del día 9 de julio, Laura, pese a la evolución favorable, comenzó a estar dormida, presentado dificultad respiratoria requiriendo nueva intubación, objetivando la analítica realizada ese día la presencia de barbitúricos en orina que no habían sido pautados.

- El día 8 de julio se detectó en el flanco lumbar izquierdo de Laura un pequeño hematoma postpunción.

- El acusado, en las primeras horas de la mañana, 11 de julio, ignorando la prohibición de visitas, permaneció en compañía de su mujer durante cinco o diez minutos, administrándole midazolam y morfina que ocasionaron una parada cardiorrespiratoria con asistolia que determinó el fallecimiento a las 14 horas de dicho día.

- En la analítica de esa día 11 de julio, se objetiva la presencia de fenobarbital (metabólico del Tiopental) en orina, medicamento no pautado.

- En los análisis efectuados en el vello púbico de Laura, extraídos ante mortem, se encontraron niveles de talio por encima de los niveles normales, compatibles con una exposición a tal metal dos o tres meses anterior a los análisis.

- Las crisis de hipoglucemia, aún cuando no fueran la causa determinante del fallecimiento de Laura, si coadyuvaron a la misma, al haber debilitado de tal forma el organismo de aquella como consecuencia de las varias paradas cardíacas, que le impidieron remontar la última crisis cardiaca.

- En el registro del domicilio familiar efectuado por la Brigada de Homicidios del CNP se incautó gran cantidad de fármacos dispersos en una palangana, una nevera del sótano, la nevera de la cocina y en particular en el baño, fármacos que exceden, con mucho, del acopio normal de medicamentos de una familia.

- No existen antecedentes de enfermedades diabéticas de Laura, al margen de una diabetes senil en la abuela materna.

- En la autopsia judicial del cadáver de Laura se objetivo la existencia en las uñas de las denominadas Líneas de Mees, síntoma de posible intoxicación por talio.

- La causa de la muerte, como concluyen los médicos forenses, de Laura, se debió a un fallo multiorgánico causado por intoxicación medicamentosa por tiopental, benzodiacepinas, mórficos, insulina, talio y codeína.

3. Relación de los medicamentos mencionados en la sentencia.
A pesar de que en la transcripción, resumida, de los hechos probados se resalta mediante letra negrita el nombre de los medicamentos citados, se presenta seguidamente una relación de los mismos, incluyendo también los mencionados en otros párrafos de hechos probados de la sentencia que no han sido transcritos, estimando que la misma puede ser útil para ilustrar mejor la singularidad del caso.

Al realizar esta relación, se señala también se si trata de la denominación oficial del medicamento, o bien del nombre de la presentación comercial del mismo en el mercado.

Teniendo a la vista los efectos que producen los medicamentos administrados, nos ayudará a entender, por un lado, el peligro que comportan para la salud, de donde deriva la necesidad de que su dispensación y uso esté siempre prescrito y controlado por profesionales sanitarios, porque todos los medicamentos tienen un efecto tóxico, tal como se recoge en el 5º fundamento jurídico de la sentencia comentada. De otro lado, con la lectura de los párrafos que siguen, también podremos comprender la gravedad de la acción criminal enjuiciada.

Al final de este apartado, y para una mejor comprensión del caso, se incluye una breve explicación de los diferentes diagnósticos sobre la enfermedad que podía afectar a la víctima, apuntados a lo largo del proceso asistencial.

(medicamentos causantes de la intoxicación i muerte)

TIOPENTAL – Barbitúrico usado principalmente como agente anestésico. Se considera sedante, hipnótico y anticonvulsivante. Algunos efectos adversos son bradicardia, alteraciones del sistema nervioso central (SNC).Causa estreñimiento, náuseas y vómitos. Es un potente depresor respiratorio, sobre todo cuando se administra con opiáceos.

BENZODIACEPINAS - Grupo terapéutico de fármacos sedantes, que producen depresión del SNC Sintetizados en 1955 y comercializados a partir de 1980 como alternativa a los barbitúricos. Comúnmente llamados tranquilizantes, se prescriben para ansiedad e insomnio. Se caracterizan por ejercer un cuádruple efecto farmacológico: ansiolíticos, sedantes o hipnóticos, anticonvulsivos y miorrelajantes. Efectos que cada fármaco de este grupo ejerce en proporción diferente, lo que determina su perfil de acción.

MORFICOS - Grupo terapéutico de analgésicos que se emplean para la sedación y el tratamiento del dolor. Alteran la consciencia.

INSULINA - Hormona producida y secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas. Su déficit provoca diabetes mellitus.

La administración de insulina a dosis altas o a personas que no son diabéticas, puede provocar hipoglucemias, siendo además la hipoglucemia el efecto adverso más frecuente de la insulina. Episodios prolongados de hipoglucemia pueden provocar convulsiones, pérdida de la conciencia, debilidad muscular, daño cerebral e incluso la muerte.

TALIO - No es un medicamento, sino un metal pesado cuyas sales con extremadamente tóxicas. En 1973 la OMS recomendó no usar sulfato de talio como matarratas y en España está prohibido desde 1991. Su ingesta produce gastroenteritis, polineuropatía periferica y alopecia, y puede ser mortal.

En la actualidad es difícil de obtener y salvo en algunos sitios en Internet, sólo se consigue en los hospitales, donde se utiliza para pruebas de esfuerzo con isótopos.

CODEINA – Opiáceo natural obtenido de la resina de la planta del opio. Estupefaciente. Utilizado como analgésico y antitusivo. Produce disminución del nivel de consciencia, depresión respiratoria y miosis. Precauciones y efectos adversos similares a la morfina.

(otros productos administrados)

ANEXATE – Nombre comercial del producto cuyo principio activo es Flumazenilo, antídoto utilizado en los casos con sospecha de intoxicación por dosis altas de benzodiazepinas. Revierte los efectos sedantes de las benzodiazepinas.

NALOXONA - antagonista de los receptores opioides, usado en el tratamiento de la intoxicación aguda por opiáceos, para la reversión de la depresión del SNC y especialmente de la depresión respiratoria causada por opiáceos naturales o sintéticos.

NORDIAZEPAN – Metabolito activo de diazepan, clorazepato dipotásico y otras benzodiazepeinas. En España no hay ningún medicamento que contenga nodiazepan como principio activo.

MIDAZOLAM – Es una benzodiazepina de acción corta que se utiliza normalmente por vía intravenosa para la sedación consciente en procedimientos diagnósticos, inducción de la anestesia general y sedación en UCI. Efecto intenso, rápido y de corta duración debido a su rápido metabolismo. La sobredosificación puede producir depresión ventilatória, apnea, arreflexia, parada respiratoria y o cardíaca (usualmente en combinación con fármacos depresores del sistema nervioso central) y episodios hipotensivos severos.

MORFINA/CLORURO MÓRFICO – Alcaloide del opio, obtenido de la resina de la planta. Fármaco muy eficaz para aliviar o suprimir dolores de gran intensidad tanto agudos como crónicos y de cualquier localización. Se utiliza para reducir el dolor quirúrgico; también para tratar el infarto agudo al miocardio y el edema pulmonar.

Algunos de los efectos adversos mas frecuentes o graves son la depresión respiratoria, íleo paralítico (estreñimientos, náuseas, vómitos), alteraciones cardiovasculares (bradicardia, taquicardia, hipotensión), retención urinaria, oliguria, alteración de la función hepática y alteraciones del SNC (somnolencia, fiebre, confusión, cefalea).

Su efecto se puede potenciar al usarse conjuntamente con fármacos sedantes como las benzodiazepinas o el consumo de alcohol.

FENOBARBITAL – Podría referirse a Pentobarbital (metabolito de tiopental). El fenobarbital es un barbitúrico de vida media larga utilizado generalmente como anticonvulsionante.

AMIKACINA (Hallado en el domicilio) – Antibiótico que se administra por via intramuscular o endovenosa, y que es muy nefrotóxico y ototóxico. También puede provocar neurotoxicidad, bloqueo muscular y parálisis respiratoria.

TETRAZEPAM (restos en cabello) – (principio activo de Myolastan®) benzodiazepina frecuentemente utilizada para tratar contracturas musculares. En 2013 la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendó la suspensión de comercialización de los medicamentos que contienen tetrazepam, por el riesgo de aparición de reacciones adversas cutáneas graves.

NIMBEX – Es un agente bloqueante neuromuscular indicado para su uso como adyuvante en anestesia general o en la UMI para relajar los músculos esqueléticos y para facilitar la intubación traqueal y la ventilación mecánica.

Algunas alteraciones de los electrolitos, como la hiponatremia, hipocalcemia, hipopotasemia pueden aparecer en pacientes con náuseas y vómitos importantes. Insuficiencia renal, alteración hepática, acidosis, pueden potenciar su efecto.

Los efectos adversos son poco frecuentes, pero puede producir bradicardia, hipotensión, broncoespasmo.

BARBITÚRICOS - Son una familia de fármacos con acción sedante del SNC. También tienen efectos ansiolíticos, hipnóticos, anticonvulsivos. Tienen un alto potencial de adicción, tanto física como psicológica. Los barbitúricos han sido reemplazados por las benzodiazepinas en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio, principalmente porque las benzodiazepinas son mucho menos peligrosas en sobredosis. Se utilizan barbitúricos en la anestesia general, para la epilepsia y el suicidio asistido. La manifestación más importante de intoxicación por estos fármacos es la depresión cardiovascular, respiratoria y del sistema nervioso central.

NOLOTIL (sustraído del cuarto de medicamentos) - Analgésico, antipirético y antiinflamatorio no esteroideo. Se utiliza para el tratamiento del dolor y la fiebre, principalmente. Uno de los efectos adversos más graves es la agranulocitosis.

DOPAMINA (sustraído del cuarto de medicamentos) - Agonista adrenérgico indicado como soporte hemodinámico en pacientes en shock e inotrópico utilizado en insuficiencia cardiaca avanzada.

Vitamina C (sustraído del cuarto de medicamentos) - Vitamina utilizada para prevenir o tratar el escorbuto o para acidificar la orina. Los suplementos deben evitarse a dosis excesivas y durante largos periodos de tiempo en pacientes diabéticos.

PENTOBARBITAL (se elimina en 10/12 h.) - Barbitúrico de acción corta utilizado en la sedación preoperatorio y como anticonvulsivamente. Metabolito de tiopental. No comercializado en España.

LINEZOLID – Antibiótico de uso hospitalario utilizado en neumonía, infecciones de la piel, meningitis, osteomielitis, etc. Causadas por Staphylococcus aureus incluidos los meticilin resistentes, Enterococcus faecium resistentes a vancomicina, Steptococcus pneumoniae y otros agentes gram positivos sensibles. Algunos de los efectos adversos más frecuentes son cefalea, diarrea, anemia, trombocitopenia y leucopenia. Entre los efectos mas graves destaca la acidosis láctica, la mielosupresión o la neuropatía que afecta principalmente al nervio óptico.

PIPERACICLINA – Antibiótico del grupo de las penicilinas. Se utiliza en infecciones causadas por bacterias gram positivas y negativas, aerobinas y anaerobinas sensibles a este antibiótico. Algunos de los efectos adversos que pueden aparecer son confusión, convulsiones, hipokalemia y alteración de la función renal.

ENOXAPARINA – (Principio activo de Clexane®). Heparina de bajo peso molecular utilizada como anticoagulante, por lo que aumenta el riesgo de sangrado. En el lugar de inyección pueden aparecer hematomas.

Vitamina K – Se conoce como la vitamina de la coagulación, porque sin ella la sangre no coagularía. Se utiliza en el tratamiento de hemorragias o peligro de hemorragias debidas a sobredosificación de anticoagulantes del tipo del dicumarol (sintrom) o déficit de vitaminas K causada por alteraciones de la absorción o síntesis de vitamina

TAZOCEL – Nombre comercial de piperacilina-tazobactam, un antibiótico de uso hospitalario indicado para el tratamiento de infecciones graves (neumonia, tracto uinario, intrabdominales, etc)

Antídoto utilizado para revertir el efecto de warfarina o acenocumaarol, ayuda a disminuir el valor del INR, es decir su efecto produce un aumento de factores de la coagulación.

CLEXANE – Nombre comercial de enoxaparina.

(Diagnósticos apuntados, en diferentes momentos):
HEPATOMEGALIA: aumento del tamaño del hígado, por encima
los límites estimados como normales

HIPOGLUCEMIA SEVERA: concentración de glucosa en plasma anormalmente baja. El paciente esta semiconsciente, inconsciente o en coma con o sin convulsiones y requiere la ayuda de terceros para recuperarse y tratamiento parenteral (glucagón o glucosa endovenosa).


COMA HIPOGLUCÉMICO: situación clínica de perdida de consciencia y
ausencia total de respuesta frente a estímulos externos, debido a hipoglucemia severa
INTOXICACIÓN POR MEDICAMENTOS: efectos dañinos en el cuerpo como resultado de dosis excesivas de fármacos

TRASTORNO HEREDITARIO DE LA BETAOXIDACIÓN MITOCONDRIAL DE DEBUT TARDÍO: Los defectos hereditarios de la beta-oxidación mitocondrial de ácidos grasos (FAO) son un grupo de varias enfermedades que se caracterizan por deficiencias enzimáticas o de transporte.

La edad de aparición y la gravedad son variables. Los síntomas suelen ser episódicos y se asocian habitualmente con infecciones víricas leves, estrés fisiológico o ejercicio prolongado.

La confirmación diagnóstica requiere estudios enzimáticos y análisis de ADN.


INTOXICACIÓ ALIMENTARIA: manifestación clínica debida a la exposición a sustancias tóxicas (venenos, toxinas, metales pesados, etc) vehiculizadas por alimentos contaminados. Muchas veces se trata de infecciones originadas por una manipulación, preparación o conservación inadecuada de los alimentos.
DISFUNCIÓN MULTIÒRGANICA GRAVE: alteración de la función de dos o más órganos que requiere tratamiento intensivo con respiración artificial, fármacos vasoactivos y/o diàlisis. Es una situación muy grave, potencialmente mortal.
TROBOEMBOLISMO PULMONAR: situación desencadenada por la obstrucción de una arteria del pulmón debido a un trombo o coágulo desarrollado in situ o procedente del sistema venoso (embolia). Como consecuencia hay un defecto de oxígeno en los pulmones. Es una emergencias médica, potencialmente mortal y cuyo diagnóstico no es fácil.

PARADA CARDIORRESPIRATORIA: detención de la respiración y del latido cardíaco; por tanto cesa la circulación de la sangre y el suministro de oxígeno al cerebro. La muerte es inminente y requiere intervención inmediata a través de maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP)


LAS LÍNEAS DE MEES (leuconiquia estriada) son líneas transversales blanquecinas en las uñas de manos y pies.

Pueden aparecer en casos de envenenamiento por arsénico, talio u otros metales pesados, pero también en pacientes con insuficiencia renal o que reciben quimioterapia.





  1. Razonamientos jurídicos en relación a los medicamentos administrados.

En los fundamentos jurídicos 4, 5 i 6 de la sentencia comentada, el Magistrado ponente de la misma, partiendo de que el Jurado declara como probado que la causa de la muerte de Laura fue debida a un fallo multiorgánico por intoxicación de medicamentos, realiza un estudio de las pruebas practicadas del que podemos señalar, como mas significativos, los siguientes párrafos.

Los resultados de los análisis practicados los días 9, 10 y 11 de junio, i de 6 de julio, arrojan resultados positivos en orina a barbitúricos y benzadiazepinas, sin que en ningún caso estuvieren pautados.

El Instituto Nacional de Toxicología señala que el fallo multiorgánico no parece tener origen séptico.

En los análisis practicados el 20 y 24 de mayo y el 3 de junio, respecto de los niveles de insulina se ofrecen los siguientes resultados: Insulina 11.403,53 mU/ml péptido C 1,32 nG/ml; insulina 11.681,70 mU/ml péptido C pendiente; insulina 1.147,47 mU/ml péptido C 1,3 nG/ml, e insulina 1.901,51 mU/ml péptido C 1,68 nG/ml.

Señalando seguidamente que, en los resultados de otros análisis, los niveles de insulina son muy superiores a los de péptido C.

Es por ello que en el 5º fundamento jurídico se dice que por muy periodístico que sea el denominado “caso talio” la presencia de este metal pesado resulta anecdótica, y que lo relevante es la administración de insulina, de mayores dosis de medicamentos pautados y de medicamentos no pautados.

Siguiendo con la administración de insulina, en el mismo fundamento jurídico se recogen los argumentos expuestos por los médicos del Hospital Insular que les llevaron a estimar que la misma era exógena, en base a los distintos niveles de insulina y péptido C, pues de ser endógena, deberían ser, sino iguales, equivalentes.

Respecto al hallazgo de tiopental, midazolam y morfina en el jugo gástrico, señala que sólo existe una explicación, la administración por vía oral.

Y en el 6º fundamento jurídico añade que nos encontramos con el hallazgo de medicamentos y sustancias no pautados, con la presencia en jugo gástrico de medicamentos que se administran por vía oral en días que no se habían administrado, y con crisis de la paciente en momentos en los que estaba con Iván o este acababa de irse; que Iván tenia acceso al cuarto de los medicamentos, y conocimiento de la historia clínica de Laura, y contaba con los conocimientos precisos para administrar los medicamentos, señalado que era un gran profesional hasta el punto de ser reclamado por el coordinador de la UMI para dicho servicio, concluyendo por ello, que Iván tenia los conocimientos, los medios y la oportunidad para realizar los actos delictivos.

Respecto de la administración de insulina, la sentencia pone énfasis en que no causó la muerte, pero que no cabe olvidar, como manifestaron los forenses y los facultativos del Instituto Nacional de toxicología, que la administración de insulina con los consecuentes efectos de hipoglucemias (que por si solas y sin tratamiento pudieran haber ocasionado la muerte) y paradas cardiorespiratorias, debilitaron enormemente el organismo de Laura, apreciándose en el corazón múltiples microinfartos.

Finalmente señalar que, como era de esperar, no siempre se mencionan correctamente los nombres de los medicamentes, cosa absolutamente comprensible al tratarse de una materia muy especializada, y que no resta ningún valor al contenido de la sentencia ni al trabajo de quienes, Jurado y Magistrado ponente, intervinieron en su redacción.

5. Breve comentario personal.

Sin entrar en consideraciones en relación a la conducta criminal del condenado, la sentencia trasciende en cuanto gira entorno a la administración de diferentes productos farmacéuticos hasta producirle la muerte de la víctima.

En este caso los medicamentos opiáceos y banzodiazepinas parece que se administraban con la finalidad instrumental de obtener la disminución del nivel de conciencia de la victima colocándola en un estado que no le permitía tomar conciencia de que se le administraban innecesarias dosis de insulina, ni reaccionar para impedir que le fueran administradas.

La extensa relación de hechos probados, hasta un total de 89 (octagésimonoveno, dice literalmente) constituyen un pormenorizado relato de los productos administrados, con indicación del concreto momento en que tuvo lugar, de las reacciones producidas en el organismo de la víctima, así como de los resultados de los análisis practicados.

Debemos entender que la tramitación del proceso, incluido el juicio, ha exigido una preparación especial a los abogados de las partes sobre la composición, administración, prescripción, dispensación y efectos de los medicamentos administrados. En definitiva, adquirir conocimientos sobre toxicologia con el fin de poder dirigir los interrogatorios a testigos y peritos, y de informar, posteriormente, al Jurado con la máxima solvencia.

En este proceso, teniendo en cuenta que los profesionales jurídicos se han visto en la necesidad de manejar datos relacionados con la composición y efectos de los medicamentos, así como en relación a las enfermedades que presentaba la víctima, nos pone de manifiesto que el Derecho Sanitario no es un espacio cerrado a especialistas.

En una sociedad plural, en la que se presentan problemas transversales, el profesional del Derecho debe tener una base de conocimientos suficientes para atender con solvencia los asuntos que le sean confiados.

En la celebración del juicio tuvieron un protagonismo especial los diversos peritos médicos que intervinieron evidenciado posiciones diametralmente opuestas entre los propuestos por la defensa, y los propuestos por el Ministerio Fiscal, entre los que se incluyen los médicos forenses, los facultativos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, y los facultativos del Centro Militar de Farmacia para la Defensa, en lo que podríamos denominar bloque “oficial”, del que se hicieron eco los medios de comunicación.

Tales discrepancias llaman poderosamente la atención de los ciudadanos, y, de alguna forma, restan credibilidad a la Administración de Justicia, a pesar de que, posteriormente, en la sentencia, se expliquen los motivos que llevan al juzgador a estimar una tesis y no otra, y por este motivo seria de desear que, en cualquier caso, los peritos actuaran con el máximo rigor científico.

Barcelona, 22 de septiembre de 2014







Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal