La inteligencia 0: la inteligencia espiritual



Descargar 22.49 Kb.
Fecha de conversión04.07.2018
Tamaño22.49 Kb.

LA INTELIGENCIA 3.0: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL

¿SOY INTELIGENTE PORQUE LO DICE UN TEST?. Para contestar esta cuestión es necesario hacer un poco de Historia: la primera vez que aparecen los tests aplicados a la inteligencia fue con:



  • Alfred Binet: diseñador del test de predicción del rendimiento escolar, en colaboración con ThéodoreSimon, que fue base para el desarrollo de los sucesivos test de inteligencia.

  • El test tenía como finalidad práctica y única la de identificar a escolares que requerían una atención especial. (realidad social de las escuelas con niños de todo tipo)

  • Tenía la esperanza de que su test se utilizaría para mejorar la educación de los niños, aunque temía que se empleara para etiquetarlos y en consecuencia se limitaran sus oportunidades.

  • Binet jamás hubiera aceptado que el test que diseñó como una guía práctica para identificar a niños con aprendizaje lento que necesitaban ayuda especial pronto fuera utilizado como una medición numérica de la inteligencia heredada

Posteriormente Stern fue el que desarrolló el concepto de cociente intelectual (fórmula de la transparencia)

Sin embargo, lo que actualmente se sabe del cociente intelectual gracias a:



  • Investigadores de la Universidad Western de Canadá y el Museo de Ciencia de Londres que, llevaron a cabo "un macro estudio para medir la inteligencia", llegando a la conclusión de que la prueba del cociente de inteligencia resulta altamente engañosa. El objetivo del estudio era investigar si una sola cifra pueden realmente medir las capacidades cognitivas, y reflejar si esta puede establecer las diferencias en las distintas habilidades cognitivas. Según estos investigadores, mediante pruebas de escáner cerebral se pueden constatar tres componentes cognitivos fundamentales –memoria a corto plazo, razonamiento y habilidad verbal– que corresponden a tres patrones distintos de actividad neural.

  • Los resultados del estudio sugieren que las pruebas de CI tienen "fallos fundamentales" porque no toman en cuenta "la compleja naturaleza del intelecto humano con todos sus distintos componentes". La inteligencia se compone de circuitos diferentes y unas personas pueden destacar un área de inteligencia y no en otra. Sería el caso, por ejemplo, de personas con habilidades lingüísticas fantásticas y una memoria brillante pero con poca capacidad de razonamiento o viceversa. Los investigadores concluyen: «Nuestros resultados desmienten de una vez por todas la idea de que una sola medida de inteligencia, como es el cociente intelectual, es suficiente para concentrar todas las diferencias en la capacidad cognitiva que vemos entre las personas; el cerebro humano es el objeto más complejo que se conoce, por ahora, y la idea de que solo existe una medida de la inteligencia podría estar equivocada.»

Sabiendo esto podemos contestar a nuestra pregunta inicial: ¿SOY INTELIGENTE PORQUE LO DICE UN TEST?, y dando un paso más nos podemos plantear: ¿ES LA INTELIGENCIA ALGO UNITARIO O ALGO POLIÉDRICO?

Durante mucho tiempo se tuvo el concepto de la inteligencia como algo unitario, gracias a lo cual, las personas eran clasificadas en inteligentes o no inteligentes, frente a esta creencia Howard Gardner en 1983 estableció su teoría de las inteligencias múltiples.

Desde la teoría de Gardner la inteligencia ya no es vista como algo unitario que agrupa diferentes capacidades específicas con distinto nivel de generalidad, sino como un conjunto de inteligencias múltiples, distintas y semi-independientes.

Gardner define la inteligencia como la «capacidad mental de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas». Con esta definición se abre una visión mucho más realista de la inteligencia humana, se amplía el campo de lo que es la inteligencia y se reconoce lo que se podía intuir: que el éxito académico no lo es todo. Una persona puede no tener una brillantez especial en el colegio y sin embargo tener una inteligencia especial para el arte, la música o el deporte. Estaríamos ante inteligencias diferentes.

Por otro lado Gardner define la inteligencia como una habilidad. Esto también produjo un cambio importante ya que hasta haía muy poco tiempo la inteligencia se consideraba algo solamente innato. Uno ya nacía con la inteligencia que tenía y no se podía aprender o desarrollar tal inteligencia. Con la teoría de Gardner se cambia esta visión tan estrecha y se abre la posibilidad de que la educación y la formación pueden ayudar a desarrollar la inteligencia en cualquiera de sus aspectos, independientemente de la base innata con la que nacemos. EJEMPLO: un niño puede destacar en habilidad o inteligencia artística y eso no significa que no pueda desarrollar la inteligencia matemática.

Gardner estableció las siguientes inteligencias en su modelo:

1.- Inteligencia lingüístico-verbal: Capacidad para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura y, también, al hablar y escuchar.

2.- Inteligencia lógica-matemática: Capacidad para identificar modelos, calcular, formular y verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo.

3.- Inteligencia espacial: Capacidad para presentar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos.

4.- Inteligencia musical: Capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos.

5.- Inteligencia corporal-cinestésica: Capacidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio

6.- Inteligencia intrapersonal: Capacidad para plantearse metas, evaluar habilidades y desventajas personales y controlar el pensamiento propio.

7.- Inteligencia interpersonal: Trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas.

8.- Inteligencia naturalista: Habilidad para observar, identificar y clasificar a los miembros de un grupo o especie, e incluso, para descubrir nuevas especies.

Sobre la base tan importante que sentó Gardner en 1983 con su teoría de las inteligencias múltiples, se ha seguido investigando y desarrollando las distintas facetas que componen esta inteligencia poliédrica.

Daniel Goleman introdujo la inteligencia emocional, que viene a complementar a la inteligencias intrapersonal e interpersonal de Gardner. La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal. Podemos ver, con esta definición, lo importante que es tener y desarrollar o aprender este tipo de inteligencia, ya que también nos permite comunicarnos mejor con nosotros mismos (diálogo interno) como con los demás.

En mi opinión son dos los pilares básicos de la Inteligencia emocional: en primer lugar la asertividad, que nos permite expresar lo que pensamos y sentimos con equilibrio y sentido y respetando al otro; y la empatía, que nos permite comprender al otro y mejora nuestra capacidad de resolver conflictos ya que, como dice el profesor Luis Moya en su libro sobre la empatía, las personas más empáticas recurren menos a la violencia para resolver conflictos.

Durante mucho tiempo se ha producido mucha investigación en inteligencia emocional, intentando (y consiguiendo) encontrar qué aplicaciones y en qué contextos se podría aplicar: en el ámbito empresarial (negociación, gestión de equipos), en el ámbito del desarrollo personal (comunicación), en el ámbito terapeútico (desarrollo de empatía, habilidades sociales).

Y en 2006, se llegó a la inteligencia 3.0. Sobre las bases establecidas por Gardner y Goleman, el Dr. Ramón Gallegos con su libro Inteligencia Espiritual (2006), escribe el primer libro en español sobre la inteligencia espiritual.

En principio puede parecer un concepto de inteligencia vinculado en cierto modo a creencias religiosas. No exactamente.

Gallegos la define como La capacidad de ser feliz a pesar de las circunstancias. Con la inteligencia espiritual, por primera vez tenemos, un modelo de tres niveles de la inteligencia, donde la inteligencia espiritual se ocupa del sentido de trascendencia. Concepto que no es nuevo, ya en el período posterior a la IIª Guerra Mundial Víctor Frankl ya hablaba del “sentido” de la vida, de que el hombre busca “sentido”, una finalidad, un por qué de su propia existencia. Esto se recoge en la inteligencia espiritual.

El modelo de tres niveles resultado de este planteamiento es el siguiente:



  • El primer nivel de la inteligencia es el más básico y lo compartimos con los animales, es el nivel subhumano de la inteligencia emocional, está basado en nuestros instintos, impulsos y sensaciones, es una inteligencia primitiva, pre-racional, pero necesaria y muy importante para la supervivencia. Se trata de la inteligencia que reside en nuestro cerebro reptílico, instintivo. EJEMPLO: reacción de huída frente a un estímulo considerado como amenazante.



  • El segundo nivel de la inteligencia ya es exclusiva de los humanos, son todas las inteligencias múltiples basadas en la mente, de una u otra forma son inteligencias intelectuales, está basada en nuestra capacidad de razonamiento, en lo cognitivo, en nuestro pensamiento lógico, en la capacidad de simbolizar; es una inteligencia cultural, social, basada en el lenguaje y nos sirve para controlar y medir el mundo. Aquí se sitúan las inteligencias múltiples de Howard Gardner que, como hemos visto, son combinaciones de elementos de estos dos niveles, son combinaciones de lo emocional y lo racional en diferentes grados. Siguen el plano de capacidades de nivel intermedio.



  • El tercer nivel de la inteligencia es el más importante y se corresponde con la inteligencia espiritual, también es exclusivamente humana y está basada en la sabiduría, nuestra capacidad de visión holista de la realidad profunda, de comprensión de contextos y totalidades significativas. Es la capacidad de trascendencia, de ir más allá de lo biofísico y social, más allá del cuerpo y las emociones. Es una inteligencia transpersonal porque se sitúa más allá del ego narcisista. Opera con visión universal. Es transracional, no se limita a la racionalidad instrumental mecánica de la ciencia. Es la única que puede darle sentido espiritual a la vida, es decir, generar sentido trascendente para vivir, alimentar la integridad de nuestra conciencia. Las otras inteligencias y los dos niveles inferiores no pueden hacer esto. También es la capacidad de relacionarnos armónicamente con la totalidad, de estar relacionados con el todo, es la capacidad de ser felices a pesar de las circunstancias.

Nos encontramos ante otra faceta de la inteligencia, mucho más profunda, más transcendente, más reflexiva y que nos va a permitir, en última instancia, ser felices a pesar de las circunstancias.

El problema que encontramos en este momento es que ser feliz está muy mal visto.Veamos por qué: ¿ALGÚN FELIZ EN LA SALA?. (Si hay alguno, comentarle si le ha ocurrido lo siguiente) Cuando alguien dice ser feliz siempre aparece otro alguien que le dice que aproveche que eso no durará, que es un irresponsable o directamente que está trastornado, o lo que es peor aún , que no es normal. (como si lo normal fuera ser desgraciado)

Pero, realmente, ¿en qué consiste ser feliz? Ser feliz es estar tranquilo, estar centrado y sobre todo, tener capacidad de DISFRUTAR. Disfrutar de todo lo que existe a nuestro alrededor. (Disfrutar de la compañía de un amigo o de la risa de un niño. Disfrutar del olor del café recién hecho. Disfrutar del sabor de pan que acabo de comprar). Ese es el disfrute que nos va a llevar a sentirnos bien, el que nos pone en el camino de la felicidad.

Pero aquí se nos plantea un reto: ¿CÓMO DISFRUTAR DE LAS COSAS? CÓMO DISFRUTAR DE LA VIDA; ya que parece que el propio concepto de disfrute se ha vinculado socialmente a cosas que poco o nada tienen que ver con la inteligencia espiritual; EJEMPLO, el dinero, la juventud, etc. Y es que este concepto de disfrute está adulterado. Disfrutar es algo mucho más sencillo y más económico.

Yo, en terapia, cuando intento que la persona desarrolle la inteligencia espiritual y disfrute de las cosas de la vida, le digo que se busque un amante, y a ser posible, más de uno. Imaginaros qué cara me ponen. Cuando hablamos de amantes, a ¿qué nos referimos? A aquellas cosas, actividades, lugares o lo que sea que la persona disfrute haciendo, son algo más que un simple hobby, es algo que realmente a la persona le apasione. Porque resulta que cuando está con el amante, esa persona está en el presente, no se está preocupando de si mañana pasará esto o lo otro, tiene toda su atención plena anclada a la actividad o al lugar en el que se encuentra, es plenamente consciente de dónde está y qué hace. Y así consigue disfrutar del momento. Por eso cuantos más amantes tengamos, más momentos plenos conseguiremos y si además somos capaces de extrapolar esa habilidad, esa inteligencia, al resto de actividades de la vida, podremos decir que estamos disfrutando de la vida.

Pero esto no lo puedo conseguir sin un sentido vital. La persona que cree que está aquí para sufrir, que la felicidad completa no existe y que no sabe ver el lado bueno de las cosas, no tiene desarrollada su inteligencia espiritual y es muy difícil que pueda ser feliz.

¿Debemos aspirar a la felicidad completa? Evidentemente no. Lo mismo que tampoco es razonable que queramos ser felices hasta en las peores circunstancias. No se trata de eso. Se trata de que si yo desarrollo inteligencia espiritual, y aprendo a ver el lado bueno (o menos malo) de la realidad, voy a poder vivir anclado en el presente, en el hoy, aquí y ahora, que es lo único real que tenemos, y eso me va a dar un equilibrio que, a pesar de que las circunstancias no sean las más óptimas, me va a permitir estar bien.

Y cuando la persona está bien, su mundo está bien.

IMPLICACIONES PRÁCTICAS DE LA INTELIGENCIA POLIÉDRICA (explicar con la transparencia)

Concluir.



MAR ORTIZ FERNANDEZ

www.consulta-de-psicologia.webnode.es

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal