Indice tema 1 Aparición del género: historia y contexto social Tema 2


Índice de desigualdad en la realización del trabajo de mercado



Descargar 418.59 Kb.
Página64/115
Fecha de conversión25.11.2019
Tamaño418.59 Kb.
1   ...   60   61   62   63   64   65   66   67   ...   115
Índice de desigualdad en la realización del trabajo de mercado

Los seis indicadores seleccionados para construir el índice son: desigualdad en la ocupación; desigualdad en la ocupación a tiempo completo con menores; desigualdad en la ocupación en puestos de responsabilidad; desigualdad en el ingreso; desigualdad en la temporalidad; y desigualdad en el tiempo medio.



Índice de desigualdad en la realización de trabajo familiar domestico

Los seis indicadores seleccionados para medir la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito domestico son: desigualdad en la ocupación; desigualdad en la ocupación a tiempo completo; desigualdad en la ocupacionen actividades de limpieza y cocina; desigualdad en tareas de cuidados; desigualdades en tiempo dedicado en el trabajo familiar doméstico y desigualdad en tiempo de trabajo familiar doméstico de casadas/os.

Dos observaciones caben en relación con este segundo grupo indicadores: la ocupación o numero de horas de dedicación de los hombres es siempre menor que la de las mujeres; estos indicadores reflejan mayor igualdad con los valores cercanos a 1. Sin embargo, en este caso no podemos hablar de igualdad por debajo, pues esta situación reflejaría que los varones están participando de manera creciente en el trabajo doméstico.

RESULTADOS

El análisis de los índices de desigualdad permite observar, en primer lugar, las diferentes pautas de comportamiento entre hombres y mujeres en relación al trabajo remunerado o doméstico. Asi que un valor, por ejemplo de 0.49 para 2000 de índice de igualdad en trabajo doméstico expresa un cierto grado de desigualdad que uno de 0.08 de 2008.

Sin embargo, el índice de desigualdad en la realización de trabajo de mercado entre 2000 y 2008 prácticamente no ha variado: 0.48 y 0.49 respectivamente. Pero en relación al trabajo domestico el índice ha aumentado un 33% entre 1990 y 2000. Estos datos son muestra de que el empleo femenino continua dependiendo de la cantidad de personas dependientes en el hogar.

Por otra parte, el último indicador de desigualdad “en el tiempo de trabajo” es el que muestra una mayor entre mujeres y hombres para el año 2000. Cabe notar que este indicador presenta un valor bastante superior a los dos primeros que reflejan desigualdad en la ocupación . Esto nos hace pensar que las mujeres cuando tienen hijos e hijas, no tienden tanto a reducir su jornada laboral, sino más bien se retiran del mercado o permanecen con jornadas completas.

Me gustaría culminar este capítulo apuntando que la pauta cultural que establece la división de los trabajos por sexo sigue socialmente vigente. Sin embargo, las mujeres han ido integrando cada vez en el mundo laboral en mayor medida que los varones.

De ahí que los resultados que he descrito mas arriba nos dan pista sobre dónde se debe centrar las políticas públicas para dar solución a los obstáculos que hacen que las mujeres no puedan plenamente integrarse al mundo masculino. Teniendo en cuenta que mientras que las mujeres estén sometidas al cuidado de los dependientes, su labor en el mercado de trabajo nunca puede compararse con la de los hombres. En este sentido se tiene que presionar a los entes encargados que generen políticas que permitan que tambien los hombres trabajen en el mundo doméstico.





Compartir con tus amigos:
1   ...   60   61   62   63   64   65   66   67   ...   115


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal