FuncióN: Función protectora



Descargar 7.37 Kb.
Fecha de conversión16.10.2019
Tamaño7.37 Kb.

FUNCIÓN:

Función protectora: La atmósfera filtra las radiaciones de onda corta: rayos gamma, rayos X y UV.

La capa de Ozono

- El ozono es un gas de olor picante y más oxidante que el O2.

- La mayor parte s de ozono se encuentra en la estratosfera a 15-30 km de altura.

- Absorbe la radiación ultravioleta (UVA, UVB y UVC, λ <360 nm) sobre todo las de λ más corta, UVC y UVB.

- Es la causa de la inversión térmica en la estratosfera por la absorción de radiación.

- La radiación UV produce quemaduras, mutaciones, cáncer, y destrucción de plancton.

- Al retener dichas radiaciones evita su entrada en la Tierra y protege a los seres vivos.

- En tiempos se exposición limitados la radiación UV favorece en nuestro organismo la formación de vitamina D a través de la piel, que a su vez regula el depósito de Ca y P en los huesos. También induce la formación de melanina en la piel oscureciéndola y cuyo papel es proteger al organismo de la radiación.

- Hace unos 600 m.a. que se formó la capa de O3 a partir del O2 producido en la fotosíntesis.

- La capa de O3 permitió a los seres vivos colonizar los continentes.

- El ozono al absorber la radiación UV se disocia dando diferentes formas de oxígeno, que a su vez se recombinan y se vuelve a regenerar ozono.

- Este es un equilibrio dinámico de destrucción y regeneración que se puede ver alterado ciertos productos como los clorofluorocarbonos CFC.

- En la troposfera se produce O2 que resulta dañino al ser muy oxidante.



- El O3 troposférico se forma por acción de la luz sobre ciertos contaminantes y el oxígeno pero no se puede destruir ya que la radiación UV por debajo de los 30 Km es poco potente.


  • Mecanismo de formación y de destrucción natural del ozono (Página 195)


Función reguladora de la atmósfera

La atmósfera en la Tierra, además de filtrar las radiaciones de onda corta, ejerce un papel termorregulador, durante el día el suelo se calienta e irradia radiación infrarroja, una parte hacia el espacio y otra, la mayoría, regresa hacia la superficie terrestre provocando el llamado efecto invernadero, por lo que la temperatura media de la superficie terrestre es de unos 15º C, lo que hace habitable la Tierra. Si no existiera la atmósfera, la temperatura media de la Tierra sería de unos 30º C menos (-15º C) y nuestro planeta un desierto helado.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal