For women in science



Descargar 273.64 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión17.04.2018
Tamaño273.64 Kb.
  1   2   3   4


L’ORÉAL-UNESCO

FOR WOMEN IN SCIENCE







PREMIOS

INTERNACIONALES








RESUMEN


Premios internacionales


UNA ALIANZA DE 20 AÑOS APOYANDO A LAS
MUJERES EN LA CIENCIA


P.5

CÓMO SE BENEFICIA LA HUMANIDAD
AL EMPODERAR A LAS MUJERES EN LA CIENCIA


P.12

LAS LAUREADAS 2018: MUJERES CIENTÍFICAS
A LA VANGUARDIA


P.17

Profesora Heather Zar

Laureada para África y los Estados Árabes

P.20

Profesora Mee-Mann Chang

Laureada para Asia-Pacífico

P.22

Profesora Dame Caroline Dean

Laureada para Europa

P.24

Profesora Amy T. Austin

Laureada para Latinoamérica

P.26

Profesora Janet Rossant

Laureada para Norteamérica

P.28

INTERNATIONAL RISING TALENTS DEL 2018:

LLEVANDO LA CIENCIA AL FUTURO

P.30

UN PROCESO DE SELECCIÓN RIGUROSO

P.42




UNA ALIANZA DE 20 AÑOS

apoyando a las

Mujeres en la Ciencia


L’ORÉAL-UNESCO

FOR WOMEN IN SCIENCE


EL MUNDO


NECESITA DE LA CIENCIA.

La ciencia necesita de las mujeres.



En los últimos 20 años, hemos visto más oportunidades para las mujeres en nuestra sociedad, con más de ellas entrando en el campo de la ciencia, los negocios y la política. Como organización que valora mucho la comprensión científica y la igualdad de género, L'Oréal estableció For Women in Science (Por las Mujeres en la Ciencia) en 1998 para empoderar a las mujeres en la ciencia, reconocer la excelencia científica y ayudar a las científicas con talento a obtener el reconocimiento que merecen. Para cumplir con esta ambición, necesitábamos un socio que compartiera nuestra visión de promover la inclusión tanto en la ciencia como en la sociedad. Forjar una asociación con la UNESCO fue un claro avance. Compartimos e impulsamos los mismos valores para tener éxito en nuestro esfuerzo pionero. Durante los últimos 20 años, hemos honrado a cinco mujeres científicas excepcionales de alto nivel cada año, una de cada continente, y hemos apoyado a mujeres investigadoras y talentos emergentes en sus carreras. La contribución de la UNESCO ha sido integral para ayudarnos a expandir el alcance internacional de nuestro programa.

Juntos hemos apoyado a 3,124 mujeres hasta la fecha, premiando a 102 Laureadas y otorgando 3,022 becas de doctorado y postdoctorado en 117 países. Nuestras Laureadas han obtenido una mayor visibilidad, oportunidades de carrera y confianza en sí mismas. Tres de ellas, Ada Yonath, Elizabeth H. Blackburn y Christiane Nüsslein-Volhard, han ganado premios Nobel de ciencias.

Cada una de las cinco Laureadas de los Premios For Women in Science 2018 de L’Oréal-UNESCO ha podido esclarecer de manera brillante la comprensión científica, logrando una gran distinción en su campo. Te invito a descubrir a estas cinco científicas excepcionales en las siguientes páginas.

Sin embargo, a pesar de este progreso, reconocemos que todavía queda mucho por hacer para lograr la igualdad de género y resolver muchos de los desafíos apremiantes del mundo. Al aprovechar las diversas perspectivas y capacidades intelectuales de las mujeres y los hombres para avanzar en la comprensión y el descubrimiento científicos, todos ganamos.




Al celebrar los 20 años de For Women in Science, es importante reflexionar sobre los hitos importantes por lograr al permitir que más mujeres desempeñen papeles científicos destacados en la academia, las empresas y más. En particular, debemos considerar cómo las mujeres y los hombres pueden colaborar para acelerar este camino.

Si bien el número de mujeres que ingresan a la investigación científica o profesiones ha aumentado en un 12 % en comparación con 1998, esto no conduce necesariamente a carreras largas y prósperas. Solo el 28 % de los investigadores de hoy son mujeres.1 Solo el 3 % de los premios Nobel de ciencias se otorgaron a mujeres, con cero en 2017. Las mujeres científicas todavía enfrentan barreras para acceder a puestos de responsabilidad, puestos permanentes y financiamiento. En la actualidad, solo el 11 % de los puestos superiores en instituciones académicas en Europa están ocupados por mujeres.2

Nuestro programa ha dado grandes pasos para ayudar a las mujeres a obtener reconocimiento dentro de la comunidad científica, pero empoderar a las mujeres científicas no es un desafío exclusivo para las mujeres con ideas afines y las organizaciones progresistas. A todos nos interesa cambiar la mentalidad y transformar los sistemas si queremos crear un mundo inclusivo y sostenible para todos nosotros. Las mujeres y los hombres tienen un papel que desempeñar.

De hecho, comprometerse y colaborar con los principales científicos hombres, que actualmente tienen la mayoría de los altos cargos científicos, es fundamental para lograr un cambio duradero. Es por eso que estamos lanzando una iniciativa ambiciosa a través de la cual invitamos a los hombres a unirse a nosotros para catalizar esta transformación.

Alentaremos a los líderes hombres respetados dentro de la comunidad científica a asumir compromisos específicos y mensurables para ampliar el acceso a las subvenciones, alentar la igualdad de oportunidades en la contratación, promoción, publicaciones de investigación y nominaciones de premios, y ofrecer tutoría a mujeres científicas talentosas. Apoyaremos a estos hombres al progresar, celebrar campeones y compartir las mejores prácticas. Además, alentaremos a la próxima generación de hombres científicos a comprometerse a promover la igualdad de género en la ciencia.

Estoy encantado de lanzar esta nueva iniciativa en el 20° aniversario de nuestra valiosa asociación con la UNESCO. Con nuestras sociedades frágiles presionadas más allá de sus límites naturales y la expansión de la desigualdad, debemos canalizar la capacidad intelectual de hombres y mujeres científicos para un mundo mejor.



Jean-Paul Agon

Presidente y Director Ejecutivo de L'Oréal Presidente de la Fundación L'Oréal




1 - Informe de Ciencias de la UNESCO hacia el 2030, 2015.

2 - BOSTON CONSULTING GROUP Women in Science, 2015.



UNESCO Y
LA FUNACIÓN L’OREAL

apoyando a las Mujeres y las Ciencias

Durante 20 años, la UNESCO y la Fundación L'Oréal han trabajado conjuntamente para apoyar a las mujeres científicas. Unas 3,124 mujeres científicas de todo el mundo han sido celebradas por sus logros sobresalientes durante las últimas dos décadas a través del programa For Women in Science de L'Oreal-UNESCO. Cada Laureada ha sido reconocida por la excelencia en sus respectivas áreas de experiencia, desde la física cuántica hasta la ingeniería química y la biología molecular, y son una inspiración para futuras generaciones de científicas.

Desde su fundación, la UNESCO ha creído firmemente en impulsar el potencial de todos los individuos a través de la ciencia y la educación en todos los niveles. Esta es la razón por la cual se debe alentar, nutrir y reconocer los talentos de las mujeres en un mundo en el que solo uno de cada tres investigadores es una mujer1.

Nuestro deseo de cambio se comparte con la Fundación L'Oreal y ha guiado a nuestra exitosa asociación de 20 años, la más larga entre la UNESCO y una organización del sector privado. Desde 1998, 102 mujeres científicas reconocidas han ganado reconocimiento por su trabajo pionero a través del premio For Women in Science de L'Oreal-UNESCO, mientras que casi 3,022 de las mujeres científicas más prometedoras han obtenido becas para la investigación doctoral y posdoctoral.

Con motivo de este 20º aniversario, me enorgullece anunciar el lanzamiento en conjunto con la Fundación L'Oreal de una nueva iniciativa para involucrar a los hombres de la comunidad científica en la participación activa para promover la igualdad entre hombres y mujeres. Debemos, con su apoyo, alentar a las niñas a explorar carreras científicas y romper las barreras que impiden a las mujeres científicas elegir estas carreras. Su voz es importante para derribar las barreras que impiden a las mujeres realizar investigaciones y para facilitar que las mujeres científicas asuman roles de liderazgo, ya sea en la academia, en los negocios o en los órganos de toma de decisiones.

Su innovadora investigación contribuirá a abordar los desafíos de nuestro tiempo, en los campos de la mejora de la salud, la adaptación al cambio climático, la protección del océano, el aprovechamiento de nuevas formas de energía, la garantía de la producción sostenible de alimentos y la innovación en la industria. Estos son algunos de los desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que reconoce la importancia crítica de la ciencia para impulsar la innovación y el cambio. La inclusión está en el corazón de esta agenda, ya que todos podemos beneficiarnos al reunir una diversidad de perspectivas para avanzar en la cooperación científica internacional.

Finalmente, deseo rendir homenaje a las Laureadas de esta 20° edición. Una vez más este año, nos asombrarán y sorprenderán. Demostrarán su compromiso y su trabajo a la vanguardia de la innovación para crear un futuro mejor para todos e inspirar a los y las estudiantes actuales.



Audrey Azoulay

Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura



1 - Informe de Ciencias de la UNESCO hacia el 2030, 2015.

L’OREAL-UNESCO

For Women In Science
20 años de compromiso en pocas palabras




Durante los últimos
20 AÑOS,
más de
3,100
mujeres científicas reconocidas.



102
Laureadas por su excelencia en las ciencias, incluyendo tres que han ganado el Premio Nobel.



3,022
mujeres jóvenes con talento a las que se les concedieron becas para llevar a cabo prometedores proyectos de investigación.



53 programas nacionales y regionales de becas establecidos en

117 PAÍSES.





Más de 50
instituciones científicas de alto nivel involucradas en todo el mundo.



Más de 400 científicos involucrados en el proceso de selección de los programas nacionales y regionales.

UNA NUEVA INICIATIVA

EN 2018


Male champions for Women in Science

El programa For Women in Science de L'Oreal-UNESCO ha reconocido a científicas sobresalientes durante los últimos 20 años. Desde 1998, el programa ha valorado los logros de más de tres mil mujeres en el campo de la ciencia, las ha puesto en el centro de atención, las ha apoyado y promovido en la comunidad científica y más allá. La Fundación L'Oreal y la UNESCO llevaron a cabo acciones adicionales, como la sensibilización, sobre carreras científicas para niñas con el fin de generar vocaciones.

Estas son palancas importantes para combatir la desigualdad.

Pero también tenemos que reconocer los límites de nuestra acción: aunque la excelencia científica y su contribución a la ciencia ya no pueden estar sujetas a ninguna duda, las mujeres todavía no avanzan en sus carreras a la misma velocidad que sus contrapartes masculinas.

Esto no es solo una cuestión de igualdad de género: la diversidad de la ciencia es una preocupación mundial con grandes repercusiones y beneficios para todos si se aborda con éxito.

Queremos crear una coalición con aliados no femeninos en la comunidad científica para ayudar a acelerar el cambio, reconocer el problema y comprometerse a generar oportunidades para las mujeres científicas a medida que avanzan en sus carreras.

Los líderes hombres, que ocupan la mayoría de los puestos clave en el campo de la ciencia, pueden trabajar con la iniciativa de L'Oreal-UNESCO For Women in Science para promover la igualdad de oportunidades, junto con las mujeres.

El 20° aniversario del programa de L'Oreal-UNESCO For Women in Science es una oportunidad clave para lanzar una nueva iniciativa ambiciosa: Male Champions for Women in Science (Campeones por las Mujeres en la Ciencia) involucrando a líderes masculinos a través de una carta de compromisos para alentarlos a trabajar con sus colegas mujeres para cambiar el sistema y aprovechar el potencial de las mujeres para el beneficio de todos.

Carta de compromisos:



www.fondationloreal.com


L’ORÉAL-UNESCO

FOR WOMEN IN SCIENCE



Alexandra Palt

Vicepresidenta Ejecutiva de la Fundación L'Oreal

Flavia Sclilegel

Subdirectora General de Ciencias Naturales, UNESCO

CÓMO SE BENEFICIA LA HUMANIDAD

al empoderar a las mujeres en la ciencia

El 20° aniversario de los Premios For Women in Science de L'Oreal-UNESCO presenta una ocasión ideal para dar un paso atrás, reflexionar sobre el progreso logrado en el empoderamiento de las mujeres en la ciencia y considerar el tema de la participación de las mujeres en la ciencia desde diferentes perspectivas.

El número de mujeres que ingresaron a carreras científicas aumentó en un 12 % en comparación con 1998, pero muchas mujeres aún enfrentan obstáculos para lograr carreras largas y prósperas. Las barreras típicas incluyen el acceso a los puestos directivos, puestos permanentes y financiación. Solo el 11 % de los puestos de liderazgo en instituciones académicas están ocupados por mujeres1. Mientras tanto, menos del 30 % de los investigadores de hoy son mujeres2, y solo el 3% de los Premios Nobel de Ciencias se han otorgado a mujeres científicas.

Se ha debatido mucho sobre cómo aumentar el número de mujeres que ingresan a la ciencia y, en particular, cómo capacitar a más mujeres para que se conviertan en líderes. Se están empleando diversas estrategias para cerrar la brecha. Por ejemplo, la iniciativa de L'Oreal-UNESCO For Women in Science premia a mujeres científicas brillantes, crea modelos a seguir al más alto nivel, proporciona fondos a mujeres científicas prometedoras y alienta a las niñas a considerar la ciencia como una carrera a través de programas educativos estructurados.



Solo el 11 %
de posiciones de liderazgo
en instituciones académicas
están ocupadas por mujeres.


Menos del 30 %
de los investigadores actuales
son mujeres.

Si bien nuestro programa ha elevado el perfil de algunas científicas inspiradoras y ha ayudado a las mujeres a obtener reconocimiento dentro de la comunidad científica, todavía hay mucho por hacer. Es hora de analizar más a fondo los desafíos que enfrentan las mujeres al progresar a roles de liderazgo. Los prejuicios inconscientes y conscientes, romper el techo de cristal y promover entornos de trabajo inclusivos siguen siendo desafíos importantes.



Solo el 3 % de los Premios Nobel
en las Ciencias
se han otorgado a
mujeres científicas.


Explorando las contribuciones de las Laureadas con For Women in Science de L'Oreal-UNESCO

En las últimas dos décadas, varios contribuidores clave a la producción científica han sido mujeres. En conjunto, la Fundación L'Oreal y la UNESCO han premiado a 102 Laureadas a nivel internacional desde 1998. Los logros de estas Laureadas han contribuido significativamente a la comprensión científica de los desafíos apremiantes del mundo. Trabajan en los cinco continentes, en ciencias biológicas y físicas, y están cambiando el mundo no solo a través de sus descubrimientos, sino también como modelos a seguir para alentar a más mujeres a perseguir sus aspiraciones científicas.

La profesora Elizabeth H. Blackburn descubrió los telómeros y la telomerasa, arrojando nueva luz sobre el proceso de envejecimiento; los estudios de la profesora Ada Yonath sobre la estructura y función de los ribosomas han explicado cómo el código genético se traduce en proteínas; Christiane Nüsslein-Volhard ha llevado a cabo un trabajo pionero sobre los genes que controlan el desarrollo embrionario. Las tres recibieron premios Nobel por sus descubrimientos sobresalientes. Por otra parte, las profesoras Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier, desarrollaron el sistema de edición de genes CRISPR/Cas9 a través de una asociación transatlántica; la investigación de la profesora Hualan Chen de Harbin, China, ha permitido el desarrollo de vacunas innovadoras contra la gripe aviar; la profesora Jill Farrant de Sudáfrica ha realizado estudios sobre plantas de resurrección, revelando la esperanza de cosechas resistentes a la sequía en África. Mientras tanto, la profesora Ameenah Gurib-Fakim, que inventó plantas medicinales en Mauricio, creó el Centro de Investigación en Fitoterapia y, en 2015, fue elegida Presidenta de la República de Mauricio. La química orgánica Niveen M. Khashab desarrolló una nueva generación de nanopartículas que se degradan naturalmente cuando se exponen a la luz con el fin de abordar sus efectos potencialmente dañinos sobre el medio ambiente; la profesora Mildrerd Dresselhaus fue pionera en la investigación de las propiedades electrónicas del carbono y la profesora Michelle Simmons recibió el Premio L'Oreal-UNESCO por su liderazgo en el área de la "supercomputación" o computación cuántica.

La investigación todavía está demasiado desprovista de los talentos creativos y de las diversas perspectivas intelectuales de la mitad de la humanidad”.

Los logros de estas Laureadas han contribuido significativamente a la comprensión científica de los desafíos apremiantes del mundo, desde pandemias hasta el cambio climático. Su trabajo nos ha permitido explorar nuestro universo con mayor detalle y arrojar nueva luz sobre el origen y el futuro de la humanidad. Sus diversas capacidades intelectuales ayudan a resolver los grandes problemas sociales, económicos y ambientales de nuestro tiempo. Sin embargo, actualmente, la investigación todavía está demasiado desprovista de los talentos creativos y las diversas perspectivas intelectuales de la mitad de la humanidad.

El sesgo de género en la ciencia

Si bien la Fundación L'Oreal y la UNESCO se enorgullecen de apoyar a mujeres científicas destacadas, sabemos que debemos ir más allá. Se requiere un cambio sistémico para empoderar verdaderamente a las mujeres en la ciencia, abordar los desafíos globales y lograr resultados de investigación que tengan en cuenta una perspectiva de género. La consecuencia puede ser el sesgo de género en los resultados de la investigación, lo que debería hacer que todos cuestionemos el sistema actual.

Tomemos un ejemplo. Durante mucho tiempo, prevaleció la idea de la enfermedad cardiovascular como un problema de los hombres. Los principales ensayos clínicos sobre la reducción de los factores de riesgo se realizaron exclusivamente en hombres. Incluso en 1999, se descubrió que los doctores realizaban investigaciones de enfermedades cardíacas en mujeres a la mitad del índice de investigación de la enfermedad en hombres, y que las mujeres tenían menos probabilidades de recibir cirugía de derivación y angioplastia, tratamientos estándar para arterias bloqueadas. El estudio seminal de la aspirina para reducir el riesgo de ataque cardíaco involucró a más de 22,000 hombres y mujeres, lo que llevó a un tratamiento inadecuado para las mujeres.3

De manera similar, los nuevos fármacos pueden no ser igualmente eficaces para las mujeres que para los hombres, ya que los ensayos clínicos no siempre incluyen el mismo número de candidatos masculinos y femeninos. Una de las razones puede ser que incluir a las mujeres a menudo requiere más exámenes y, por lo tanto, mayores costos, ya que sus cuerpos responden de manera diferente a los fármacos en diferentes momentos. El estudio de 2007 dirigido por una científica muestra que los investigadores de estudios a largo plazo (LTS) tuvieron que retirar ocho de diez fármacos cuando repetían los ensayos para incluir mujeres.4

En otro ejemplo, las pruebas de accidentes automovilísticos europeas y de EE.UU. aún no utilizan sistemáticamente los maniquíes de prueba de choque de embarazadas, incluso cuando el 82 % de las muertes fetales en EE.UU. con causas conocidas son consecuencia de colisiones de vehículos de motor.5

La revolución digital también está avanzando con hombres a la cabeza, creando desventajas para las mujeres. En los primeros días del reconocimiento de voz, era evidente que el software estaba evolucionando con un sesgo masculino. Incluso más recientemente, hubo una tasa significativamente más alta de error de transcripción en mujeres que en hombres al usar aplicaciones comerciales de reconocimiento de voz.6

En el campo de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático, los estudios también han demostrado que cuando las bases de datos de imágenes asocian a las mujeres con tareas domésticas y hombres con deportes, el software de reconocimiento de imágenes no solo replica esos sesgos, sino que los amplía.7

De acuerdo con una investigación reciente, en otros lugares, los programas diseñados para "preseleccionar" candidatos para lugares universitarios o para evaluar la elegibilidad para cobertura de seguro o préstamos bancarios en LTK pueden discriminar a las mujeres y los solicitantes no blancos. Por ejemplo, el programa prototipo se desarrolló para preseleccionar candidatos para una escuela de medicina del RU discriminaba a las mujeres y los candidatos negros y de otras minorías étnicas.8





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal