Ficha tecnica



Descargar 12.01 Mb.
Página7/13
Fecha de conversión03.03.2020
Tamaño12.01 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13
M
hayedo

piornal

pito real
edio Natural:
Seguimos en plena Reserva Saja-Besaya, en la que nos adentramos ayer, los paisajes son más abiertos que la zona del valle del Argoza que recorrimos ayer, si bien la base es la misma, tendremos la sensación de estar absorbidos por la grandeza de los bosques, la extensión de las brañas y pastizales, y palparemos que la fauna y la flora es la auténtica moradora de la zona, sobre todo los ciervos, que tanto por su número como por su confiada existencia se nos mostrarán plácidamente mientras se alimentan compartiendo pastos con ganados. En los piornales es fácil encontrarnos con liebres, que saltan de su encame en veloz carrera. Las aves son muy numerosas y diversas, cómo comprobaremos a lo largo del recorrido, en el que oiremos y veremos con seguridad ejemplares de fringílidos, insectívoros, rapaces e incluso de perdiz pardilla, bravía gallinácea más pequeña que la conocida perdiz roja, que habita a cotas mucho más altas que ella y que posee un vuelo muy ágil y virado, igualmente éstos bosques son hábitat invernal de sordas (becadas), que nos visitan desde Europa, mimetizándose en estos paisajes. Quizá la mejor muestra de la riqueza de ecosistema y calidad medioambiental la ofrece el propio río Saja, cuyo nacimiento se produce a 1700 m y a cuya cabecera suben truchas a desovar, muestra inequívoca de la total salud de las aguas y por lo tanto la ausencia de vertidos a su cauce, máxime cuando esto sólo se produce hasta su llegada a Cabezón de la Sal, primera gran población que atraviesa y dónde pierde tal etiqueta de calidad.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal