Es una planta muy común en muchos lugares frecuentados por el hombre y por los animales domésticos en todo el país



Descargar 6.91 Kb.
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño6.91 Kb.

La malva (Malva silvestris) es una planta muy común en muchos lugares frecuentados por el hombre y por los animales domésticos en todo el país.

Historia- Es originaria de Asia y del Sur de Europa pero puede encontrarse en prácticamente todo el mundo; ya era usada por los médicos griegos y romanos por vía oral y externamente.

Descripción- planta herbácea o ligeramente leñosa en la base, oscila entre 30-120 cm de altura, las hojas redondeadas y las flores aparecen en grupos de 2 a 6 en la axilas de las hojas con pétalos de color rosa violáceo recorridos por unas franjas oscuras.

Florece desde mediados de primavera hasta finales de verano y por sus frutos en forma de quesito en algunos lugares puede denominarse “hierba quesera”.



Recolección- Las hojas se recolectan en primavera y verano cuando la planta está del todo hecha. Las flores se recolectan enteras y hay que secarlas lo más rápidamente posible un día de buen sol y aire seco; hay que conservarlas en saquitos al abrigo de la luz y de la humedad.

Los principios activos más importantes son los mucílagos y taninos de toda la planta y la malvina de las flores.



Aplicaciones científicamente probadas- uso de las flores y hojas en caso de irritación de las mucosas de la boca y la faringe, en inflamación de vías respiratorias y tos irritante seca. Los mucílagos que contiene esta planta cubren las mucosas y alivian la irritación.

Utilización en la medicina popular

Por vía oral alivia irritaciones de mucosas, úlceras de boca y encías y gastroenteritis; como gargarismo cura la tos, los dolores de garganta, la ronquera y la bronquitis. Se utiliza en forma de cataplasmas para ablandar forúnculos, en otitis, picaduras de insectos, heridas y supuraciones.

Para preparar infusiones verter 150 ml de agua caliente sobre 3-4 ct de hojas o flores, tras reposar 10´, beberlas o hacer gárgaras hasta 3 veces al día. Con lo dicho anteriormente puede hacerse una decocción hirviéndolas brevemente; si se van a usar en compresas se dejan enfriar las infusiones o las decocciones (se suele añadir cebada hervida).

Precauciones!!! Si las malvas proceden de suelos ricos en nitrógeno pueden llevar en sus hojas

concentraciones altas de nitratos y no sería aconsejable usarlas, habría que optar por las de herbolario o farmacia (que hayan pasado controles de calidad más estrictos).



Efectos secundarios- al contener mucílagos, la infusión puede reducir la asimilación de otras medicinas por lo que al menos debe pasar 1 hora entre la ingestión de la infusión y la toma del medicamento.

AVISO: El “té de malva” se compone de flores de hibisco y contiene cafeína, con efecto excitante y purgante; no confundirlo.






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal