El Valor Intrínseco es un Valor Razonable Por Juan Fernando Mejia ceo globalContable com



Descargar 24.22 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión14.10.2019
Tamaño24.22 Kb.
  1   2

El Valor Intrínseco es un Valor Razonable

Por Juan Fernando Mejia

CEO GlobalContable.com

Asesor NIIF Actualicese.com

En la mayor comunidad NIIF en Facebook denominada Grupo "IFRS/NIIF Normas Internacionales de Contabilidad e Información Financiera", se planteó el debate acerca de si el Valor Intrínseco es un Valor Razonable para su utilización en la valoración posterior de instrumentos financieros participativos, tales como las acciones de baja bursatilidad y las cuotas o partes de participación patrimonial en entidades cerradas (que no cotizan).

Bajo ciertas circunstancias sí puede usarse el Valor Intrínseco como Valor Razonable, específicamente cuando este se mide en el nivel 3. Es decir que no puede usarse el Valor Intrínseco si una acción cotiza en bolsa (nivel 1) ni cuando se tienen datos observables para medirla en el nivel 2.




Read More

Algunas de las interesantes respuestas posteadas en el Grupo argumentan que el valor intrínseco es un "Valor Específico" y que por lo tanto no puede considerarse como un "Valor Razonable" para esos fines. Esto porque la NIIF 13 establece en su párrafo IN9 que un "Valor Razonable" es un "Precio de Salida", es decir, "(...) una medición basada en el mercado, no una medición específica de una entidad", pues se requieren (...) condiciones de mercado presentes, incluyendo supuestos sobre el riesgo (...)", mientras que un valor específico se basa en aspectos relacionados, por ejemplo, con la intención de la entidad.

El debate se centra entonces en determinar si el Valor Intrínseco es un "Valor Específico", es decir, si se determina considerando variables "internas" que denotan la intención o condiciones de la propia entidad tenedora de un título valor o si, por el contrario, su medición se basa en variables externas que puedan configurar un "valor de salida".

Para comprender mejor la diferencia entre un "Valor Razonable", que se basa en variables observables en un determinado mercado, y un "Valor Específico" que, por el contrario, se  basa en variables "internas" o determinadas por la misma entidad, se puede acudir a un ejemplo  con un activo "no financiero", como el siguiente:

Supongamos que una entidad adquiere un electrodoméstico para la venta por un costo de 1.000 u.m. (Unidades Monetarias, es decir, pesos, miles de pesos, dólares, etc.) cada uno y en el mercado -al que tiene acceso la entidad, los compradores y vendedores transan este artículo en 1.100 u.m. Suponga también que la entidad dispone que el precio de lista (el valor por el que decide vender este bien) es de 1.050 u.m., por debajo del mercado observable, pues hará una promoción para atraer clientes que compren otros productos. Supóngase también que normalmente el electrodoméstico se entrega en el domicilio del cliente y que el transporte cuesta 60 u.m.

En ese caso, el "Valor Neto Realizable" es 1.050-60, es decir, 990 u.m. Ese valor es "específico" para la respectiva entidad y por lo tanto no es un Valor Razonable como lo indica la NIC 2, en su párrafo 7, según el cual "El valor neto realizable de los inventarios puede no ser igual al valor razonable menos los costos de venta". 

En todo caso, los inventarios se miden por el menor entre el costo (1.000)  y el Valor Neto Realizable que "para esta entidad", de acuerdo con sus propias intenciones, es de 990 u.m. Debe reconocerse entonces un gasto por deterioro de 10 u.m., midiendo el inventario por el menor entre el costo (1.000) y el Valor Neto Realizable que "para esta entidad", de acuerdo con sus propias intenciones, es de 990 u.m. 

En comparación con el Valor Razonable determinado por agentes en el mercado, es posible que un auditor erqueriera mayores esfuerzos para verificar que este deterioro se base en valores realmente "Realizables", como lo sugiere la Norma Internacional de Auditoria 540 sobre "Auditoria de Estimaciones contables y del Valores Razonables". 

No obstante, el "Valor Intrínseco" no se mide según las condiciones de la entidad que informa, pues los datos de entrada para la valoración no se originan en decisiones propias, sino en variables como el patrimonio de la entidad emisora y el número de títulos participativos en circulación. 

Es cierto que la NIIF 13 prefiere su medición basándose en datos observables en mercados de cotización (Nivel 1), pero también lo es que la misma NIIF 13 permite medir el Valor Razonable en otros niveles, es decir, en situaciones donde existen menos datos de entrada observables en un mercado, sin que esto implique que se esté usando un valor "específico" para la entidad.  Al medir el valor intrínseco se usan variables vinculadas directa o indirectamente con la entidad emisora del título y no se limita a consideraciones o intenciones propias o internas de la entidad tenedora.

Es diferente a lo que sucedió en el ejemplo planteado, en el cual una entidad valora un inventario según su intención particular: en la medición del Valor Intrínseco intervienen supuestos similares a los que utilizarían participantes de mercado tales como fechas de corte, transacciones y demás elementos que escapan al control de la misma entidad poseedora (que realiza la valoración del instrumento financiero en comento), así la mayoría de las variables de entrada sean "no observables".

Puede argumentarse que el Valor Intrínseco es una forma de medir el Valor Razonable dado que:

1. La NIIF 13 en el párrafo 72 señala que "La jerarquía del valor razonable concede la prioridad más alta a los precios cotizados (sin ajustar) en mercados activos para activos y pasivos idénticos (datos de entrada de Nivel 1) y la prioridad más baja a los datos de entrada no observables (datos de entrada de Nivel de 3)", lo cual significa que aunque la acción no cotice en bolsa sigue teniendo un valor razonable, pues en ese caso se utilizarán "datos de entrada no observables en el mercado”.

2. No importa que la valoración se haga con mayoría de datos de entrada no observables en un mercado, pues la NIIF 13 en el párrafo 3 indica que "(…) la intención de una entidad de mantener un activo o liquidar o satisfacer de otra forma un pasivo no es relevante al medir el valor razonable", pues lo importante es el nivel en el cual se valora (los datos de entrada).

3. Los párrafos 86 a 90 y B35 de la NIIF 13 indican que una medición del Valor Razonable a nivel 3 pueden consistir en un método desarrollado "utilizando datos propios de la entidad si no existe información disponible razonable que indique que los participantes del mercado utilizarían supuestos diferentes", lo cual se encuadra en el método del Valor Intrínseco.

4. Es decir que  si una acción cotiza en bolsa no es posible utilizar el Valor intrínseco para su medición, pues deberían usarse datos observables en el nivel 1, tampoco si se cuenta con datos de entrada observables para valorarla en el nivel 2 (por ejemplo, precios cotizados para activos o pasivos similares en mercado activos). 

5. Ante la falta de cotizaciones bursátiles de las acciones o las participaciones patrimoniales, el valor intrínseco puede ser un indicativo de "el precio que sería recibido por vender un activo o pagado por transferir un pasivo en una transacción ordenada entre participantes del mercado en la fecha de la medición" (NIIF 13, p 9).

Las NIIF no se refieren al "Valor Intrínseco" como una división entre activo neto (patrimonio líquido) de la entidad emisora y el número de sus acciones pagadas o en circulación. Sin embargo, este es un modelo frecuentemente utilizado para acercarse al valor de una acción cuando no existen mercados activos. Ese cálculo podría ser más objetiva si el patrimonio de la entidad emisora está medido también de acuerdo con las NIIF y si existe información suficiente para los usuarios generales en relación con las políticas contables utilizadas y demás revelaciones exigidas en las NIIF.





Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal