El sentido de lo que somos



Descargar 306.5 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión21.05.2018
Tamaño306.5 Kb.
  1   2   3   4   5   6

GLOSARIO


El término "actitud" ha sido definido como "reacción afectiva positiva o negativa hacia un objeto o proposición abstracto o concreto denotado".

Las actitudes son aprendidas y se componen de 3 elementos: lo que piensa (componente cognitivo), lo que siente (componente emocional) y su disposición voluntaria →del término latino “volo, que significa “quiero” para actuar deliberadamente (componente conductual).




  • AMBIVALENCIA.- Sentimiento positivo y negativo simultáneo hacia alguien o alguna cosa.




  • AISLAMIENTO: 1.- Es 2.- Un mecanismo de defensa en el que una idea o una fantasía basada en un deseo que se experimenta sin la sensación que suele acompañarla normalmente, por estar ésta reprimida.




  • ASTÉNICO(A), PERSONALIDAD.- Trastorno de la personalidad que muestra un bajo nivel de energía, falta de entusiasmo, la tendencia a cansarse fácilmente y la incapacidad de gozar de las cosas.




  • AUTISMO.- Un desprendimiento de la realidad, en el que la vida interna domina sobre la externa. (Trastorno Generalizado del Desarrollo):




  • AUTIDISCIPLINA.- Se puede definir como el control de la propia fuerza de voluntad para cumplir cosas que generalmente se ven como deseables, y el autocontrol como la utilización de esa misma fuerza de voluntad para evitar hacer cosas que se ven como indeseables o para posponer una gratificación.




  • AGRESIVIDAD.- La agresividad es cualquier acción o reacción, sin importar su grado o intensidad, que implica provocación y ataque. No se limita a actos físicos, sino que puede ser de tipo verbal como los insultos e incluso no verbal como gestos y ademanes.




  • BERRINCHE.- Enfado, rabieta o disgusto grande que se manifiesta de manera exagerada con gestos, voces o llanto. Coraje, enojo grande, que se da especialmente en los niños que no aceptan los límites.




  • CAPRICHO.- 1   Determinación que se toma arbitrariamente, por un antojo pasajero.

2  Deseo vehemente y repentino de una cosa o de hacer algo, generalmente sin causa justificada.

3  Variación injustificada en una cosa o en la conducta de alguien.

4  Persona, animal o cosa que se desea: “este reloj fue un capricho de mi mujer”.

(A capricho): Como se desea y sin sujeción a normas.

(Darse un capricho): Satisfacer el deseo de una cosa, aunque no se necesite.


  • CARÁCTER.- Término utilizado generalmente para referirse a los rasgos estables profundamente arraigados de la personalidad que tipifican a una persona.




  • CONDUCTA.- en su significado originario y preciso, es la actividad física de un organismo vivo, observable en principio por otro individuo, a diferencia del curso de la actividad psíquica interior. Se incluyen en la conducta, por ej., movimientos musculares, secreciones, reacciones vasomotoras, lenguaje y, en general sonidos emitidos, etc., cuando se efectúa el estudio de la conducta, no se consideran propiamente los procesos psíquicos asociados a ella.




  • COMPORTAMIENTO.- Conjunto de reacciones de un organismo que actúa en respuesta a un estímulo procedente de su medio interno o del medio externo y observable objetivamente.




  • CONDUCTA SOCIAL.- Cumple con ella adecuadamente a las convivencia y no arremete en forma alguna la colectividad y cumple con el bien común.




  • CONDUCTA ASOCIAL.- Carece de contenido social no tiene relación con ninguna clasificación con el bien común.




  • CONDUCTA PARASOCIAL.- Se da en el contexto pero es diferente a las conductas seguidas por el conglomerado social, no realiza el bien común pero tampoco lo agrede (hippies)

Antisocial va Vs. El bien social o común atenta Vs. La estructura básica de la sociedad destruye sus valores fundamentales lesiona la convivencia.


  • CONDUCTAS AUTODESTRUCTIVAS.- Una conducta autodestructiva es una acción que el individuo realiza para poner en riesgo su vida. Las conductas autodestructivas pueden ser directas o indirectas. Cuando son directas, el individuo tiene como meta principal dañarse a sí mismo; un ejemplo extremo pero muy claro es el suicidio. Por otro lado, las conductas indirectas son acciones que contemplan la muerte como un efecto indeseado conscientemente; se trata de pequeños riesgos o conductas de auto-castigo que, al hacerlas constantemente, se transforman en una forma de “muerte lenta”. Algunos ejemplos de este tipo de conductas serian el alcoholismo, el consumo de drogas, el tabaquismo o la práctica de deportes extremos, entre otros.

Estas conductas son el resultado de un evento que la persona no está pudiendo manejar, generado por un suceso angustiante, a causa de presiones, etc. A pesar de que la depresión es uno de los detonantes principales de este tipo de conductas, hay que tomar en cuenta que la angustia, la ansiedad, el estrés y la falta de confianza en uno mismo, pueden ser igualmente el origen de este lento suicidio.

Un ejemplo cotidiano son los fumadores. Cuando un fumador esta bajo una situación que no puede controlar, tiende a fumar más porque el fumar es una acción que sí controla, él decide cómo, cuándo, cuántos y dónde fumar. Esto produce una sensación superficial de control que permite a la persona descargar esa ansiedad o minusvalía que siente.

Asimismo, cabe señalar que las conductas autodestructivas tienden siempre a ir en aumento. A veces pensamos que estas personas “sólo quieren llamar la atención”, pero hay que tener cuidado, ya que es probable que, a través de esta vía, estén pidiendo ayuda, por lo que es muy importante saber detectarlo y hacer algo al respecto antes de que pase a mayores.

A causa del tipo de vida que llevamos, casi nunca estamos en contacto con nuestros sentimientos, de manera que no analizamos el por qué de lo que estamos sintiendo, en un momento dado. Es por ello que muchas veces ese sentimiento se exterioriza por medio de acciones entre las cuales se encuentran estas conductas autodestructivas.

Conocer y entender lo que nos pasa nos permite tener un poco de control sobre nuestros actos y saber cómo manejarlos. Para analizar estas conductas hay que llegar a la raíz del problema, conocer las razones y empezar a entenderlas, para después poder realizar un cambio.

No obstante, no hay que olvidar que estas conductas las podemos presentar de manera inconsciente, sin darnos cuenta del daño que nos estamos haciendo.

Un proceso terapéutico permite al adulto o al niño estar en contacto con sus sentimientos y poder cambiar estas conductas.

Es muy difícil concebir que existe depresión en niños. A veces, no logramos entender cómo se dan cuenta de ciertas cosas, cuando nosotros no se las hemos contado ni las han visto. Pero, aun así, lo cierto es que ellos se dan cuenta y muchas veces las actúan y reflejan actitudes agresivas, a través de acciones que no realizarían normalmente, y nosotros, al no estar conscientes de esta situación, lo dejamos pasar sin darle la debida importancia.

Las razones de este tipo de conductas son similares tanto en niños como en adultos. El estrés a causa de un cambio de ciudad, de escuela, problemas en casa y, el más importante, la falta de comunicación entre el niño y los papás, dan como resultado este tipo de conductas. Al no establecer un canal de comunicación entre ambas partes, el niño no sabe cómo expresar lo que siente, por lo que no está consciente de lo que está pasando con él y esto le genera mucha ansiedad, desencadenando este tipo de actitudes y acciones que provocan que se dañe. Muchas veces cuando el pequeño trata de hacerse daño es muy probable que sea para llamar la atención de sus padres. Asumimos que los niños están aprendiendo a comunicarse y cuando los papás no le dan el apoyo y atención que necesita, éste no puede separarse de ellos y busca formas de llamar la atención y la más fácil para algunos es “lastimarse”.

Como padres, hay que fijarnos en qué es lo que no estamos haciendo bien o qué es lo que el niño necesita. No todos necesitan lo mismo, por lo que la persona que más lo conoce es la que se dará cuenta del origen de esta conducta que apenas se presenta, para poder frenarla en el momento adecuado y lograr un ambiente emocionalmente más cálido y seguro para el niño.




  • CONFLICTO PSICOLÓGICO.- Cuando hay un impulso, un deseo, y la persona no es capaz de satisfacerlo, aparece entonces lo que en Psicología llamamos frustración. Que se manifiesta como un estado de vacío o de anhelo insaciado.




  • CONFLICTO EMOCIONAL.- Si las emociones negativas nos invaden podemos llegar a actuar con odio, ira, ser terriblemente cobardes, hundirnos psicológicamente, etc. En estas situaciones, está claro que las emociones no sólo NO ayudan sino que complican el problema, porque lo importante no es tanto lo que materialmente está en juego sino las reacciones emocionales que se producen entre las personas involucradas. Esto suele pasar en las peleas o discusiones. Seguramente si ambas partes reconocieran la parte de razón del argumento de la otra parte, podrían llegar a un acuerdo razonable, pero lo que suele pasar es que cada parte, emocionalmente afectada por prejuicios sobre la otra parte, se obstina en sus razones pretendiendo imponer sus criterios sin más, y esto genera respuestas agresivas de defensa, y cada vez peor. Se produce un conflicto emocional.

Los conflictos emocionales no aparecen sólo en las relaciones con los demás, sino también, aunque no sean tan evidentes, en las relaciones con uno mismo. Muchas veces nos negamos a admitir lo que somos, lo que nos pasa, o intentamos engañarnos a nosotros mismos y esto tiene un gran coste psicológico y emocional.


  • ESTRÉS (DISTRÉS – EUSTRÉS).- Estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día suele confundirse con una patología. El estrés crónico está relacionado con los trastornos de ansiedad, que es una reacción normal frente a diversas situaciones de la vida, pero cuando se presenta en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad que puede alterar la vida de las personas, siendo aconsejable en este caso consultar a un especialista.




  • DISTRÉS.- Podríamos definir el distrés como el estrés desagradable. Es un estrés que ocasiona un exceso de esfuerzo en relación con la carga. Va acompañado siempre de un desorden fisiológico, las catecolaminas producen una aceleración de las funciones y éstas actúan alejadas del punto de equilibrio, hiperactividad, acortamiento muscular, somatizaciones, en suma: envejecimiento prematuro, son los efectos secundarios del estrés negativo.

Pueden ser estresores: el trabajo, la familia, las enfermedades, el clima, el alcohol, el tabaco, las frustraciones, en suma centenares de estímulos internos o externos de carácter físico, químico o social. Incluso un exceso de estrés positivo puede ser causa de distrés, desde cuando gana el propio equipo a la suerte en los juegos de azar, en ambos casos se puede producir infartos por exceso de júbilo.

Podemos contemplar como en pocas ocasiones tenemos a nuestro alcance elegir las impresiones que inciden sobre nosotros, sin embargo es posible aprender a responder de una forma equilibrada, la relajación ayuda en este sentido de forma muy eficaz.




  • EUSTRÉS.-Es el estrés positivo, la relación con las impresiones del mundo externo y del interior no producen un desequilibrio orgánico, el cuerpo es capaz de enfrentarse a las situaciones e incluso obtiene sensaciones placenteras con ello, el eustrés permite experimentar el mundo como un lugar en que cada milímetro es delicioso.

El eustrés es asimismo un estado de conciencia, en el cual pensamiento, emoción y sensación parecen organizarse para proporcionar un efecto general de alegría, satisfacción y energía vital. En realidad las técnicas de relajación nos orientan más hacia un estado de eustrés que inducen a uno a un estado de calma, que nos puede resulta inútil para nuestros deseos de acción y realización, el estado de eustrés es el objetivo de la relajación, la relajación es para la acción. El objetivo de las técnicas de relajación sería lograr actuar en el mundo sin los efectos negativos del distrés, preparándonos para una vida creativa, en la que puedan llegar a disfrutarse sin miedos de los momentos felices y afrontando con realismo otros que sucederán de forma inevitable. La creatividad facilita una vida en que los problemas tienden a resolverse, los problemas existen para todos, unos demoran su solución y otros se enfrentan a ella.

Podemos comprender que el Eustrés no solo incrementa la vitalidad, salud y energía sino que además facilita la toma de decisiones que permitirán llevar la iniciativa en el desarrollo como ser humano, permitiendo un nivel de conciencia capaz de sentir la vida como una experiencia única y valiosa.




  • DEPENDENCIA (EMOCIONAL).- La dependencia emocional es un trastorno de la personalidad enmarcado dentro de las dependencias afectivas. Sin embargo, para otros autores, se trata de un trastorno adictivo, en el que el objeto que provoca la adicción es la relación de pareja, y su objetivo es llenar un vacío en el sujeto que la padece. Este trastorno se relaciona con las emociones y la capacidad o calidad para establecer vínculos significativos con otras personas. Al tratarse de un trastorno de la personalidad, tiende a tener un patrón crónico y estable a lo largo de la vida de la persona.


En sus relaciones amorosas, los dependientes emocionales manifiestan hacia su pareja un tipo de apego "ansioso", caracterizado por una continua necesidad de saber que es amado por su pareja, dificultades para llevar una vida independiente, búsqueda incesante del candidato a pareja y selección precipitada del mismo, miedo a no ser querido, miedo a la pérdida del objeto de su amor y celos frecuentes, ideas contradictorias sobre el amor y dificultad para romper aún cuando la relación sea altamente problemática y generadora de malestar para el dependiente. Existe otra variante de este tipo, llamada codependencia emocional, en la que los dos integrantes de la pareja son los afectados. Esto lleva a una continua tristeza y bajón emocional al no encontrarse en el mismo lugar. Está probado que las parejas que sufren este síndrome, (80% de los casos) tienen más éxito en su vida sentimental congénita.


  • DEPRESIÓN.- Trastorno del estado de ánimo, que se caracteriza por tristeza, pesimismo, rebajamiento de sí mismo, y movimiento psicomotriz retardado.




  • DERROTISMO.- Término utilizado por Kenneth B. Clark para describir la visión pesimista que muchas personas tienen, (p. ej.) en las escuelas de negros, acerca de las capacidades de las motivaciones educacionales de los niños negros, visión susceptible de socavar ella misma la eficacia de la enseñanza en dicho medio.




  • DETECCIÓN TEMPRANA.- Métodos sistemáticos para seleccionar e identificar los trastornos en niños pequeños, destinados a descubrir problemas lo antes posible y a establecer una base para su corrección.




  • DISONANCIA COGNITIVA.- El concepto de disonancia cognitiva, en Psicología, hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona al mantener al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus actitudes.

El concepto fue formulado por primera vez en 1957 por el psicólogo estadounidense Leon Festinger en su obra A theory of cognitive dissonance.1 La teoría de Festinger plantea que al producirse esa incongruencia o disonancia de manera muy apreciable, la persona se ve automáticamente motivada para esforzarse en generar ideas y creencias nuevas para reducir la tensión hasta conseguir que el conjunto de sus ideas y actitudes encajen entre sí, constituyendo una cierta coherencia interna.

La manera en que se produce la reducción de la disonancia puede tomar distintos caminos o formas. Una muy notable es un cambio de actitud o de ideas ante la realidad.




  • EMOCIONES.- Son procesos y estados afectivos complejos que tienen su origen en las situaciones que una persona afronta en la vida. Se manifiestan en sentimientos subjetivos: tristeza, alegría temor. Las emociones pueden ser causadas por estimulaciones dolorosas, frustraciones, conflictos, o por la desaparición de la tensión. Palabras como “te perdono mi vida” pueden producir alivio en una emoción, que se puede manifestar ya sea en forma de risa o de llanto. Aún cuando ordinariamente se supone que las perturbaciones son algo desagradables, existen emociones positivas de gozo, de risa, éxtasis, etc., que son en realidad estados emocionales agudamente desorganizados. El concepto de emoción se aplica no solamente a la explosión o malestar inmediato que se siente y que se observa, sino también a los estados mentales persistentes, tales como la ansiedad, hostilidad, amor, humillación y otras semejantes.




  • ESTADOS DE ÁNIMO.- Son disposiciones mentales persistentes menos intensas y menos desorganizantes que las emociones. Se dan estados de ánimo de alegría, de depresión, de animación y de resentimiento, etc.




  • ESQUIZOFRENIA.- Forma de psicosis, caracterizada principalmente por pensamiento ilógico, alucinaciones y respuestas emocionales inapropiadas.




  • ESQUIZOTAXIA.- Estado de vulnerabilidad a la esquizofrenia, debido a la herencia de defectos neurales.




  • EMPATÍA.- Literalmente, la capacidad de sentir aquello que está sintiendo alguien. Como “ponerse” en el lugar del otro.




  • ESTADOS EQUIVOCADOS DE LA CONSCIENCIA.- La plena auto-observación íntima del “Mí Mismo”, resulta inaplazable cuando se trata, redescubrir estados psicológicos equivocados.

Como quiera que la vida interior sea el imán que atrae los eventos exteriores, necesitamos con, urgencia máxima inaplazable, eliminar de nuestra psiquis los estados psicológicos erróneos.

Corregir estados psicológicos equivocados es indispensable cuando se quiera, alterar fundamentalmente la naturaleza de ciertos eventos indeseables.

Situaciones exteriores destructivas, podrían convertirse en inofensivas y hasta constructivas mediante la inteligente corrección de los estados interiores erróneos.

Quien jamás corrige los estados psicológicos absurdos, creyéndose muy fuerte se convierte en víctima de las circunstancias. Las gentes se quejan de todo, sufren, lloran, protestan, quisieran cambiar de vida, salir del infortunio en que se encuentran, desafortunadamente no trabajan sobre sí mismas.

No quieren darse cuenta las gentes que la vida interior atrae circunstancias exteriores y que si éstas son dolorosas se debe a los estados interiores absurdos.

Lo exterior es tan sólo el reflejo de lo interior, quien cambia interiormente origina un nuevo orden de cosas. Los eventos exteriores jamás serian tan importantes, como el modo de reaccionar ante los mismos.

¿Permanecisteis con serenidad ante el insultador?, ¿Recibiste con agrado las manifestaciones desagradables de vuestros semejantes? ¿De qué manera reaccionasteis ante la infidelidad del ser amado?, ¿Te dejaste llevar por el veneno de los celos?, ¿Mataste?, ¿Estáis en la cárcel? Los hospitales, los cementerios o panteones, las cárceles, están llenos de sinceros equivocados que reaccionaron en forma absurda ante los eventos exteriores.

La mejor arma que un hombre puede usar en la vida, es un estado Psicológico correcto. Uno puede desarmar fieras y desenmascarar traidores, mediante estados interiores apropiados. Los estados interiores equivocados nos convierten en víctimas indefensas de la perversidad humana.

Aprended a enfrentaros ante los sucesos más desagradables de la vida práctica con una actitud interior apropiada... No os identifiquéis con ningún acontecimiento; recordad que todo pasa; aprended a ver la vida como una película y recibiréis los beneficios... No olvidéis que acontecimientos sin ningún valor podrían llevaros a la desgracia, si no elimináis de vuestra Psiquis los estados interiores equivocados.

Cada evento exterior necesita, incuestionablemente del billete apropiado; es decir, del estado Psicológico preciso. (TRATADO DE PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA, Samael Aun Weor)


  • FOBIA.- Temor persistente e irracional a un objeto, actividad o situación específica, que da lugar a un deseo imperioso de evitación.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal