Dra. Mary Maldonado de Katime Morfología I



Descargar 59.71 Kb.
Fecha de conversión28.11.2018
Tamaño59.71 Kb.

Dra. Mary Maldonado de Katime

Morfología I

Medicina

UFM-Barinas



AMINOÁCIDOS

Los aminoácidos son moléculas orgánicas que se caracterizan por tener n grupo amino (NH2) y un grupo carboxilo (COOH) unidos al mismo carbono que recibe el nombre de carbono asimétrico.

En la naturaleza existen 20 aminoácidos diferentes y son los que constituyen el esqueleto de las proteínas formando secuencias características. Se los conoce como alfa-aminoácidos (a-aminoácidos) y son los siguientes: alanina, arginina, asparagina, ácido aspártico, cisteína, ácido glutámico, glutamina, glicina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, prolina, serina, treonina, triptófano, tirosina y valina. Todos ellos responden a la siguiente fórmula general:

química orgánica
química orgánica

Los 20 aminoácidos poseen un grupo carboxilo y un grupo amino unido al mismo átomo de carbono. Se diferencian unos de otros por sus cadenas laterales, o grupos R, que varían de estructura, tamaño, carga eléctrica, y solubilidad en agua. En la glicina, el más simple de los ácidos, el grupo R se compone de un único átomo de hidrógeno. En otros aminoácidos el grupo R es más complejo, conteniendo carbono e hidrógeno, así como oxígeno, nitrógeno y azufre.(fig.1)

Casi todos los compuestos que aparecen biológicamente y que poseen un centro quiral (centro asimétrico), se encuentran en la naturaleza en una forma estereoisomera, ya sea D o L. Excepto la glicina que no posee átomo de carbono asimétrico, los aminoácidos presentes en las proteínas son estereoisomeros L.

Los aminoácidos pueden agruparse en familias basadas en las propiedades de los grupos R en particular de su polaridad es decir su tendencia a interactuar con el agua al pH. Los grupos R de los aminoácidos varían mucho en polaridad, desde los grupos R totalmente no polares o hidrófobos (repelentes del agua) hasta los grupos R muy polares o hidrofílica (que atraen el agua).

Los aminoácidos se agrupan en cuatro familias principales, según que posean:


  • Grupos R no polares o hidrofóbicos: ocho aminoácidos de esta clase, poseen grupos de naturaleza hidrocarbonatada lo que los hace hidrofóbicos. Este grupo comprende cinco aminoácidos con grupos alifáticos (alanina, valina, leucina, isoleucina y prolina), dos con anillos aromáticos (fenilalanina y triptófano) y uno que contiene azufre (metionina).

  • Grupos R polares pero sin carga: son 7 aminoácidos de esta clase; son más solubles en agua ya que contienen grupos funcionales que forman enlaces de hidrógeno con el agua. Esta clase de aminoácidos comprende glicina, serina, treonina, cisteína, tirosina, Asparagina y glutamina. La polaridad de serina treonina y tirosina se debe a sus grupos hidroxilo; la Asparagina y la glutamina a sus grupos amino y la de la cisteína a su grupo sulfhidrilo o tiol.

  • Grupos R con carga negativa: son dos aminoácidos; poseen carga negativa a pH 7 son el ácido aspartico y el ácido glutámico. Cada uno de ellos con un segundo grupo carboxilo.

  • Grupos R con carga positiva: tres aminoácidos; poseen cadena positiva neta a pH 7 son: lisina, que posee un segundo grupo amino en la cadena alifática, arginina que posee un grupo guanidino con carga positiva y la histidina que contiene el grupo imidazol débilmente ionizado. (fig.2)

Características físicas y químicas de los aminoácidos:

 Los aminoácidos son sólidos cristalinos no volátiles que se funden con descomposición a temperaturas relativamente elevadas.

 Son insolubles en disolventes no polares, como éter de petróleo, benceno o éter, son apreciablemente solubles en agua.

 Sus disoluciones acuosas se comportan como soluciones de sustancias de elevado momento dipolar.



Péptidos.

Geometría de la unión peptídica

Los péptidos son amidas formadas por interacción entre grupos amino y carboxilo de aminoácidos. En estos compuestos se acostumbra a describir al grupo amidas, -NHCO-, como la unión peptídica. Según el número de unidades de aminoácidos por molécula, se les conoce como dipéptidos, tripéptidos, etc.; hasta llegar a polipéptidos.

En las proteínas, el grupo alfa carboxílico de un aminoácido se une al grupo alfa amínico de otro aminoácido por medio de un enlace peptídico. La formación de un dipéptido a partir de dos aminoácidos por perdida de una molécula de agua se muestra en la figura.

química orgánica

El equilibrio de esta reacción queda desplazado hacia la hidrólisis en vez de hacia la síntesis.

Muchos aminoácidos, normalmente más de 100, viven unidos por enlaces peptídicos para formar una cadena polipeptídica, que es una estructura no ramificada. Una unidad de aminoácidos en una cadena polipeptíca se llama residuo.

Una cadena polipeptídica consiste en una parte regularmente repetida llamada la cadena principal y una parte variable, las cadenas laterales.

Los peptídos se han tratado principalmente como un paso hacia el conocimiento de las sustancias mucho más complejas que son las proteínas. Sin embargo, por derecho propio los péptidos son sustancias sumamente importantes: la glutationa, por ejemplo, es un tripéptido que se encuentra en la mayoría de las células; el nonapéptido oxitocina es una hormona de la glándula pituitaria posterior que tiene que ver con la contracción del útero; x-corticotropina, formada por 39 residuos de aminoácidos, es una componente de la hormona adrenocorticotropica ACTH.

Para asignar una estructura a un péptido en particular, hay que saber:

 Cuántos residuos de aminoácidos constituyen la molécula, y cuántos hay de cada uno de ellos.

 Su secuencia a lo largo de la cadena.

Las proteínas constan de una o más cadenas peptídicas. Muchas proteínas como la mioglobina, están constituidas por una sola cadena polipeptídica. Otras contienen dos o más cadenas que son idénticas o diferentes. Por ejemplo la hemoglobina está hecha de dos cadenas de un tipo y otras dos de otro tipo. Estas cuatro cadenas se mantienen juntas por medio de fuerzas no covalentes.

ESTRUCTURA DE LAS PROTEÍNAS

Todas las proteínas tienen C, H, O y N, y muchas poseen también S.

Son largas cadenas de aminoácidos unidas por enlaces peptídicos.

La secuencia de aminoácidos de una proteína está codificada en su gen (una porción de ADN) mediante el código genético.

Estructura de la proteína: presentan una disposición espacial característica en condiciones fisiológicas, pero si se cambian estas condiciones (temperatura, pH, etc.) pierde la conformación y su función, proceso denominado desnaturalización La estructura primaria de las proteínas deriva de la unión de los L-alfa aminoácidos mediante enlaces peptídicos. El plegado de las cadenas poli peptídicas en una estructura enrollada específica, mantenidas juntas por en enlaces disulfuro de hidrógeno, referida como la estructura secundaria de la proteína y la disposición y relaciones reciprocas de las cadenas dobladas de la proteína en capas especificas o fibras se llama la estructura terciaria de las proteínas. Esta estructura terciaria es mantenida por débiles fuerzas interatómicas como los enlaces de hidrógeno o por las fuerzas de Van der Waals.

Además de las estructuras primarias, secundaria y terciaria, algunas proteínas pueden presentar un cierto nivel de organización de unidades monometas puede ser esencial para la actividad de una proteína como enzima.



química orgánica

Las proteínas desempeñan funciones muy variadas entre las que destacan las siguientes:



  • Forma parte de las estructuras, como es el caso del colágeno; misión transportadora de sustancias como el oxígeno; función inmunológica como es el caso de las inmunoglobulinas; función hormonal como la insulina e intervienen en el metabolismo, ya que todos los enzimas tienen naturaleza proteica.

Los a-aminoácidos sirven de materia prima en la obtención de otros productos celulares, como hormonas y pigmentos. Además, varios de estos aminoácidos son intermediarios fundamentales en el metabolismo celular.

La mayoría de las plantas y microorganismos son capaces de utilizar compuestos inorgánicos para obtener todos los aminoácidos necesarios en su crecimiento, pero los animales necesitan conseguir algunos de los a-aminoácidos a través de su dieta. A estos aminoácidos se les llama esenciales, y en el ser humano son: lisina, triptófano, valina, histidina, leucina, isoleucina, fenilalanina, treotina, metionina y arginina. Todos ellos se encuentran en cantidades adecuadas en los alimentos de origen animal ricos en proteínas, y en ciertas combinaciones de proteínas de plantas.

Aparte de los aminoácidos de las proteínas, se han encontrado en la naturaleza más de 150 tipos diferentes de aminoácidos, incluidos algunos que contienen los grupos amino y carboxilo ligados a átomos de carbono separados. Estos aminoácidos de estructura poco usual se encuentran sobre todo en hongos y plantas superiores.

ACIDOS NUCLEICOS:

Los ácidos nucleicos (AN)  fueron descubiertos por Freidrich Miescher en 1869.

En la naturaleza existen solo dos tipos de ácidos nucleicos: El ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico) y están presentes en todas las células.

Su función biológica no quedó plenamente confirmada hasta que Avery y sus colaboradores demostraron en 1944 que el ADN era la molécula portadora de la información genética.

Los ácidos nucleicos tienen al menos dos funciones: trasmitir las características hereditarias de una generación a la siguiente y dirigir la síntesis de proteínas específicas.

Tanto la molécula de ARN como la molécula de ADN tienen una estructura de forma helicoidal.

Químicamente, estos ácidos están formados, como dijimos, por unidades llamadas nucleótidos: cada nucleótido a su vez, está formado por tres tipos de compuestos:

1. Una pentosa o azúcar de cinco carbonos: se conocen dos tipos de pentosas que forman parte de los nucleótidos,  la  ribosa y la desoxirribosa, esta última se diferencia de la primera por que le falta un oxígeno y de allí su nombre. El ADN sólo tiene desoxirribosa y el ARN  tiene sólo ribosa, y de la pentosa que llevan se ha derivado su nombre, ácido desoxirribonucleico y ácido ribonucleico, respectivamente.

2. Una base nitrogenada: que son compuestos anillados que contienen nitrógeno. Se pueden identificar cinco de ellas: adenina, guanina, citosina,  uracilo y timina.

3. Un radical fosfato: es derivado del ácido fosfórico (H 3 PO 4 - ).



an005

Las cinco bases nitrogenadas

Los AN son polímeros lineales en los que la unidad repetitiva, llamada nucleótido (figura de abajo), está constituida por: (1) una pentosa (la ribosa o la desoxirribosa), (2) ácido fosfórico y (3) una base nitrogenada (purina o pirimidina).

La unión de la pentosa con una base constituye un nucleósido (zona coloreada de la misma figura). La unión mediante un enlace éster entre el nucleósido y el ácido fosfórico da lugar al nucleótido.



an002

La secuencia de los nucleótidos determina el código de cada ácido nucleico particular. A su vez, este código indica a la célula cómo reproducir un duplicado de sí misma o las proteínas que necesita para su supervivencia.

an006

El ADN y el ARN se diferencian porque:

- el peso molecular del ADN es generalmente mayor que el del ARN

- el azúcar del ARN es ribosa, y el del ADN es desoxirribosa

- el ARN contiene la base nitrogenada uracilo, mientras que el ADN presenta timina

La configuración espacial del ADN es la de un doble helicoide, mientras que el ARN es un polinucleótidos lineal, que ocasionalmente puede presentar apareamientos intracatenarios

Ácido Desoxirribonucleico (ADN)

El Ácido Desoxirribonucleico o ADN (en inglés DNA) contiene la información genética de todos los seres vivos.



an007

Molécula de ADN con sus estructura helicoidal

Cada especie viviente tiene su propio ADN y en los humanos es esta cadena la que determina las características individuales, desde el color de los ojos y el talento musical hasta la propensión a determinadas enfermedades.

Es como el código de barra de todos los organismos vivos que existen en la tierra, que está formado por segmentos llamados genes.

La combinación de genes es específica para cada organismo y permite individualizarnos. Estos genes provienen de la herencia de nuestros padres y por ello se utiliza los test de ADN para determinar el parentesco de alguna persona.

Además, se utiliza el ADN para identificar a sospechosos en crímenes (siempre y cuando se cuente con una muestra que los relacione).

Actualmente se ha determinado la composición del genoma humano que permite identificar y hacer terapias para las enfermedades que se trasmiten genéticamente como: enanismo, albinismo, hemofilia, daltonismo, sordera, fibrosis quística, etc.

Agentes mutagénicos y las diferentes alteraciones que pueden producir  en el ADN

Las mutaciones pueden surgir de forma espontánea (mutaciones naturales) o ser inducidas de manera artificial (mutaciones inducidas) mediante radiaciones y determinadas sustancias químicas a las que llamamos agentes mutágenos. Estos agentes aumentan significativamente la frecuencia normal de mutación. Así pues, distinguimos:



an009

Otra imagen para la molécula de ADN

1) Radiaciones, que, según sus efectos, pueden ser:

a) No ionizantes, como los rayos ultravioleta (UV) que son muy absorbidas por el ADN y favorecen la formación de enlaces covalentes entre pirimidina contiguas (dímeros de timina, por ejemplo) y la aparición de formas tautómeras que originan mutaciones génicas.

b) Ionizantes, como los rayos X y los rayos gamma, que son mucho más energéticos que los UV; pueden originar formas tautoméricas, romper los anillos de las bases nitrogenadas o los enlaces fosfodiéster con la correspondiente rotura del ADN y, por consiguiente, de los cromosomas.

2) Sustancias químicas que reaccionan con el ADN y que pueden provocar las alteraciones siguientes:

a) Modificación de bases nitrogenadas. Así, el HNO 2 las desamina, la hidroxilamina les adiciona grupos hidroxilo, el gas mostaza añade grupos metilo, etilo, y otros

b) Sustitución de una base por otra análoga. Esto provoca emparejamientos entre bases distintas de las complementarias.

c) Intercalación de moléculas. Se trata de moléculas parecidas a un par de bases enlazadas, capaces de alojarse entre los pares de bases del ADN. Cuando se produce la duplicación pueden surgir inserciones o deleciones de un par de bases con el correspondiente desplazamiento en la pauta de lectura.

Ácido Ribonucleico (ARN): El “ayudante” del ADN

Ácido nucleico formado por nucleótidos en los que el azúcar es ribosa, y las bases nitrogenadas son adenina, uracilo, citosina y guanina. Actúa como intermediario y complemento de las instrucciones genéticas codificadas en el ADN.

La información genética está, de alguna manera, escrita en la molécula del ADN, por ello se le conoce como “material genético”. Por esto, junto con el ácido ribonucleico (ARN) son indispensables para los seres vivos.

El ARN hace de ayudante del ADN en la utilización de esta información. Por eso en una célula eucariótica (que contiene membrana nuclear) al ADN se lo encuentra sólo en el núcleo, ya sea formando a los genes, en cambio, al ARN se lo puede encontrar tanto en el núcleo como en el citoplasma.

Transcripción o síntesis a ARN

Básicamente, la relación entre el ADN, el ARN y las proteínas se desarrolla como un flujo de actividad celular. Dicho flujo, que hoy constituye el dogma central de la biología molecular, podríamos graficarlo así:

ADN --------> ARN ----------------> PROTEINAS
replicación --> transcripción --> traducción

Descriptivamente, diremos que el ADN dirige su propia replicación y su transcripción o síntesis a ARN ( reacción anabólica), el cual a su vez dirige su traducción ( reacción anabólica) a proteínas.

De lo anterior se desprende que la transcripción (o trascripción) es el proceso a través del cual se forma el ARN a partir de la información del ADN con la finalidad de sintetizar proteínas (traducción).

Para mayor comprensión, el proceso de síntesis de ARN o transcripción, consiste en hacer una copia complementaria de un trozo de ADN. El ARN se diferencia estructuralmente del ADN en el azúcar, que es la ribosa y en una base, el uracilo, que reemplaza a la timina. Además el ARN es una cadena sencilla.

El ADN, por tanto, sería la " copia maestra " de la información genética, que permanece en "reserva" dentro del núcleo.

El ARN, en cambio, sería la " copia de trabajo " de la información genética. Este ARN que lleva las instrucciones (traducción) para la síntesis de proteínas se denomina ARN mensajero (ARNm).

La replicación y la transcripción difieren en un aspecto muy importante, durante la replicación se copia el cromosoma de ADN completo, pero la transcripción es selectiva, se puede regular.

El ARNm

ARN mensajero: molécula de ARN que representa una copia en negativo de las secuencias de aminoácidos de un gen. Las secuencias no codificantes (intrones) han sido ya extraídas. El ARNm es un completo reflejo de las bases del ADN, es muy heterogéneo con respecto al tamaño, ya que las proteínas varían mucho en sus pesos moleculares. Es capaz de asociarse con ribosomas para la síntesis de proteínas y poseen una alta velocidad de recambio.

El ARN mensajero es una cadena simple, muy similar a la del ADN, pero difiere en que el azúcar que la constituye es ligeramente diferente (se llama Ribosa, mientras que la que integra el ADN es Desoxi Ribosa). Una de las bases nitrogenadas difiere en el ARN y se llama Uracilo, sustituyendo a la Timina.

Tipos de ARN

Los productos de la transcripción no son sólo ARNm. Existen varios tipos diferentes de ARN, relacionados con la síntesis de proteínas. Así, existe ARN mensajero (ARNm), ARN ribosómico (ARNr), ARN traductor (ARNt) y un ARN heterogéneo nuclear (ARN Hn).

Dentro del ADN hay genes que codifican para ARNt y ARNr.

ARNHn

ARN heterogéneo nuclear = ARNm primario: localizado en el núcleo y de tamaño variable. Precursor del ARN mensajero, se transforma en él tras la eliminación de los intrones, las secuencias que no codifican genes.

Con pocas excepciones el ARNm posee una secuencia de cerca de 200 adeninas (cola de poli A), unida a su extremo 3' que no es codificada por el ADN.

Codones y aminoácidos

La información para la síntesis de aminoácidos está codificada en forma de tripletes, cada tres bases constituyen un codón que determina un aminoácido. Las reglas de correspondencia entre codones y aminoácidos constituyen el código genético.

La síntesis de proteínas o traducción tiene lugar en los ribosomas del citoplasma. Los aminoácidos son transportados por el ARN de transferencia, específico para cada uno de ellos, y son llevados hasta el ARN mensajero, dónde se aparean el codón de éste y el anticodón del ARN de transferencia, por complementariedad de bases, y de ésta forma se sitúan en la posición que les corresponde.

Una vez finalizada la síntesis de una proteína, el ARN mensajero queda libre y puede ser leído de nuevo. De hecho, es muy frecuente que antes de que finalice una proteína ya está comenzando otra, con lo cual, una misma molécula de ARN mensajero, está siendo utilizada por varios ribosomas simultáneamente.



LÍPIDOS

Los ácidos grasos son los similares componentes de la mayor parte de los lípidos.

Los lípidos son sustancias orgánicas, insolubles en el agua, grasas o aceitosas, que pueden extraerse de los tejidos y de las células mediante disolventes no polares, tales como el cloroformo o el éter. La clase de lípidos más abundantes son las grasas o triacil glicéridos, que son la forma de almacenar energía química más importante de la mayor parte de los organismos.

Existen diversas clases de lípidos, y cada una posee funciones biológicas importantes y específicas. Los lípidos están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno, aunque en proporciones distintas a como estos componentes aparecen en los azúcares. Se distinguen de otros tipos de compuestos orgánicos porque no son solubles en agua (hidrosolubles) sino en disolventes orgánicos (alcohol, éter).

Los ácidos grasos son ácidos orgánicos de cadena larga que poseen desde 4 a 24 átomos de carbono, tienen un solo grupo carboxilo y una “cola” prolongada no polar hidrocarbonada, que confiere a la mayor parte de los lípidos su naturaleza de insolubles en el agua y su aspecto y consistencia grasosa u oleaginosa. Los ácidos grasos no aparecen en forma libre o sin combinarse en las células o los tejidos, sino que se hallan presentes, unidos en forma covalente, en diferentes clases de lípidos de los que pueden liberarse por hidrólisis química o enzimática. Difieren unos de otros en la longitud de la cadena y en la presencia, en el número y en la posición de sus enlaces dobles, algunos ácidos grasos poseen también ramificaciones constituidas por grupos metilo.

Entre los ácidos grasos se encuentran los ácidos saturados (hidrogenados) de cadena lineal con un grupo carboxilo simple (COOH), producidos por la hidrólisis de las grasas. El grupo incluye también todos los demás ácidos saturados de cadena lineal y los ácidos con cadena ramificada o estructura cíclica. El ácido metanoico (fórmico), HCOOH, y el ácido etanoico (acético), CH3COOH, son los ácidos grasos más simples. Ambos tienen sabor amargo, irritan la piel y tienen un olor penetrante. Otros ácidos grasos con estructura más complicada son el butanoico, el hexanoico y el octanoico, todos con un olor desagradable. Los ácidos esteárico, palmítico y nafténico son materiales grasientos que tienen poco olor. Una fuente cada vez más importante de ácidos grasos es el tallol, un subproducto obtenido en la fabricación de la pasta de papel con madera de pino.

Casi todos los ácidos grasos naturales poseen un número par de átomos de carbono, los que poseen 16 y 18 átomos de carbono son los más abundantes. En general los ácidos grasos no saturados son dos veces más abundantes que los ácidos grasos saturados, tanto en los lípidos de las plantas como de los animales. En la mayor parte de los ácidos grasos no saturados existe un enlace doble entre los átomos de carbono 9 y 10. si existen más enlaces dobles, parecen habitualmente entre el enlace doble en posición y el grupo metilo terminal del extremo de la cadena.

En los ácidos grasos que contienen dos o más enlaces dobles, éstos no se hallan nunca conjugados (-CH=CH-CH=CH-) sino que se encuentran separados por un grupo metileno:



-CH=CH-CH2-CH=CH-

Los enlaces dobles de casi todos los ácidos grasos no saturados que existen en la naturaleza se hallan en la configuración geométrica cis, que produce una desviación rígida de la cadena alifática. Los ácidos grasos con enlaces dobles múltiples, se hallan retorcidos y son relativamente rígidos si se comparan con los ácidos grasos saturados, los cuales, gracias a la libertad de rotación, son más flexibles y alargados. Los ácidos grasos saturados, comprenden entre C12 y C24, son sólidos que poseen una consistencia cérea; por otra parte, los ácidos grasos no saturados son líquidos aceitosos a la temperatura del cuerpo.

Los ácidos grasos se utilizan para fabricar detergentes biodegradables, lubricantes y espesantes para pinturas. El ácido esteárico se emplea para combinar caucho o hule con otras sustancias, como pigmentos u otros materiales que controlen la flexibilidad de los productos derivados del caucho; también se usa en la polimerización de fenileteno (estireno) y butadieno para hacer caucho artificial. Entre los nuevos usos de los ácidos grasos se encuentran la flotación de menas y la fabricación de desinfectantes, secadores de barniz y estabilizadores de calor para las resinas de vinilo. Los ácidos grasos se utilizan también en productos plásticos, como en los recubrimientos de madera y metal, y en los automóviles, desde el alojamiento del filtro de aire hasta la tapicería.

Los ácidos grasos se dividen en:


  • Triglicéridos._ también se conocen con el nombre de grasas neutras. Son los lípidos más abundantes y están formados por una molécula de glicerina cuyos tras grupos alcohol están esterificados por tres moléculas de alcohol. Constituyen la mayor fuente de reserva energética tanto de los animales como de las plantas. Las reacciones de hidrólisis de estos lípidos se lleva a cabo por la enzima lipasas, transformándolos en glicerina y ácidos grasos.

  • Fosfolípidos._ son un grupo de lípidos caracterizados por la presencia de fósforo y nitrógeno en su molécula. Son sólidos de aspecto céreo y tienen misión básicamente estructural. Se trata de moléculas polares ya que el extremo que corresponde al ácido graso es hidrófobo y el otro extremo es hidrófilo.

  • Carotenos y esteroides._ son lípidos de origen isoprénico. Constituyen el grupo de los pigmentos vegetales otorgándoles una coloración amarilla anaranjada o roja. Los esteroides están formados por cadenas de isopreno dispuestas en forma cíclica. A este grupo pertenecen las hormonas sexuales, la vitamina D y el colesterol.

Función de los lípidos

Las funciones de los lípidos son muy variadas, entre las más importantes están:

Función de reserva. Son la principal reserva energética del organismo. Un gramo de grasa produce 9'4 kilocalorías en las, mientras que proteínas y glúcidos sólo producen 4'1 kilocaloría/gr.

Función estructural. Forman las bicapas lipídicas de las membranas. Recubren órganos y le dan consistencia, o protegen mecánicamente como el tejido adiposo de pies y manos.

Función biocatalizadora. En este papel los lípidos favorecen o facilitan las reacciones químicas que se producen en los seres vivos. Cumplen esta función las vitaminas lipídicas, las hormonas esteroideas y las prostaglandinas.

Función transportadora. El transporte de lípidos desde el intestino hasta su lugar de destino se realiza mediante su emulsión gracias a los ácidos biliares y a los proteolípidos.



ESTRUCTURAS DE ALGUNOS ÁCIDOS GRASOS.


química orgánica


química orgánica


química orgánica

química orgánica

BIBLIOGRAFÍA

Morrison Thorton Robert y Boyd Nelson Robert. Química orgánica.

Edit. Fondo Educativo Interamericano, S.A México, D.F.

Lechniger, Bioquímica. Editorial Omega. 1990, México, D.F.

Enciclopedia multimedia. Encarta 99. Microsoft.

Fuente Internet:



http://biogenomica.com/ADN.htm

Fuente: “Biología” Cuarto Medio, Galvis-Ferrada. Ediciones Pedagógicas Chilenas.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal