Disfunción Patelofemoral



Descargar 16.89 Kb.
Fecha de conversión21.05.2018
Tamaño16.89 Kb.

Disfunción Patelofemoral.

  • Tróclea Femoral: Forma de polea,dos carillas laterales convexas, surco o garganta troclear. (sitio de articulación patelar).

  • Patela: Hueso sesamoideo, se sitúa anterior a la tróclea femoral, carilla Externa más ancha, carilla Interna más estrecha ( carilla accesoria), ambas carillas separadas por una cresta patelar.

Cinética patelar a considerar:

Es de vital importancia tener una total comprensión de las fuerzas que puedan afectar la posición triplanar de la articulación patelofemoral, logrando un diagnóstico y tratamiento kinésico óptimo. Alteraciones estructurales (valgos excesivos, anteversiones femorales, hipoplasia condilar externa, etc) y dinámicas (timing neuromusculares alterados, desbalances musculares, acortamientos tisulares, etc) provocarán una artrocinemática aberrante que nos lleve hacia la disfunción.



Cinemática patelar a considerar:

Observe el tracking patelar durante la flexión de rodilla. Nótese que en los primeros grados de flexión sólo el polo inferior patelar contacta con el surco troclear.



Artrocinemática patelar a considerar:

Durante la flexión la patela desilza hacia caudal. Durante la extensión la patela desliza hacia cefálico.

Existen movimientos de juego articular que la patela describe durante la flexoextensión que le permite acomodarse a las fuerzas externas que la solicitan: tilt medial, lateral, superior e inferior y deslizamiento lateral y medial.

Manejo Kinésico post operatorio (lateral release+reconstrucción LPFM).


  • Respetar tiempos histológicos de reparación capsular y ligamentoso (COL I). En este punto es crucial tener una directa comunicación con el médico tratante para informarnos de los detalles quirúrgicos de ESE paciente, y ser cautelosos con nuestro proceder. “Pacientes con algún inconveniente quirúrgico, probablemente presenten una evolución kinésica tardía”.

  • Manejo del dolor-inflamación: Electroanalgesia + ICE + Electroestimulación. Comenzar la a luchar en contra del la inhibición cuadricipital, especialmente enfocados al VMO el que demuestra un retraso en su timing v/s el VL.

  • Evitar rigidez patelofemoral y tibiofemoral. Liberación de planos patela-hoffa, y ejercicios activos asistidos en rangos protegidos con balón suizo.

  • Al comenzar la etapa de gimnasia médica debe tener en cuenta no generar excesivo stress patelofemoral y minimizar el componente valgizador patelar (simple análisis de vectores en el plano frontal y sagital). Optar por ejercicios en CCC, concéntricos( minimizar la diferencia de timing cuadricipital), y en rangos protegidos (0-30°: grados de menor vector rotacional, menor stress, y menor congruencia patelofemoral). Con la información Artrocinemática y gráficos de fuerzas usted debería ser capaz de proponer un plan de entrenamiento óptimo y basado en un CRITERIO KINÉSICO que le asegure un margen de seguridad.

  • Elongación de tejidos blandos, especialmente de flexores de rodilla, lateralizadores de la patela y cuádriceps (este último sólo si el paciente lo tolera).

  • Es importante considerar el uso de tape, especialmente al pasar a nuestro paciente al gimnasio.



Plastía LCA

  • Inserción femoral: cara interna del cóndilo externo femoral.

  • Inserción tibial: superficie preespinal en la inserción del cuerno anterior del menisco interno.

  • Orientación supero-postero-lateral (distal hacia proximal).

Orígenes e inserciones de sus fascículos anteromedial y posterolateral.

Los gráficos Longitud/ROM muestran el rol primario como estabilizador del fascículo anteromedial por sobre el posterolateral, motivo por el cual la reconstrucción monofascicular considera sólo este elemento. Algunos especialistas practican la plastía bifascicular como la opción deseada debido a que logra replicar la cinemática fisiológica, sobre todo en el plano horizontal.



Cinética LCA a considerar

Se considera al LCA como el estabilizador pasivo primario de la articulación tibiofemoral debido a su rol puramente como limitante mecánico en los tres planos y a su función como tejido ricamente inervado que otorga un feedback respecto a las aceleraciones y cambios posicionales articulares, resultando en respuestas musculares.



Inestabilidad Triplanar en rupturas del LCA. Habitualmente en la clínica sólo se considera su rol como estabilizador en el plano sagital, sin embargo debemos considerarlo como un ligamento que se tensa en los 3 planos, planeando nuestro plan de gimnasia médica en los distintos estadios de la rehabilitación.

El rol sinergista del isquiotibial durante la tensión del LCA permite controlar gestos deportivos excéntricos en desaceleración (chute). Observe las tensiones del LCA durante la co-contracción del grupo extensor (antagonista) y flexor (agonista).



¿Qué sucede en el postoperatorio?

La traslación anterior tibial no demuestra diferencias significativas, sin embargo la rotación interna tibial se reduce entre 0-30°.



Injertos no logran replicar la orientación triplanar del LCA, generando una cinemática alterada en el plano horizontal. La aparición de hiperpresiones laterales patelofemorales se debe considerar durante la rehabilitación, y enfocarse en la prevención.



Manejo Kinésico postoperatorio

  • En una fase postoperatoria inmediata debemos manejar la atrofia del cuádriceps, esta se debe principalmente a la alteración en el feedback aferente desde los mecanorreceptores del LCA y a la inhibición de las aferencias que genera la inflamación (crioterapia importantísima) y el dolor.

  • Mejorar el ROM, especialmente la laguna de extensión postoperatoria.

  • Comenzar con ejercicios de perturbación.

  • Considerar la zona dadora durante nuestro tratamiento y sus tiempos de reparación histológica.

  • Los ejercicios de gimnasia médica deben procurar no generar grandes tensiones durante el proceso de osteointegración del injerto y producir una hiperlaxitud ligamentosa iatrogénica. Optar por ejercicios en CCC, y en rangos protegidos de mínima tensión del LCA. Considerar ejercicios de trote, cambios direccionales y pliométricos a partir del tercer-cuarto mes.

  • La reintroducción al deporte debe utilizar criterios como: un índice de asimetría no mayor al 10% con la contralateral (en pruebas funcionales como el single triple jump test, single hop test), y una relación de la fuerza isquiotibial/cuádriceps no mayor al 66% (medición en 90°).

Meniscectomía artroscópica

  • Fibrocartílagos con forma de semiluna.

  • Aumentan la superficie de contacto articular, homologando los radios de concavidad y convexidad.

  • Menisco interno con forma de “C”, ancho de 12 – 13 mm, com menor movilidad por mayores uniones al platillo tibial (ligamentos coronarios) y a la capsula posteromedial.

  • Menisco externo forma de “O”, ancho de 10 mm, con mayor movilidad para generar mayor congruencia del compartimento tibiofemoral lateral. Carga axial en bípedo cae mayoritariamente por el menisco lateral.

  • Inervados e irrigados por su cara externa y cuernos anterior y posterior, aspecto medial nutrido por imbibición sinovial.

  • Deformación determinada por la orientación de fibras colágenas (comportamiento isotrópico), y con características viscoelásticas, para tolerar cargas tensiles y compresivas.

  • Considerar lesiones por contigüidad de cuernos anteriores con el LCA, cuerno posterior del menisco externo con el LCP, complejos de esquina posteromediales y posterolaterales, desgarros del menisco interno por mecanismos valguizantes asociados al fascículo profundo del LCM, lesiones compresivas del menisco externo secunadrios a stress valguizante, etc.

Note la movilidad de ambos meniscos durante la flexión y la asociación a otros elementos capsuloligamentosos y tendíneos.



  • Cargas compresivas aumentan sobre los 45-60° de flexión de rodilla, el CIR se desplaza hacia posterior generándose un tilt anterior de rodilla(juego articular)cercano a los 70-80° aumentando el vector compresivo en cuernos posteriores. Es de vital importancia terapéutica conocer la biomecánica normal, y programar ejercicios de gimnasia médica específicas y diferenciadas de acuerdo a la ubicación de la meniscectomía (cuernos anteriores o posteriores).

  • La artrocinemática, especialmente el rodar puede producir pellizcamientos de cuernos anteriores del ME (extensión, rodar anterior condilar) y cuernos posteriores del MI (rodar posterior condilar).

Manejo kinésico postoperatorio

  • Controlar el proceso agudo doloroso e inflamatorio. Importante conocer los detalles del protocolo quirúrgico, y conocer la existencia de patologías agregadas y rasgos del desgarro meniscal.

  • Cargas según tolerancia, y comenzar ejercicios en CCA en rangos protegidos dependiendo si es cuerno anterior o cuerno posterior (también se pueden entrenar ejercicios en CCC según tolerancia, considerando los tiempos histológicos y presiones meniscales).

  • Entrenar control sensoriomotor con perturbaciones desde las primeras etapas, con cargas parciales.

  • Manejar las tensiones tisulares pasivas y activas.

  • **Las meniscorrafias deben enfrentarse en una etapa postoperatoria con 4-6 semanas de descarga total, y las cargas y ejercicios deben ser reintegradas parcialmente en rangos protegidos para la zona de sutura meniscal**.



Criterios Kinésicos durante el tratamiento de las Meniscorrafias

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2017
enviar mensaje

    Página principal