Arte verbal amazonico, por Dimas Arrieta Espinoza



Descargar 122.4 Kb.
Página1/10
Fecha de conversión06.02.2020
Tamaño122.4 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

ARTE VERBAL AMAZONICO, por Dimas Arrieta Espinoza

http://www.elhablador.com/dossier18_arrieta.html

Este ensayo (aún inédito) es la introducción de un libro que no es una antología, sino un muestrario de la poesía amazónica de nuestra patria. Este ha sido y es nuestro objetivo al presentar estos universos verbales en “tres mitades” −como decía César Calvo-, en tres rostros y perfiles, que nos miran (a través de los visillos de sus discursos líricos) unos ojos desde y con todos sus profundidades. Por supuesto, son miradas “desde adentro”, que queman, desnudan y muerden nuestra alma, con visiones que muestran otra “racionalidad”, otra visión del mundo y otra forma de mirar la vida. Tiempos y ritmos sociales distintos y distantes aparecen en este panorama de la literatura selvática. Versos que son actos de vida, enunciados que son proezas de experiencias milenarias de hombres y mujeres de esta región. Discursos líricos que son las ventanas para poder mirarlos y comprenderlos mejor. Son las puertas y compuertas para entrar a sus vidas, a sus almas y a sus cielos.

Estamos seguros de que en los tres corpus que presentamos faltan algunas voces de la lírica contemporánea amazónica y, por supuesto, muchos discursos líricos de culturas nativas, a los que no hemos podido acceder −como hubiéramos querido−, debido a nuestro desconocimiento de sus sistemas lingüísticos. Muchas lenguas contienen un arte verbal que soñamos algún día reunir y fijar, tanto en el soporte fonológico de su lengua original, como en su traducción al castellano. Son aproximadamente 65 lenguas que se hablan en todos esos bosques culturales y es intensa e inmensa la diversidad cultural y lingüística que, un nuevo proyecto que abarque esta totalidad, nos tardaría una buena cantidad de años. Y, puesto que se trata de un fenómeno muy particular y complejo, que implica recoger, fijar y llevar al blanco y negro de la escritura, toda la poesía centrípeta que se encuentra en un lugar determinado y a una hora indicada; es obvio que esos serían los retos que deberíamos asumir, porque, de otra manera, sería imposible captar la integridad de aquellos mundos.

Los discursos líricos orales se generan en las ceremonias rituales; en gran proporción, ahí encuentran los espacios propicios para formular sus enunciados. Porque esta poesía centrípeta, de tradición oral, tiene sus centros y eventos inconfundibles y originales. Se debe tener en cuenta que “desde las primeras formulaciones sociales, hasta por lo menos el primer tercio del presente siglo, en los pueblos de cultura oral y escritural, el único recurso que podían usar las personas, para participar en una exposición, conversación o debate sobre algún tema de interés colectivo, era desplazarse hacia un determinado punto de reunión, que podía ser un anfiteatro, una plaza de una ciudad, un aula, un templo, un teatro, o una sala cinematográfica” (Rojas 1997: 242). En nuestro caso, el “punto de reunión” de las culturas amazónicas, sería una ceremonia ritual, donde se manifiesta una serie de discursos: de iniciación, terapéuticos o de sanación, religiosos y mitológicos, etc.

Por otro lado, gran parte de la poesía centrífuga, discursos líricos tanto de la poesía cantada y las canciones populares amazónicas, ya está en soportes fonográficos (antes en discos de carbón, de larga duración, casete; hoy en discos compactos, DVD) o se transmiten desde las emisoras (radio y televisión) con ayuda de la producción industrial; incluso, ahora, existe cancioneros masivos que se distribuyen en todos los rincones de nuestro país. Ya no se convoca desde un punto de reunión, sino se ha inmovilizado a las personas. De igual modo, en la actualidad, los poetas editan sus libros en soporte fonográfico, sus poemas en un disco compacto, y a la vez en la fijación gráfica de la escritura en un libro. Por eso, “la radio y la televisión, al potenciar el alcance de la palabra oral, la escritura y la imagen, inmovilizaron a mucha gente, al llevarle los mensajes audiovisuales hasta su propio hogar. Con esto, además, se invirtió la dinámica sociocultural. El compartimiento de las manifestaciones culturales se hace ahora en forma centrífuga, desde los centros emisoras de prensa, radio, televisión hasta los más remotos perceptores de mensajes; con un gran incremento de la cantidad de información, pero con la inevitable sustitución de la realidad por la representación de la misma, de la vivencia por la ilusión participativa.” (ROJAS 1997: 243)

Un caso muy elocuente donde se dieron los dos casos (en la formulación de los discursos) centrípeta y centrífuga, fue con el maestro curandero Antonio Muñoz, “Senen Pani”, de la Región de Ucayali. Para fijar sus discursos, los recopiladores tuvieron que asistir a una ceremonia ritual, entrar y seguir el proceso, por eso en la grabación del CD se escucha todos los eventos que la escritura no lograría traducir y fijar. Entonces, aquí se dio, en primera instancia, una poesía centrípeta. Luego los que han recopilado estas fijaciones fonológicas han trasladado a un recipiente industrial más sofisticado produciendo un disco compacto que, por su distribución y expansión masiva, se ha vuelto ya una poesía centrífuga.

Por otro lado, este libro tiene una estructura de tres partes: en la primera, hemos considerado la “Poesía étnica de tradición oral”, porque creemos que es una poesía tan importante como los discursos líricos que se producen en todas las tradiciones del planeta hecha por los poetas: “académicos”, “cultos”, “intelectuales” “autodidactas”, etc. Aunque la palabra “étnica”, nos parece insuficiente porque podría sugerir indicios de una exclusión. Pero, la asumimos, casi contra nuestra propia voluntad. En esta primera etapa, la contribución de algunos lingüistas, antropólogos y estudiosos de las naciones amazónicas, ha sido de gran importancia para el levantamiento de este corpus que, estamos seguros, es un gran inicio y una poderosa motivación para seguir en estos caminos de búsquedas y encuentros con nosotros mismos, porque el mundo amazónico, también es ese «nosotros» en este país de varias naciones. Esta inmensa geografía amazónica emporio de vida, espejo de viejos imaginarios, madriguera y reservorio de historias, cantera de infinitas experiencias, también es parte del territorio nacional peruano.

Del mismo modo, la segunda parte llamada “Poesía que se canta y canciones populares amazónicas”, comprende los discursos líricos que el pueblo celebra extasiado con ritmos y danzas en los acontecimientos populares masivos, o en la soledad donde se confiesa cantando a solas sus desamores y amores, sus emociones, alegrías y tristezas. Encontramos, en algunas letras, una intensidad verbal que se podría equiparar a los momentos más altos de cualquier tradición poética. Esta poesía, abarca, generalmente, los discursos de aquellos migrantes que han poblado las zonas ribereñas de los grandes ríos amazónicos.

La tercera y última parte denominada “Modernidad en la poesía amazónica contemporánea”, cuyo corpus de discursos líricos podría ser parcial y arbitrario.






Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal