Antes de imprimir este boletín, piensa bien si es necesario hacerlo. Una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles. Cuida el medio ambiente


ASÍ SE GESTÓ EL HALLAZGO DE LAS ONDAS GRAVITACIONALES



Descargar 14.18 Mb.
Página43/225
Fecha de conversión03.03.2020
Tamaño14.18 Mb.
1   ...   39   40   41   42   43   44   45   46   ...   225
ASÍ SE GESTÓ EL HALLAZGO DE LAS ONDAS GRAVITACIONALES
EL EXPERIMENTO LIGO PARTE DE UN SISTEMA DE DETECTORES QUE IDENTIFICAN MICROVIBRACIONES DE ESTAS ONDAS
Los dos gigantescos detectores del experimento LIGO, separados 3.000 kilómetros en EE UU, detectaron las pequeñísimas vibraciones generadas por ondas gravitacionales procedentes de la fusión de dos agujeros negros. ¿Cómo fue el proceso? Aquí están las claves de cómo se gestó este descubrimiento.

Para que la tecnología actual haya podido detectarlas se han tenido que buscar aquellas –todavía extremadamente tenues– irradiadas a través del cosmos desde sucesos extremadamente violentos, como las explosiones de estrellas y colisiones de agujeros negros. Solo laboratorios como LIGO, equipados con instrumentos láser de ultraprecisión, son capaces de detectar las ondas gravitacionales a través de las pequeñísimas perturbaciones que provocan en los haces de luz de sus detectores. El experimento inicial fue concebido y construido por investigadores de los institutos MIT y Caltech, y financiado por la National Science Foundation en EE UU. Entre los años 2002 y 2010, LIGO estuvo funcionando sin detectar ondas gravitacionales. No ha sido hasta el 18 de septiembre de 2015, y tras una inversión de 200 millones de dólares, cuando un rebautizado Advanced Ligo empezó a operar con instrumentos mucho más avanzados.






Compartir con tus amigos:
1   ...   39   40   41   42   43   44   45   46   ...   225


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal