Antes de imprimir este boletín, piensa bien si es necesario hacerlo. Una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles. Cuida el medio ambiente



Descargar 14.18 Mb.
Página19/225
Fecha de conversión03.03.2020
Tamaño14.18 Mb.
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   225

SIN CASA Y SIN SOLUCIONES



<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<.


Una casa, en condiciones, las que mismas que no tiene la vivienda que ha tenido que abandonar y que ha sido ocupada de forma irregular, en cuanto salió por la puerta.

En silla de ruedas desde que tenía 20 años debido a un accidente y con una niña de 10, Guayarmina Rodríguez es uno de los, desgraciadamente, muchos ejemplos que acumula esta ciudad en materia de vivienda, con el agravante de ser una persona con discapacidad y con una menor a cargo.

Hace seis meses que abandonó su casa, en Añaza, donde Viviendas Municipales le adjudicó una piso, en un bajo, y ya en segunda adjudicación. Las condiciones del inmueble nunca fueron las más adecuadas para vivir, pero era su casa, por la que pagaba 200 euros religiosamente cada mes, además del agua y la luz.

Los primeros desperfectos de la casa, cuenta, los cubrió el seguro pero cuando la vivienda se anegó tras romperse las tuberías, la estancia se hizo si cabe más complicada. Las malas relaciones con una comunidad de vecinos que ella define como conflictiva tampoco la ayudaron. “Me dieron la casa en una segunda adjudicación, y ya venía con humedades y desperfectos que en un primer momento el seguro cubrió pero ya en septiembre del año pasado se derrumbó el techo del baño y parte del salón. Por poco mi niña y yo no lo contamos”, explica. Entonces Viviendas Municipales le dijo que no cubría el arreglo y de nuevo, después de mucho insistir, el seguro se hizo cargo de unas obras que la obligaban a salir de esta casa. Mientras, “me enfermé de los bronquios debido a la humedad y sufrí una intoxicación por la contaminación del agua, que según los análisis contenía desde excrementos de ratas hasta insectos y residuos de toda clase que me provocaron una sepsis de la que aún me estoy recuperando”. La rotura de las tuberías es lo que provocó la contaminación a lo que se unió a una plaga de cucarachas que la obligó a fumigar con un gasto de 200 euros.

Comunidad
La relación con la comunidad de vecinos fue de mal en peor hasta asegurar Guayarmina que en dos ocasiones le entraron a robar, “cambié las cerraduras pero ya no estaba segura ni en mi propia casa”.

Sigue en la página continua

MARZO - 2016 EUROPA Actualidad © Pág. 13




Compartir con tus amigos:
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   225


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal