Antes de imprimir este boletín, piensa bien si es necesario hacerlo. Una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles. Cuida el medio ambiente



Descargar 14.18 Mb.
Página131/225
Fecha de conversión03.03.2020
Tamaño14.18 Mb.
1   ...   127   128   129   130   131   132   133   134   ...   225

EL REVERSO DE LA PIEL


Viene de la anterior página

“Por ejemplo, si se estudia un ojo con la resonancia magnética y el paciente se ha maquillado, la parte anterior del globo ocular no se puede captar porque el rímel interfiere en la imagen”, denota el radiólogo del HUC.

Junto a los tatuajes y el maquillaje, los piercings son otros elementos que pueden llegar a ser peligrosos para los pacientes que se someten a pruebas diagnósticas por imagen.

“En muchos casos no estamos seguros del material del que están hechos, y pueden llegar a desgarrarse o desprenderse cuando se está realizando la prueba radiológica”, relata el doctor José Ramón Muñiz, quien insiste en que si el tatuaje es “ferromagnético”, incluso puede llegar a romper la zona en la que está colocado si no se ha retirado en el momento en el que se está haciendo la resonancia”.

Todo lo contrario ocurre con los de titanio o de oro, que no se mueven en el campo magnético”.

Por eso, el médico del HUC deja claro que, “hay que quitar los piercings antes de hacer estudios de este tipo”. “Si el artefacto que provoca la inferencia no permite ver la zona que queremos estudiar, hay que repetir la resonancia o la técnica de imagen que sea”, arguye el radiólogo, que recuerda que la resonancia magnética tiene al menos 10.000 veces la fuerza del campo magnético del centro de la tierra. “Es tan fuerte que incluso metales en pequeñas dosis reaccionarán, como un arito, llaves o un clip”, concluye.






Compartir con tus amigos:
1   ...   127   128   129   130   131   132   133   134   ...   225


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal