Antes de imprimir este boletín, piensa bien si es necesario hacerlo. Una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles. Cuida el medio ambiente


LAS CUATRO FIRMAS REALES: EL TESORO DE ÁFRICA



Descargar 14.18 Mb.
Página100/225
Fecha de conversión03.03.2020
Tamaño14.18 Mb.
1   ...   96   97   98   99   100   101   102   103   ...   225
LAS CUATRO FIRMAS REALES: EL TESORO DE ÁFRICA



Luchadora incansable por los demás, esta mujer de 78 años, "sin miedo a nada", se cartea con la reina y ha recibido una postal con las rúbricas de los cuatro miembros de la Familia Real.
África no se llama África, sino Carmen -"me enteré cuando me casé", dice divertida- pero ya ni siquiera es así en los papeles.

Para ella y los muchos a los que ayuda, es África a secas. En la Casa Real añaden sus apellidos, Fuentes González, y las señas al nombre de pila para enviarle tesoros como la postal con las firmas de los cuatro miembros de la Familia Real: Felipe VI, Letizia, con la que se cartea y da consejos desde la veteranía que le dan sus 78 años, y las dos infantas: Leonor y Sofía.

¿Cómo ha llegado África a este nivel? Todo parte de la ceremonia para recibir la Medalla al Mérito Civil para lo que "ni sabía ni sé quien me propuso" en junio del año pasado. Entonces "pensé que era una broma", pero con los meses ha cambiado su respuesta ante la llamada de la Casa Real.

El motivo, la confianza y el cariño de la "primera familia española", sobre todo de Letizia, que "me pide consejo. Le gusté de entrada, tal vez por el desparpajo y la falta de protocolo. La tuteo sin formalismos y eso le impactó." Lo dice con absoluta naturalidad como un episodio más de una vida muy intensa.

África pasó "mucha hambre" de niña. Nació producto de "un penalty" de su padre, Vicente, "el señorito" que era ateo (de ahí lo de Carmen) a su madre, Venancia, "la sirvienta". Luego crió a sus cinco hermanos. "Vivía descalza en la montaña de San Roque, donde me crié con mi abuela.

Esa hambre me ha llevado a luchar para que nadie pase lo que yo". Trabajó de peluquera en Santa Cruz, se casó con Manuel a los 17 años, y su único estudio "ha sido la vida".

La labor solidaria empezó en la Cuesta de Piedra junto a su marido, Manuel Perea. Allí creó el Comedor del Amor que durante seis años dio todo a los necesitados.

Las dos ideas, comedor y amor, las trasladó luego, hace unos siete, a García Escámez, el barrio de Manuel, donde vivieron juntos. "Le echo de menos -murió hace un año-, pero ya no lloro. Se lo pedí al señor (es creyente evangelista) y se me secaron las lágrimas".

África es el alma de la Asociación Sociocultural del barrio, mezcla de ONG y colectivo vecinal. Hoy da alimentos a 850 personas, pero todo empezó con una sola.

O, mejor dicho, dos. "Un día vi a un niño de unos ocho años y a su padre rebuscando en la basura, relata. Sacaron una manzana medio podrida y el niño se la comió. Le pregunté al padre y me dijo que no tenía para darle de comer a su hijo. Me los llevé a mi casa y así empezó todo".

Ese "todo" es ahora un mundo de solidaridad gracias a esta mujer pequeña de estatura pero grande de corazón. "Pido y la verdad es que casi siempre me dan", resume.

Sigue en la página continua

MARZO - 2016 EUROPA Actualidad © Pág. 55




Compartir con tus amigos:
1   ...   96   97   98   99   100   101   102   103   ...   225


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal