Analisis geoeconomico y politico de la poblacion peruana


Atenta contra el desarrollo económico y social



Descargar 384.85 Kb.
Página49/77
Fecha de conversión10.01.2020
Tamaño384.85 Kb.
1   ...   45   46   47   48   49   50   51   52   ...   77
4.6.6. Atenta contra el desarrollo económico y social:

Por las razones expuestas en los items anteriores podemos concluir tajantemente que la “planificación familiar” o “paternidad responsable”, obstaculiza significativamente el desarrollo económico y social, al que aspiran los pueblos, ya que las prácticas anticonceptivas no sólo significan una esterilización biológica sino también una esterilización espiritual , una enajenación del individuo y de la sociedad que lo practica y lo tolera.


CAPÍTULO V

5. POLÍTICA DE POBLACIÓN EN EL PERÚ.

En primer lugar , cabe aclarar que Política de Población, no es sinónimo de política de Control de Natalidad o de Planificación Familiar, como interesadamente pretenden, inducir los neomalthusianos. La política de Población, es una determinada concepción ideo-política que tiene el Estado sobre el papel de la población, en cuanto a su estructura y dinámica, en el desarrollo y fortalecimiento del mismo. Estado mismo, de ayer y hoy formula implícita o implícitamente sus respectivas políticas poblacionales. Algunos se definen antinatalistas mientras que otros que son pro-natalistas.


El estado peruano, dese que surgió hace unos 1,000 años A.D.C. según la opinión del Dr. Lumbreras, hasta la actualidad, ha desarrollado políticas poblacionales pronatalistas o antinatalistas por ejemplo, el Estado Inka desarrolló una política pro-natalista y de ocupación plena del espacio geográfico , mediante lo que Jhon Murra ha llamado, el control vertical del espacio.
El Estado español, en cambio desarrolló una política poblacional contraria a los intereses de la nación inka columna vertebral de nuestra peruanidad. Desmanteló el patrón de asentamiento poblacional inka, localizado a los largo del eje andino, y propicio surgimiento de nuevas aglomeraciones humanas. Con la edificación de “ciudades- fortalezas, “ciudades descanso” y “ciudades- escape” así como el establecimiento de las “reducciones” durante la colonia, se sobreimpuso un patrón poblacional al estilo e interés de la metrópoli española. Con la fundación de Lima como capital del virreynato y otras ciudades importantes de la costa, la metrópoli española cambio el centro político y demográfico de la Nación y Estado Peruanos, y por ende favoreció el crecimiento del eje costero, en desmedro de eje andino. Esta política poblacional, que podemos llamar periférico, de crecimiento hacia fuera, litoral colonial y dependiente, no fue modificado por la metrópoli inglesa, de la que dependimos durante el siglo XIX, ni por la metrópoli norteamericana, durante este siglo, sino más bien reforzado mediante la política de transportes y comunicaciones que han desarrollado los sucesivos gobiernos de nuestra República dependiente.
En cuanto se refiere al efectivo humano, los sucesivos gobiernos de la República, desde La Mar hasta Manuel Prado (1826-1962), desarrollaron un política pronatalista, a la para que promovieron programas favorables a la inmigración extranjera. Durante todo el siglo XIX y la primera mitad de este siglo, el Perú ha sido considerado, en el exterior, como un país de grandes recursos naturales y la migración europea, china y japonesa se incrementó notablemente consolidando la vocación de mestizo, de complejas fibras espirituales.
Hasta 1963, la política poblacional del Perú fue adoptada soberanamente, sin interferencias extranjeras, pero fue Fernando Belaúnde Terry, el presidente que tuvo el triste privilegio de haber roto el último resquicio de soberanía que ejercía el Estado Peruano. En efecto, durante su primer gobierno (1963-1968) permitió y promovió los programas de planificación familiar, como ya se ha visto anteriormente.
El General Juan Velasco Alvarado, entre 1968-75 en cambio, fue contrario al establecimiento de una política poblacional controlista, (16) pero no pudo prohibir las actividades de las agencias neomalthusianas.
El General Morales Bermúdez (1975-1980), el neoliberal embozado , fue también el implementador de una política poblacional controlista, impuesta por las transnacionales, bajo el pretexto de: “lograr un crecimiento poblacional que éste en armonía con la libre decisión de la población sobre la dimensión familiar y que contribuya a hacer efectivos los esfuerzos que la sociedad peruana realiza para alcanzar los niveles de desarrollo humano a que aspira”
Todo lo que hizo Morales Bermúdez, sin embargo resulta pequeño frente a lo que ha hecho el Presidente Belaúnde en un segundo período. Véase el tema sobre planificación familiar en el Perú.


Compartir con tus amigos:
1   ...   45   46   47   48   49   50   51   52   ...   77


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal