Analisis geoeconomico y politico de la poblacion peruana


La Planificación Familiar en el Perú



Descargar 384.85 Kb.
Página37/77
Fecha de conversión10.01.2020
Tamaño384.85 Kb.
1   ...   33   34   35   36   37   38   39   40   ...   77
4.5. La Planificación Familiar en el Perú.

El primer hito que nos marca el inicio o introducción de las ideas neomalthusianas, en nuestro país, data de 1940, cuando el Dr. Arca Parró, dirigió el Censo de ese año. En 1940 el sempiterno parlamentario ayacuchano, graduado en economía en la Universidad de Indiana, expresó que la tasa de crecimiento demográfico del Perú era alta cuando en realidad apenas alcanzaba al 1.3%, una de las más bajas de la región latinoamericana. En mérito a sus puntos de vista neomalthusianos fue el primer Presidente del Centro de Estudios sobre Población y Desarrollo (CEPD) creado por D.S. Nro. 244, el 04 de diciembre de 1964.

En la creación del CEPD, tuvo destacada participación el Dr. Javier Arias Stella, Ministro de Salud del Primer Gobierno del Presidente Belaúnde; y el actual Director del Instituto Peruano de Seguridad Social, Dr. Frank Griffiths Escardó.
El CEPD, fue creado para estudiar “las interrelaciones entre las variables demográficas y el desarrollo económico” sin embargo todas sus investigaciones y actividades estuvieron orientadas a justificar y a difundir las teorías sobre planificación familiar así como a recoger datos sobre “ conocimientos, actitudes y práctica de la anticoncepción”. Al respecto, conviene agregar que el CEPD fue subvencionado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), la Fundación Ford, la Federación Internacional de Paternidad Planeada ( IPPF), y el Population Council de Nueva York.

En diciembre de 1965, el CEPD en su línea de trabajo, organizó el Primer Seminario sobre Población y Desarrollo, en el cual el actual Presidente Belaúnde expresó, parafraseando a los nemalthusianos, los siguiente: "La explosión demográfica es un hecho; es una curva ascendente que se remonta desde tiempos `pasados la cual está acentuada por un aumento en la tasa de natalidad y un descenso en la tasa de mortalidad debido al progreso de la ciencia médica..” (Donayre;59).


En 1966, se fundió el movimiento Familiar Cristiano (MFC) por acción del Dr. Joseph Kerrins, de origen norteamericano. Desde un comienzo su objetivo estuvo centrado en acciones de planificación familiar como fue el estudio de la regulación de la fertilidad Posteriormente, basada en estas “investigaciones”, el MFC, estableció el uso de las píldoras antiovulantes, durante dos años post- parto, en mujeres casadas que participaban en sus programas de planificación familiar (Clinton: 20) Conviene aclarar que el MFC es una organización de cristianos católicos y que en 1973 además de su oficina central, en el centro de Lima, tenía 14 oficinas filiales de diferentes “Pueblos Jóvenes” de la Capital.

Un año antes, en 1965, se inició el Primer Programa de Planificación Fmiliar en la Ex –hacienda, con el decidido apoyo del propietario de la hacienda Fernándo Graña Elizalde, la USAID y la transnacional Shering Pharmaceutical Company.


Con el “Éxito” de la clínica de Huando, los neomalthusianos peruanos y el apoyo , de las entidades mencionadas, fundaron el Instituto Marcelino (IM), que según diversos informes preparados por Richard Clinton, Charles Sander, y otros entre 1970 y 1974, es: “la más grande clínica especializada en Planificación Familiar en el Perú”. La clínica está ubicado en Barrios Altos a una cuadra del Hospital de Maternidad de Lima y contó con la subvención de la USAID, la Shering, y a partir de 1970 con el apoyo de la Asociación Peruana

de Planificación Familiar (APPF), filial de la IPPF/RHO. Las cantidades giradas hasta la fecha se desconocen pero según, el Dr. Alfaro y el Sr. Cliford Belcher, citado pro Clinton, la APPF, recibió en 1969 30 mil US$ y 16,000 US$ en 1970. En la actualidad la APPF se ha convertido en el Instituto Peruano de Paternidad Responsable, cuyo Director Ejecutivo es el Dr. Ramos Zambrano.


Después de 3 años de vergüenza profesional , la APPF, reorganizó sus cuadros directivos y a partir de 1970, en que pasó a depender de La IPPF/RHO. “Implementó sus oficinas administrativas y empezó a consolidar el apoyo a diversas clínicas de planificación familiar ya establecidas, tanto en el área de la gran Lima como en las ciudades de Ica, Huancayo y Chimbote. Para fines de 1972,la APPF había asumido parte de la responsabilidad financiera del Instituto Marcelino y atendía más de 7,000 usuarios regulares de anticonceptivos a través de 11 centros de Protección Familiar 8 en el área de Lima Metropolitana y 3 en las ciudades de provincia mencionadas” (Clinton: 21)
La APPF, al igual que la CEPD, y el MFC, centró su objetivo en la Planificación Familiar, tratando de despistar la imagen neomalthusiana que en realidad abrigaban.

Antes de terminar el régimen belaundista, en julio de 1968, se había formulado un ambicioso programa de planificación familiar que consistía en incorporar los planes de “paternidad responsable” a los programas de Salud- Materno- Infantil, del Ministerio de Salud.

El golpe de Estado del 03 de octubre de 1968, dentro de su línea reformista, social-demócrata, congeló dicho programa así como otras políticas favorables a nos intereses de las grandes transnacionales. Lamentablemente 12 años después. Esto a partir de julio de 1980 los neomalthusianos han encontrado en el Presidente Belaúnde su mejor promotor ,y el proyecto de 1968, ha sido ejecutado ampliamente sin ninguna observación, como veremos más adelante.

Desde Octubre de 1968 hasta julio de 1980, las actividades de la Planificación familiar siguieron ejecutándose pero con ciertas restricciones, especialmente durante la primera fase. En efecto el General Velasco Alvarado se caracterizó por su rechazo a toda política poblacional controlista, sin embargo permitió que la APPF y otras instituciones conexas, ya mencionadas ejecutaran sus programas de planificación familiar , de manera disimulada.


Durante la segunda fase del Gobierno Militar , el General Bermúdez (1976-80) , cedió a las presiones del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la IPPF y se formuló en 1976, los lineamientos de Política de Población del Perú, aprobado por D.S. Nro. 00625-76-SA el 03 de setiembre de 1976. En base a esta ley de población se creó en 1977, la Dirección de Salud y Población en el Ministerio de Essalud y población, cuya meta era aplicar la planificación familiar a 150,000 mujeres en edad fértil de 15-49 años, en dos años (1978-79) lo que ha sido denominado por el Dr. Agüero como el Programa de “Control de la natalidad masivo en el Perú” (Agüero:6)
En 1979, luego del fracaso del programa mencionado, se creó la Dirección General de Salud Materno- Infantil y Población en reemplazo de la Dirección de Salud y Población, mediante R. M. Nro. 0004-79-SA/DS. Este nuevo organismo dependiente del Ministerio de Salud, se encargó de ejecutar el Programa de Salud Materno- Infantil y Población conocido por la Oficina Panamericana de Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “Proyecto Perú 1301”(Agüero:7).

Otro organismo que coadyuvó la implementación de la planificación familiar antes del segundo régimen del Presidente Belaúnde fue el Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS), creado por DL. Nro. 22365, el 28 de noviembre de 1978.


Con el advenimiento del Gobierno constitucional, formalmente democrático, en julio de 1980, los neomalthusianos no podían haber encontrado un terreno más propicio par el desarrollo de sus actividades. En efecto en el Gobierno del Arq. Belaúnde se consolida los “vastos programas de control masivo o indiscriminado de la población”. Para tal efecto se creó el Concejo Nacional de Población por D.S .Nro.049-80-PCM, se aprobó el Manual de Normas de Planificación Familiar por R.M. NRO. 0177-80-SA/DS, el 29 de diciembre de l980; en Abril de 1981, el Ministerio de Salud se reestructura por DL-Nro. 70, mediante el cual desaparece la Dirección General de Salud Materno- Infantil y Población con el propósito de que la política de salud y población fuera extensiva a todo el sector Salud.
El Consejo Nacional de Población, que no pudieron crear durante el Gobierno de los militares, por temor a las críticas de la oposición , y al cierto convencimiento de que no era necesaria una política agresiva de planificación familiar, se creó en 1980. Como lo señala un funcionario del mismo, el Consejo Nacional de Poblaciones: “Una organización multisectorial que depende de la Oficina del Primer Ministro. El CNP está a encargado de la promoción, coordinación y evaluación de la política poblacional...”Más adelante expresa que: “Las actividades de Planificación Familiar tienen alta prioridad entre las actividades del CNP, el cual trabaja en esta área en estrecha coordinación con el Ministerio de Salud, el Instituto Peruano de Seguridad Social y diversas instituciones del sector Privado”( Sobrevilla:4).
Las normas de Planificación Familiar es el instrumento, la herramienta que ha a permitido la ejecución de vastos programas de planificación familiar a nivel nacional, en forma masiva, desde 1981 a la actualidad. Según el numeral 1.1,2. “El programa (de planificación familiar) será desarrollado a nivel nacional y dirigido a satisfacer las necesidades de atención en Planificación Familiar , del total de la población de mujeres en edad fértil”. El numeral 1.1.4. señala : “La población susceptible para actividades de Planificación Familiar son las mujeres en edad fértil (de 15-49) las que contituyen el 23.3% de la población total (año 1981)”, lo que equivale decir 3’968,274 mujeres. El numeral siguiente aclara que: “El Programa se desarrollará tomando como sujeto de programación al 66.8% de las mujeres en edad fértil....” esto es en cifras absolutas 2’650,807 mujeres.
El numeral 1.1.7. señala que: “La cobertura de atención de Planificación Familiar inicialmente debe beneficiar como mínimo al 10% de las mujeres en edad fértil”, esto es, 396,827 mujeres.

De acuerdo a estas normas se puede inferir que durante el primer año de aplicación de estas normas, es decir en 1981, el número de aceptantes y usuarios debe haber sido como mínimo de 396,827 mujeres en edad fértil. En 1982 debe haberse duplicado. En 1983 y 84 debe haberse incrementando considerablemente, no sabemos si al triple o cuadruple del año 1981. Sea cual fuere el dato exacto lo que importa y lo que realmente preocupa es ver cómo se dilapidan los dineros del Estado o mejor dicho del pueblo, en programas sumamente nocivos múltiples, como veremos después. Lo paradójico, y por ello indignante, es que el Ministerio no tenga medicamentos, ni siquiera una mejoral, una ampicilina, pero sí preservativos, píldoras, espermaticidas, diafragmas, DIU, etc.


La farsa de la planificación familiar, entendida como un programa de atención prioritaria de la salud de la madre y el niño, cada día queda al descubierto.


Compartir con tus amigos:
1   ...   33   34   35   36   37   38   39   40   ...   77


La base de datos está protegida por derechos de autor ©odont.info 2019
enviar mensaje

    Página principal